Translate | Traducir

dijous, 1 d’octubre de 2015

'The New York Times’ ve "confusión" en Catalunya

The Next Move for Catalans [Editorial del NYT]
Long denied a referendum on independence akin to those held in Scotland or Quebec, Catalan separatists proclaimed that Sunday’s elections to the regional parliament would be a de facto plebiscite on secession from Spain. The result, however, has only further muddled the issue.

Separatist parties did win a majority of seats, but they failed to win a majority of votes, which would have been required in a referendum. That does not amount to a mandate to create a new nation. Still, the vote tells the conservative government of Prime Minister Mariano Rajoy that it had better start heeding the Catalans.

Like Scottish and Quebec separatists, Catalan separatists are convinced that their prosperous region would be better off on its own. This is far from certain, especially since membership in a European Union already facing major challenges to its unity is hardly guaranteed, and there also is no certainty that the European Central Bank would continue to fund Catalan banks hit by the euro debt crisis. When given a clear choice on whether to go it alone, both the Scots and the Quebecers pulled back — the Scots a year ago, the Quebecers in 1980 and again in 1995.

The Catalans, however, have not been able to make a choice. Spain’s Constitution enshrines “indissoluble unity,” and Mr. Rajoy has used this to block any discussion of self-determination for Catalonia. Denied a referendum, the separatists’ leader, Artur Mas, had pledged to start a process toward independence if his party won this election. But his “Together for Yes” coalition failed to win a majority of seats, and will have to join forces with a far-left separatist party that is opposed to Mr. Mas’s leadership to form a majority in the regional parliament. Even together, the separatist parties polled only 47.9 percent of the vote.

The result does not empower the separatists to unilaterally break with Spain. But denying the Catalans have any choice in the matter is certain only to deepen their nationalist feelings. The best course for now is for the separatists to use their strength to seek more control over their affairs from Madrid. Mr. Rajoy should recognize that even within the constraints of the Spanish Constitution, there is plenty of room for discussion on how to accommodate Catalan yearnings.

Mas pidió al juez declarar por el 9-N once días antes del 27-S

La teoría de la conspiración que el nacionalismo ha hecho planear sobre la imputación del presidente de la Generalitat, Artur Mas, inmediatamente después de las elecciones tiene una explicación mucho menos romántica. Durante la pasada campaña electoral, sus propios abogados pidieron al Tribunal Superior de Justícia de Cataluña (TSJC) que adelantara la citación del president a la de varios testigos que estaban previstos, ya que de esta forma se «hacía valer el derecho de defensa», según ellos, de los imputados.

Sobre su inculpación, Mas presumió ayer de haber sido «democráticamente rebelde ante el Estado por poner las urnas», aunque negó haber cometido un delito de desobediencia. Además, dijo que las querellas por el 9-N «están superadas desde el punto de vista político» por la movilización del 27-S.

Esta petición de comparecer del propio Artur Mas chocaría con el argumento de que se trataría de una decisión ajena al proceso judicial. En este sentido, el portavoz de Convergència en el Congreso, Pere Macias, apuntó que la citación de Mas respondía a una persecución política para descabalgar al ganador de las elecciones del 27 de septiembre, mientras que el coordinador general de la formación, Josep Rull, afirmó que su imputación afecta «a la dignidad de todo un país». Incluso Mas en persona aseguró ayer en una entrevista a Catalunya Ràdio que no tiene «ni vocación de mártir ni de héroe», sino que es un «modesto servidor» que acudirá a declarar el 15 de octubre tras participar en el homenaje al ex presidente Lluís Companys, fusilado ese día hará 75 años. Seguir leyendo...

Fòrum Barcelona falseó sus cuentas para financiar a Convergència

La segunda fundación de Convergència Democràtica de Catalunya, Fòrum Barcelona (FFB), recibió un total de 3,68 millones de euros de empresas privadas entre 2007 y 2013, de los que 2,2 millones fueron canalizados hacia el partido y su fundación oficial, CatDem, investigados por la Fiscalía Anticorrupción por el cobro de comisiones ilegales a cambio de obra pública. Pese a que la misión de FFB era ser “un espacio abierto de participación al servicio de la sociedad civil” con el “objetivo de analizar problemas urbanos”, dedicó a ello una mínima parte de sus recursos entre 2007 y 2013. En sus cuentas, sin embargo, asegura que destinó a fines fundacionales el 80% de los ingresos al incluir en esta partida las ayudas a CatDem y trabajos pagados al partido que el Tribunal de Cuentas considera que no están acreditados. Seguir leyendo...

Artur Mas, rebelde en la democracia y sumiso en la dictadura

Con 40 años de retraso, Artur Mas ha logrado ser al fin un "rebelde democrático". No lo fue cuando tocaba serlo, cuando estudiaba Económicas en Barcelona en la década de los años setenta del siglo pasado. En aquél entonces, era un niño bien que estudiaba y no hacía política. No ejercía ni ejerció nunca, que se sepa, de 'rebelde democrático' contra la dictadura. Al parecer, se oponía a Franco en la intimidad, cómo muchos de los que luego entraron en masa en el partido de Pujol.

Ahora, a sus casi 60 años, Mas descubre que tiene un corazoncito rebelde, más a la izquierda de lo que nunca pensó e incluso pudorosamente antisistema. Un corazoncito de niño mimado y consentido que se enfada con el mundo cuando no puede hacer lo que le da la gana.

Por si no lo sabía, estimat president, la democracia nació precisamente para limitar el poder de la mayoría. Para que ningún presidente pueda hacer desde el gobierno lo que le dé la gana. Esa es la paradoja de la democracia. Obtener la mayoría solo da derecho a gobernar dentro de las reglas del juego establecidas, que a su vez solo pueden cambiarse con mayorías muy cualificadas. El voto, que no es otra cosa que la legalidad aritmética de la fuerza bruta, no tiene legitimidad para cambiar la legalidad democrática de los derechos y las libertades fundamentales.

En 1978, Cataluña tuvo un gran protagonismo en la redacción de la Constitución. De los 7 ponentes constitucionales, dos eran catalanes: Miquel Roca i Junyent (li sona, president?) y Jordi Solé Tura. Ese gran acuerdo político y jurídico fue ratificado por el pueblo catalán con el 90,46% de los votos. Cualquier cambio posterior de ese texto constitucional debe ser abordado, negociado, aprobado o rechazado, según las reglas del juego adoptadas libremente por todos los ciudadanos de España.

Pero en Cataluña, un día decidieron que éramos soberanos y que, en consecuencia, no estábamos obligados a cumplir ni las leyes, ni los compromisos constitucionales, ni las resoluciones de los tribunales. Esa quiebra de la legalidad la inició Pascual Maragall con el segundo Estatut, que pretendió imponer unilateralmamente un cambio constitucional de facto. Como era lógico, el Tribunal Constitucional, con mejor o peor acierto, puso las cosas en su sitio. Lo que ya no fue tan lógico es que la mayoría de partidos catalanes se sumasen al desacato promovido por las organizaciones nacionalistas e independentistas.

Ahí empezó la ola que se ha convertido en la marea soberanista que ha sumergido gran parte de la sociedad catalana. Una marea, estimat president, que amenazó con arrastrarte. Y cómo no podías dominarla decidiste, como el buen oportunista sin principios que eres, sumarte a ella y encabezarla desde la presidencia de la Generalitat para intentar salvar cargo y hacienda.

Y en esas estamos. Un burgués conservador que se rebela contra la legalidad democrática en nombre de la legalidad aritmética. Ese nuevo paradigma que reduce la democracia al voto y en el que la izquierda radical, el populismo o el comunismo libertario camuflan lo que antes llamaban la dictadura del proletariado y que no era otra cosa que la dictadura del partido que se había cargado la democracia. La de verdad.


La Tercera Guerra Mundial podría haber comenzado hoy [L'Obs]

On a appris, ce 30 septembre, deux nouvelles apparemment peu graves mais qui, combinées, pourraient être la double étincelle d'une déflagration que beaucoup redoutent depuis quelque temps. De quoi s'agit-il ?

1 Iran-Arabie, le ton monte très vite

D'abord, l'Arabie saoudite aurait arraisonné aujourd'hui deux navires battant pavillon de son ennemi intime, l'Iran. Les bateaux étaient, semble-t-il, remplis d'armes à destination des rebelles outhistes du Yémen que Riyad combat militairement. Cet arraisonnement est à l'évidence un acte hostile, si ce n'est de guerre.

2 Poutine est entré en guerre en Syrie

Ce n'est pas tout. Ce mercredi 30 septembre, Vladimir Poutine a fait voter par son parlement fantoche une loi l'autorisant à mener une opération armée en Syrie. Son aviation a déjà commencé à bombarder à Homs. Or, on sait que, sur le terrain, les Russes seront alliés au régime de Bachar et, surtout, aux Iraniens. Tandis qu'en face, Occidentaux et pays sunnites du Golfe mènent leurs propres opérations. Seguir leyendo...

Putin toma el mando del liderazgo mundial