Translate | Traducir

dissabte, 31 de desembre de 2016

10 artículos imprescindibles de 2016 sobre el clima
by Judith Curry















Lo que decían medios y científicos hace 40 años sobre el futuro del clima

"Períodos cálidos como el nuestro duran sólo 10.000 años, pero este ha durado ya 12.000. Así que si el ritmo es correcto, estamos a punto para un regreso del hielo", dijo Smith en su comentario del 18 de enero de 1977, en el telediario de la noche de la cadena ABC.

Se refirió a "expertos como Reid Bryson" que basan sus preocupaciones por el enfriamiento en los registros de temperaturas cada vez más frías en las Grandes Llanuras y en otros lugares y  a la "retirada de los armadillos desde Nebraska hacia el suroeste y México". Bryson argumentó que el retorno a una edad de hielo había comenzado en 1945.


divendres, 30 de desembre de 2016

La inmensa mayoría de europeos quiere seguir en la UE

La sacudida del Brexit ha removido parcialmente la percepción de los ciudadanos europeos. Ha reforzado los deseos de permanencia en la Unión de las principales potencias del Viejo Continente, incluso en los países ya de suyo más proeuropeos, España e Irlanda. E incluso en el Reino Unido la voluntad de mantener los lazos con Bruselas gana con holgura a los que prefieren la desconexión, la posición que venció en el referéndum del pasado junio por escaso margen, por el 51,9% de los votos.

Son las principales conclusiones que se desprenden de la encuesta del Instituto DYM conjuntamente con Worldwide Independent Network of Market Research / Gallup International Association (WIN/GIA), en la que analizan el sentimiento europeísta y la pertenencia hacia Europa, sobre la base de 14.000 entrevistas, 1.000 de ellas en España, realizadas entre el 28 de octubre y el 6 de noviembre. Los datos forman parte, pues, del estudio End of Year (EoY) impulsado por Gallup y que contabiliza ya 40 ediciones anuales.

En España, si mañana hubiera un referéndum en el que se preguntara si el país debe quedarse en la Unión Europea o abandonarla, el 80% apostaría por la primera opción. Un apoyo abrumador. Solo un 20% preferiría salir del club. En el promedio de la UE, el 64% respaldaría la permanencia, por un 36% que optaría por la marcha. Eso quiere decir que mientras que en nuestro país la diferencia entre los partidarios de seguir en la Unión y los defensores del abandono es de 60 puntos, en el total del Viejo Continente la ventaja es más pequeña, de 28 puntos. La permanencia en España se impondría de forma rotundísima, aunque también en el conjunto de Europa.
Más...

'El foco constante del mundo sobre el conflicto palestino-israelí es una injusticia para decenas de millones de víctimas de la tiranía y el terrorismo en Oriente Medio'



Discurso del embajador de Israel Ron Prosorl en la Asamblea General de la ONU, 24 de noviembre de 2014

Sr. Presidente,

Me pongo de pie frente al mundo como orgulloso representante del estado de Israel y del pueblo judío. Con la cabeza en alto, me presento ante Uds. sabiendo que la verdad y la moralidad están de mi lado. Y sin embargo, me presento hoy sabiendo que en esta Asamblea la verdad será pervertida y no se tendrá en cuenta la moralidad.

El hecho es que cuando miembros de la comunidad internacional hablan del conflicto israelí-palestino, una niebla desciende para nublar toda claridad lógica y moral. El resultado no es realpolitik, sino surrealpolitik.

El foco constante del mundo sobre el conflicto israelí-palestino es una injusticia para decenas de millones de víctimas de tiranía y terrorismo en Oriente Medio. Mientras hablamos, yazidíes, bahai, kurdos, cristianos y musulmanes, son ejecutados y expulsados por extremistas radicales a un ritmo de 1.000 personas al mes.

¿Cuántas resoluciones pasaron Uds. la semana pasada para combatir esta crisis? ¿Y, cuántas sesiones especiales convocaron? La respuesta es: Cero. ¿Qué dice esto de la preocupación internacional por la vida humana?

No mucho; pero habla a raudales de la hipocresía de la comunidad internacional.

Me pongo de pie ante Uds. para hablar de la verdad. De los 300 millones de árabes en Oriente Medio y África del Norte, menos del 0,5 % son realmente libres… Y todos son ciudadanos de Israel.

Los árabes israelíes forman parte de los árabes más educados del mundo Son nuestros destacados médicos y cirujanos, son elegidos en nuestro Parlamento, y sirven como jueces en nuestra Corte Suprema. Millones de hombres y mujeres en Oriente Medio gustarían de tener estas oportunidades y libertades.

No obstante, nación tras nación se parará en este podio hoy y criticará a Israel, la pequeña isla de democracia en una región plagada de tiranía y opresión.

Nuestro conflicto nunca ha sido sobre el establecimiento de un estado palestino, siempre ha sido sobre la existencia del estado judío.

Hace 67 años esta semana, el 29 de Noviembre de 1947, las Naciones Unidas votaron la partición de la tierra para formar un estado judío y uno árabe. Sencillo. Los judíos dijeron sí. Los árabes dijeron no. Pero no sólo dijeron eso, Egipto, Jordania, Siria, Irak, Arabia Saudita, y Líbano lanzaron una guerra de aniquilación contra nuestro estado recién nacido.

Esta es la verdad histórica que los árabes tratan de distorsionar. El error histórico de los árabes continúa sintiéndose: en vidas perdidas en la guerra, en vidas perdidas en terrorismo, en vidas marcadas por los estrechos intereses políticos de los árabes.

Según las Naciones Unidas, 700.000 palestinos fueron desplazados en la guerra iniciada por los propios árabes. Al mismo tiempo, unos 850.000 judíos se vieron obligados a huir de los países árabes.

¿Cómo es que, 67 años después, el desplazamiento de los judíos ha sido olvidado completamente por esta institución mientras que el desplazamiento de los palestinos es sujeto de debate anual?

La diferencia es que Israel hizo todo lo posible por integrar a los refugiados judíos en la sociedad. Los árabes hicieron exactamente lo contrario.

La peor de las opresiones del pueblo palestino ocurre en las naciones árabes. En la mayoría del Mundo árabe, se niega a los palestinos la ciudadanía y son discriminados agresivamente. Se les prohíbe poseer tierras y se les impide tener ciertas profesiones.

Y aún así ninguno —ni siquiera uno— de estos crímenes son mencionados en vuestras resoluciones.

Si de verdad se preocuparan por la situación del pueblo palestino, habría al menos una, tan sólo una, resolución dirigida a los miles de palestinos asesinados en Siria. Y si de verdad estuvieran preocupados por los palestinos, habría por lo menos una resolución para denunciar el trato a los palestinos en los campos de refugiados de Líbano.

Pero no la hay. La razón es que el debate de hoy no es hablar en pro de la paz o en pro del pueblo palestino, es hablar en contra de Israel. Es nada más y nada menos que un festival de odio y vapuleo en de contra Israel.

Las naciones europeas aseguran representar la Liberté, Égalité, Fraternité ‘Libertad, Igualdad, Fraternidad’, pero nada está más lejos de la verdad.

A menudo oigo a dirigentes europeos proclamar que Israel tiene el derecho de existir dentro de fronteras seguras. Es muy bonito. Pero debo decir que tiene el mismo sentido que yo proclame aquí y ahora el derecho de existir de Suecia dentro de fronteras seguras.

Cuando se trata de seguridad, Israel aprendió de la peor manera que no podemos contar con los demás, y ciertamente no con Europa.

En 1973, en la Guerra de Iom Kipur —el día más sagrado del calendario judío— las naciones árabes colindantes lanzaron un ataque contra Israel.

Durante las horas que precedieron la guerra, Golda Meir, nuestra Primera Ministro entonces, tomo la difícil decisión de no lanzar un ataque preventivo. El gobierno israelí entendió que si nosotros lanzábamos un ataque preventivo, perderíamos el apoyo de la comunidad internacional.

Mientras los ejércitos de los estados árabes avanzaban en todos los frentes, la situación en Israel se tornaba cada vez más complicada. Nuestras bajas aumentaban y las municiones y armas disminuían peligrosamente.

En aquel momento de necesidad, el Presidente Nixon y el Secretario de Estado Henry Kissinger, aceptaron enviar aviones Galaxy llenos de tanques y municiones para reabastecer a nuestras tropas. El único problema era que los aviones Galaxy necesitaban reabastecerse de combustible en la ruta hacia Israel.

Los estados árabes se acercaban y nuestra existencia era amenazada, y aún así, Europa ni siquiera quería dejar que los aviones se reabastecieran de combustible. Los Estados Unidos, una vez más, dieron un paso al frente y negociaron para que se les permitiera repostar en las islas Azores.

El gobierno y el pueblo de Israel jamás olvidaran que, cuando nuestra misma existencia estaba en juego, solo un país vino en nuestra ayuda, los Estados Unidos de Norteamérica.

Israel está cansado de promesas huecas de los dirigentes europeos. El pueblo judío tiene una larga memoria. Nosotros nunca olvidaremos que ustedes nos fallaron en 1940. Nos fallaron en 1973. Y nos están fallando hoy.

Cada parlamento europeo que votó prematura y unilateralmente para reconocer un estado palestino está dando a los palestinos justo lo que quieren, un estado sin paz. Al ponerles un estado en bandeja de plata, ustedes están recompensando las acciones unilaterales y eliminando cualquier incentivo para que los palestinos lleguen a negociar o a comprometerse o a renunciar a la violencia. Están enviando el mensaje de que la Autoridad Palestina puede sentarse en un gobierno con terroristas e incitar a la violencia contra Israel sin pagar ningún precio.

El primer miembro de la UE en reconocer un estado palestino oficialmente fue Suecia. Uno se pregunta por qué el gobierno sueco tiene tanta prisa en tomar esta medida. Cuando se trata de otros conflictos en nuestra región, el gobierno sueco llama a negociaciones directas entre las partes, pero a los palestinos, ¡Sorpresa, Sorpresa! Les colocan la alfombra roja…

La Secretaria de Estado, Söder, puede pensar que está aquí para celebrar el presunto “reconocimiento histórico” que hizo su gobierno, cuando en realidad, no es más que un error histórico.

El gobierno sueco puede albergar la ceremonia del Premio Nobel, pero no hay nada noble en su cínica campaña política para tranquilizar a los árabes con el fin de obtener un asiento en el Consejo de Seguridad. Las Naciones del Consejo de Seguridad debieran tener juicio, sensatez y sensibilidad. Pues bien, el gobierno sueco no ha demostrado tener ni juicio, ni sensatez ni sensibilidad. Sólo disparates.

Israel aprendió de mala manera que escuchar a la comunidad internacional puede traer consecuencias devastadoras. En 2005, desmantelamos unilateralmente cada poblado y retiramos hasta el último ciudadano israelí de Gaza. ¿Nos condujo esto más cerca de la paz? En absoluto. En cambio, preparó el camino para que Irán mandara a sus delegados terroristas a establecer una fortaleza de terror a la puerta de nuestra casa.

Les puedo asegurar que no vamos a cometer el mismo error otra vez. Cuando se trata de nuestra seguridad, no podemos y no confiaremos en otros, Israel debe ser capaz de defenderse por sí solo.

El Estado de Israel es la tierra de nuestros ancestros: Abraham, Itzjak, y Iaakov. Es la tierra donde Moshé condujo al pueblo judío, donde David construyó su palacio, donde Shlomó construyo el Templo, y donde Isaías tuvo la visión de una paz eterna.

Durante miles de años, los judíos han vivido continuamente en la tierra de Israel. Sobrevivimos el auge y la caída de los imperios asirios, babilonios, griegos y romanos. Y sobrevivimos a través de miles de años de persecución, expulsión y cruzadas. La relación ente el pueblo judío y la tierra de Israel es inquebrantable.

Nada puede cambiar una simple verdad: Israel es nuestro hogar y Jerusalem es nuestra capital eterna.

Al mismo tiempo, reconocemos que Jerusalem tiene un significado especial para otros credos. Bajo la soberanía israelí, todas las personas, y lo voy a repetir, todas las personas, sin tener en cuenta su religión o nacionalidad, pueden visitar los lugares sagrados de la ciudad. Y pretendemos que siga así. Los únicos que intentan cambiar el estatus quo del Monte del Templo son los dirigentes palestinos.

El presidente Abbas le dice a su gente que los judíos contaminan el Monte del Templo. Él pidió días de rabia e instó a los palestinos a impedir que los judíos visiten el monte del Templo, utilizando, y cito: “todos los medios” necesarios. Estas palabras son tanto irresponsables como inaceptables.

No necesitas ser católico para visitar el Vaticano, no necesitas ser judío para visitar el Muro Occidental, pero algunos palestinos querrían ver el día en que solo los musulmanes puedan visitar el Monte del Templo.

Ustedes, la comunidad internacional, están tendiendo una mano a los extremistas y a los fanáticos. Ustedes que predican tolerancia y libertad religiosa, debieran estar avergonzados. Israel nunca va a permitir esto. Nosotros nos aseguraremos de que los lugares sagrados estén abiertos a todas las personas de todos los credos para siempre.

Nadie quiere la paz más que Israel. Nadie necesita explicar la importancia de la paz para los padres que han enviado a sus hijos a defender nuestro hogar. Nadie conoce los riesgos del éxito o del fracaso mejor que nosotros, los israelíes. El pueblo de Israel ha derramado demasiadas lágrimas y enterrado demasiados hijos e hijas.

Estamos preparados para la paz, pero no somos ingenuos. La seguridad de Israel es primordial. Sólo un Israel seguro y fuerte puede dar paso a una paz completa.

El mes pasado debiera dejar en claro que Israel tiene necesidades inmediatas y urgentes en términos de seguridad. En estas últimas semanas, los terroristas palestinos han apuñalado y disparado a nuestros ciudadanos y han lanzado dos veces sus coches contra los peatones. Hace pocos días, terroristas con cuchillos y una pistola atacaron salvajemente a judíos que rezaban sus plegarias matutinas. Hemos llegado al punto donde ni siquiera los israelíes pueden encontrar un santuario contra el terrorismo dentro de una sinagoga.

Estos ataques no salieron de la nada. Son el resultado de años de adoctrinamiento e incitación. Un proverbio judío enseña: “Tanto la vida como la muerte están en poder de la lengua”

Como judío y como israelí, sé con total convicción que cuando nuestros enemigos dicen que nos quieren atacar, es verdad.

El acta genocida de Hamás llama a la destrucción total de Israel y al asesinato de los judíos por todo el mundo. Durante años Hamás y otros grupos terroristas han planeado ataques suicidas, lanzado misiles a nuestras ciudades y enviado terroristas a secuestrar y asesinar a nuestros ciudadanos.

¿Y qué dice la Autoridad Palestina? Dirige una campaña sistemática de incitación. En las escuelas, los niños aprenden que “Palestina” va desde el Río Jordán hasta el Mediterráneo. En las mezquitas, los dirigentes religiosos difunden injurias feroces acusando a los judíos de destruir los lugares sagrados musulmanes. En los estadios de deporte, nombran a los equipos con los nombres de los terroristas. Y en los periódicos, caricaturas instan a los palestinos a cometer ataques terroristas contra israelíes.

Los niños en la mayor parte del mundo crecen viendo los dibujos animados de Mickey Mouse, bailando y cantando. Los niños Palestinos crecen también viendo a Mickey Mouse, pero en la televisión palestina, una figura perversa disfrazada de Mickey Mouse baila con una cinturón explosivo y canta: “Muerte a América y muerte a los judíos”.

Los desafío hoy aquí a hacer algo constructivo de una buena vez. Denuncien públicamente la violencia, denuncien la incitación y denuncien la cultura del odio.

La mayoría de la gente cree que en su núcleo, el conflicto es una batalla entre judíos y árabes o israelíes y palestinos. Están equivocados. La batalla que estamos presenciando es una batalla entre aquellos que santifican la vida y aquellos que celebran la muerte.

Tras el salvaje ataque en la sinagoga de Jerusalem, las celebraciones irrumpieron en pueblos y ciudades palestinas. La gente bailaba en la calle y distribuían dulces; jóvenes posaban con cuchillos, altavoces en mezquitas enviaban mensajes de felicitaciones y los terroristas eran aplaudidos como “mártires y héroes”.

Esta no es la primera vez que vemos a los palestinos celebrar el asesinato de civiles inocentes. Los hemos visto regocijarse tras cada ataque terrorista sobre civiles israelíes y hasta salieron a la calle para celebrar el ataque del 11 de Septiembre al World Trade Center justo aquí, en Nueva York.

Imaginen el tipo de estado que esta sociedad podría producir. ¿Oriente Medio realmente necesita otra “terrorcracia”? Algunos miembros de la comunidad internacional están ayudando y alentando su creación.

Cuando veníamos a las Naciones Unidas, pasamos al lado de las 193 banderas de los estados miembros. Si uno se toma el tiempo de contar, descubrirá que hay 15 banderas con una media luna y 25 con una cruz. Y hay una sola bandera con una Estrella de David. En medio de todas las naciones del mundo, hay un estado, sólo un pequeño estado nación para el pueblo judío.

Y para algunos, esto es demasiado.

Mientras estoy de pie aquí ante Uds., recuerdo todos los años en que el pueblo judío pago con sangre la ignorancia y la indiferencia del mundo. Estos días ya no existirán más.

Nunca nos disculparemos por ser un pueblo libre e independiente en nuestro estado soberano. Y no nos disculparemos nunca por defendernos.

A las naciones que siguen permitiendo que el prejuicio prevalezca sobre la verdad, les digo J’accuse ‘Yo Acuso’.

Les acuso de hipocresía. Les acuso de duplicidad.

Les acuso de prestar legitimidad a aquellos que buscan destruir nuestro Estado

Les acuso de hablar del derecho de Israel a la autodefensa en teoría, pero a negárselo en la práctica.

Y les acuso de pedir concesiones a Israel sin pedir nada a los palestinos.

Frente a estas ofensas, el veredicto es evidente: No están ustedes a favor de la paz y no están ustedes a favor del pueblo palestino. Ustedes están simplemente en contra de Israel.

Los miembros de la comunidad internacional deben elegir.

Pueden reconocer a Israel como el estado nación del pueblo judío, o permitir a los dirigentes palestinos negar nuestra historia sin consecuencia.

Pueden públicamente proclamar que el llamado “derecho al retorno” no es negociable, o pueden dejar que esta reivindicación sea el mayor obstáculo para cualquier acuerdo de paz.

Pueden trabajar para acabar con la incitación palestina, o quedarse de brazos cruzados mientras el odio y el extremismo se instala en las generaciones venideras.

Pueden prematuramente reconocer un estado palestino, o pueden alentar a la AP a que rompa su pacto con Hamás y vuelva a negociaciones directas.

La elección es suya. Pueden guiar a los palestinos fuera del sendero o construir el camino para una paz real y duradera.

Gracias Sr. Presidente.


La historia del certificado de nacimiento de Obama es aún más increíble de lo que parece


La delirante historia sobre el lugar de nacimiento de Obama no la empezaron los republicanos, ni la ultraderecha americana. Por el contrario, la crearon y difundieron los llamados birthers, un grupo de fanáticos seguidores de Hillary Clinton cuando se hizo evidente que iba a perder la nominación demócrata frente a Obama. Puede parecer mentira, pero es verdad.

Como es verdad también que la teoría fue retomada por grupos conservadores cuando el candidato republicano John McCain empezó a estar por detrás de Obama en las encuestas. Una de las cabezas visibles de ese grupo conservador era Donald Trump, que siguió insistiendo en el tema hasta que en abril de 2011 retó públicamente a Obama a mostrar su certificado de nacimiento.

La Casa Blanca recogió el guante y, en ese mismo mes de abril, publicó en su web el certificado de nacimiento de Barack Obama. Sin embargo, el documento colgado en la red fue impugnado como una falsificación. Según algunos, los abogados de Obama admitieron la falsificación ante el juez. Según Snopes, los abogados del Presidente nunca admitieron eso, tan solo que el documento no sería utilizado como evidencia en el caso.

Entre las consecuencias que se derivaron de ello hubo una que duraría hasta hoy. El polémico Sheriff del Condado de Maricopa, Joe Arpaio, inició por su cuenta y riesgo una investigación oficial sobre la autenticidad o no del certificado publicado en la web de la Casa Blanca. El resultado de la investigación preliminar fue que el documento había sido alterado.

A demanda del Tea Party, Arpaio siguió la investigación durante 5 años que concluyó, hace tan solo unos días, reiterando que el documento había sido falsificado. Según Arpaio, eso no quiere decir que Obama no hubiese nacido en Estados Unidos sino que se cometió un delito al publicar oficialmente un documento manipulado.

Surrealista.

dijous, 29 de desembre de 2016

El independentismo perdería hoy el referéndum y probablemente también la mayoría absoluta

El 67,3% de los encuestados apuesta por la permanencia en España dentro de un Estado federal, como autonomía o como región

La caída de la CUP arrastra a Junts pel Sí haciendo peligrar la mayoría soberanista en el Parlament

ED.- El Centre d'Estudis d'Opinió (CEO), dependiente de la Generalitat, pone en riesgo la mayoría de los partidos independentistas en el Parlament. Según la última encuesta de este organismo, Junts pel Sí bajaría de los actuales 62 escaños a una horquilla de entre 59 y 61 diputados. Mientras, la CUP obtendría entre seis y ocho escaños, frente a los actuales diez representantes.

La suma de las dos coaliciones alcanzaría, en el peor de los casos para el independentismo, un total de 65 escaños, tres menos de la mayoría absoluta, situada en 68 diputados. En el escenario más optimista Junts pel Sí y la CUP sumarían 69 escaños.

El CEO otorga a Ciutadans la tercera posición, aunque con una pérdida de entre uno y tres escaños. En la actualidad la formación liderada por Inés Arrimadas cuenta con 25 escaños y si ahora se celebraran elecciones autonómicas se quedaría con 22-24 diputados.

El PSC subiría de los 16 escaños actuales a una horquilla de entre 17 y 18 diputados. La mayor subida corresponde a Catalunya Sí Que Es Pot (CQSP), la formación que engloba a Podemos e Iniciativa, que subiría de 11 a 14-15 diputados. El PP, por su parte, obtendría entre 11 y 12 diputados. En la actualidad tiene 11 escaños.

Cabe recordar que el CEO pregunta por coaliciones que no se repetirían en unas eventuales elecciones, como CSQP. Los 'comunes' están creando un nuevo partido bajo la batuta de Ada Colau, mientras que el Partit Demòcrata y Esquerra concurrirían en solitario.

Encuesta CEO 2016




El periodismo vive una histeria de la causa. Todo tiene que tener una explicación, porque tiene que haber un culpable

Llevo tiempo esbozando una entrada sobre el periodismo y sus achaques, pero Aracadi Espada lo contó antes que yo -y lo contó mejor- en Bruselas. Oíganlo

La contradicción de defender una ideología violenta y la repugnancia a aceptar sus consecuencias

Me permito la libertad de reproducir íntegramente, traducida al español, esta antigua entrada de NIHIL OBSTAT sobre el líder anarcosindicalista Joan Peiró. Hoy, en que vuelve a quedar al descubierto el espíritu guerracivilista de algunos de los recién llegados a la política española, creo necesario que no se apague la luz ni se vayan los taquígrafos de la historia para que la verdad completa de los hechos no siga en el olvido o la ignorancia. Saber sólo una parte de la verdad no es más que una nueva mentira. La violencia, el robo, el saqueo, la violación, la tortura y los asesinatos en la zona republicana siguen siendo un tabú, oculto bajo el eufemismo de 'violencia revolucionaria' o reducido a una anécdota protagonizada por algunos 'incontrolados'. Sin embargo, la dimensión de esa violencia llevó a algunas personalidades republicanas a denunciarla. Entre ellas, el anarcosindicalista Joan Peiró, dirigente de la CNT y ministro de Industria de la Segunda República durante la Guerra Civil. Una denúncia no siempre motivada por la empatía hacia las víctimas como por el interés en evitar dañar la imagen de la República. Peiró, con su denúncia sesgada pone en evidencia la contradicción de 'defender hasta el último momento una ideología violenta y la repugnancia a aceptar sus consecuencias'.

El anarcosindicalista Joan Peiró fue una de las pocas voces en el bando republicano que denunció la brutalidad de la represión "incontrolada" contra las derechas, en los meses que van de abril a octubre de 1936. Esta actitud, que queda perfectamente reflejada en los artículos recopilados en el libro “Perill a la reraguarda” ("Peligro en la retaguardia"), merece sin lugar a dudas todo el reconocimiento. Y supongo que ese reconocimiento es el objetivo del grupo de mataronenses que promueve un homenaje a este líder de la CNT.

No deja de ser curioso, sin embargo, que este homenaje no se haya hecho antes. Del mismo modo que no deja de sorprender que ahora, 25 años después de la restauración de la democracia en nuestro país, comience la búsqueda de fosas comunes con las víctimas republicanas.

Restaurar la memoria de las víctimas, de todas las víctimas, es una obligación moral. Los franquistas lo hicieron con las de su bando. Es también de justicia que se haga lo mismo con las víctimas del bando republicano.

Pero no puedo evitar la perplejidad por el hecho de que se haya tardado tanto en hacerlo. Salvo los primeros años de la transición en que había que ir con pies de plomo, no encuentro ningún impedimento moral, político o jurídico para no haberlo hecho antes. Es más, la llegada del PSOE al poder en 1982 daba todas las garantías para que la búsqueda de las víctimas republicanas de la guerra civil se pudiera hacer sin problemas.

Esto me lleva a creer que estas iniciativas aparecen ahora por la única razón que gobierna el PP. La apertura de tumbas con los cadáveres de las víctimas de la represión franquista parece hacerse con la perversa intención política de hacer daño al PP, presentado groseramente por la izquierda como un partido heredero político de la dictadura.

Si esta es la finalidad del desentierro de cadáveres o los homenajes a figuras del bando republicano, más valdría dejarlo correr. En primer lugar, por lo que representa de instrumentalización de las víctimas y, en segundo lugar, porque no tiene ningún sentido reavivar el espíritu de la guerra civil sesenta años después de terminada y de 25 años de democracia.

Pero todo este revuelo podría ser positivo si sirviera para encarar de una manera serena y ecuánime las causas y las responsabilidades por el fracaso de la segunda república y el estallido de la guerra civil. Lamentablemente, este tema aún sigue siendo tabú. Aunque la historiografía es ya muy completa y detallada, las interpretaciones todavía están muy fosilizados en función del bando al que muchos ciudadanos e historiadores aún se adscriben.

En el caso de Mataró, el homenaje a Joan Peiró debería servir para descubrir y analizar las contradicciones del personaje, que al fin y al cabo fueron las de toda una época. Las contradicciones derivadas de la defensa hasta el último momento de una ideología determinada y la repugnancia a aceptar sus consecuencias.

Esta contradicción ha sido eludida a menudo con el supuesto argumento de los "errores" revolucionarios. La culpa no es tanto de las ideas como de su aplicación equivocada. Una explicación que no tiene ningún tipo de consistencia pero en la que muchas personas continúan aún ancladas.

Si releemos con cierto distanciamiento "Peligro en la retaguardia" observaremos perfectamente esta contradicción.

En su primer artículo "La pistola con la Cruz", fechado el 18 de abril de 1936, tres meses antes de la sublevación militar contra el gobierno de la República y dos meses después de la victoria del Frente Popular, Peiró hace una defensa apasionada de la violencia revolucionaria. Considera que los males de la República tienen su origen en que se instauró de forma pacífica. "Se quiso dar al mundo -escribe- la ejemplaridad de un pueblo que cambiaba su régimen político sin una conmoción violenta y sangrienta, sin aplastar la cabeza de la plutocracia y los reaccionarios de todo pelaje, y los hechos no tardaron mucho en demostrar al mundo que los republicanos y los socialistas eran víctimas de su propia necedad ". Y asegura que no ha habido en el mundo "ningún pueblo que haya cambiado su régimen político sin un choque violento entre las dos fuerzas antagónicas, las cuales, en toda ocasión, han aportado a la lucha la inevitable contribución de sangre, de una sangre al calor de la que se forjan los héroes vencidos y los símbolos de los regímenes triunfantes. Y España no podía ni puede ser una excepción".

Esta doctrina no era insólita, sino que era intrínseca a las teorías marxista-leninistas y anarquistas. Unas doctrinas que se difundieron de forma masiva a partir de la revolución de Asturias de 1934 y especialmente después de la victoria electoral del Frente Popular el 16 de febrero de 1936. Tanto es así que, entre mitades de febrero y mediados de junio, la violencia revolucionaria contra los enemigos de clase y los fascistas, reales o supuestos, contabiliza 269 muertos y 1.287 heridos, el incendio de unas 150 iglesias más y un centenar de asaltos a locales de partidos de derecha. Aunque estas cifras, denunciadas por Gil Robles a Las Cortes el 16 de junio, son difíciles de contrastar, no estarían muy lejos de la realidad ya que en sus memorias, el entonces presidente de la república, Manuel Azaña, considera que sólo en el primer mes de su mandato habieron unos 200 muertos.

En un segundo artículo titulado "La hora de los hechos" y publicado el 18 de julio, Peiró, bajo la sacudida emocional de la sublevación militar, escribe: "La peor necedad sería esperarlo todo de la acción gubernamental y de los imperativos de la Ley. Las masas ciudadanas (...) no deben caer en la puerilidad de esperar lo que harán en Madrid y en Barcelona. Tienen que ver lo que pueden hacer por sí mismas, y contra los que deberán actuar de inmediato, sin necesidad de recibir órdenes de nadie". Y Peiró identifica rápidamente quiénes son aquellos contra los que se ha "actuar de inmediato": "En Mataró, ciudadanos, también tenemos nuestros fascistas (...) Cada iglesia y cada convento, cada centro de derecha y cada Círculo clerical , es un antro de conspiración contra los vientos de renovación y de liberación". Las reuniones que se hacen "casi cada día" en las iglesias son "reuniones políticas, son unas juntas de conspiradores que minan los fundamentos del régimen (...) En ellas reina un espíritu absolutamente opuesto al espíritu que guiaba los primitivos cristianos que se reunían en las catacumbas romanas". Y concluye: "Ahora no es hora de teorizaciones doctrinales, ni lo es de palabras más o menos ecuánimes y tolerantes. Es el momento de actuar con hechos, de repartir leña a diestro y siniestro, de pegar fuerte donde haga daño. (...) Las masas populares de Mataró deben decidirse a actuar de firme, implacablemente, y desde ahora sentir la santa intolerancia de no permitir a los reaccionarios y su jauría, las actividades a que hasta ahora se han entregado libremente e impunemente".

Pero a finales de agosto del 36, Peiró percibe que los "abusos" de la violencia "incontrolada" minan la credibilidad de la revolución en la retaguardia y comienza a denunciarla abiertamente en varios de sus artículos. En el escrito "Un curso de actuación revolucionaria", publicado en "Llibertat" el 27 de agosto, Peiró hace un primer reproche a los revolucionarios mataronenses porque les era "más agradable quemar iglesias y conventos" que evitar la fuga de los "peces grandes, los que merecen seres colgados de las farolas de la Riera". Parece claro, por sus propias palabras, que lo que quería Peiró no era tanto detener la violencia sino reconducirla y hacerla más asimilable para el conjunto de la población. Peiró inicia en este y otros artículos una serie de disquisiciones para delimitar lo que, según él, es una acción revolucionaria de lo que es simple delincuencia. Toda acción por venganza o provecho personal no es revolucionaria, pero "matar el mismo Dios, si existiera, al calor de la revuelta, cuando el pueblo enardecido por la justa ira se desborda, es una medida natural y muy humana".

En todos los artículos, incluso en los que denuncia de la manera más enérgica los crímenes de los "incontrolados", Peiró mantiene esta ambivalencia entre la abstracción de la violencia revolucionaria, considerada positiva e inevitable, y el rechazo a una gran parte de la violencia concreta aplicada en el bando revolucionario. Un rechazo que Peiró justifica siempre no tanto por un sentimiento de compasión por las víctimas como por la necesidad de no dañar la imagen de la Revolución.

Es por ello que lo más interesante del libro de Peiró no es tanto la denuncia de las atrocidades sino los motivos por los que lo hace. Si realmente, como dicen muchos historiadores, la violencia republicana hubiera sido algo aislado, esporádica y limitada a unos cuantos pelotones incontrolados, Peiró no habría tenido necesidad de insistir tanto en esta cuestión. El motivo por el que Peiró se la juega en su beligerancia contra los "incontrolados" es porque se da cuenta de que la violencia es tan arbitraria, intensa y extensa, que asusta no ya a los "fascistas" sino incluso a muchos de los partidarios de la República.

Peiró llega a ser muy contundente en la denuncia de la violencia "incontrolada" pero también muy discreto en su cuantificación. Sólo en algún párrafo menciona que el número de víctimas pueden ser "cientos". En realidad, Peiró no explica todo lo que sabe. Esconde muchas cosas para evitar el descrédito de la revolución y de la república y porque se siente solo. En la introducción que escribe en octubre de 1936 en el libro "Perill a la reraguarda" lo dice claramente: "No he dicho todo lo que yo puedo decir, todo lo que había que decir, todo lo que yo hubiera dicho; y no lo he dicho, como tenía el propósito de hacerlo, precisamente porque entiendo que la reproducción de mis artículos no es la colaboración que yo buscaba y esperaba conseguir de quienes, escribiendo para la prensa, tienen al menos el mismo deber que yo. Es decir, quise iniciar una campaña en contra lo que, aún ahora, deshonra a la Revolución, y estaba dispuesto a decir a gritos lo que yo sé y entiendo que tenía que decir, por poco que los que saben más cosas que yo las dijeran públicamente. Ahora, que nadie crea que he callado por miedo. He callado del asco que me ha hecho el silencio de los demás". | NIHIL OBSTAT (24/12/2002)


Artículo original, aquí (en catalán)

Podría emitirse miles de veces más CO2 en las ciudades sin suponer problema alguno para la salud


No se lucha contra el smog con medidas como la de limitar los coches por matrículas (y menos sin poner transporte público gratuito a cambio) que acaban haciendo que la gente pudiente tenga dos coches con matrículas ad-hoc, si no promoviendo en las ciudades la sustitución de vehículos a combustible por vehículos eléctricos que no emiten óxidos de nitrógeno, de azufre o compuestos orgánicos, tanto públicos como privados. Y promoviendo el uso de gas natural para las calefacciones.

El smog fotoquímico es un fenómeno complejo relacionado fundamentalmente con los óxidos de nitrógeno y compuestos orgánicos volátiles, fenómeno al que puede unirse la contaminación por partículas sólidas en suspensión. Pero no tiene nada que ver con el CO2.

El CO2 no es un gas tóxico ni irritante salvo en estado puro y no es peligroso en aire para la vida humana (por desplazamiento del O2) al menos hasta concentraciones superiores a 150.000 ppm o 15% en volumen (la media actual en la atmósfera es 400 ppm o 0,04%). Podría emitirse miles de veces veces más CO2 por los vehículos y calefacciones en las ciudades, que ello no supondría problema alguno para la salud humana. Por eso los chinos, con muy buen crietrio, han hecho una ley en la que establecen el smog como un contaminante contra el que tienen que luchar, pero no contra el CO2. | Guillermo Gefaell Chamochín

Via, Antón Uriarte

dimecres, 28 de desembre de 2016

Dejemos de poner nuestra atención en los problemas equivocados y las soluciones fallidas

¿Ha sido el 2016 un año terrible o el mejor de la historia?


Al leer las páginas de columnas de opinión, uno queda con la impresión de que el mundo está enfrentando un malestar que supera cualquier acontecimiento individual, y que la gente se está volviendo cada vez más (y más peligrosamente) dividida. Pero si damos un paso hacia atrás queda claro que hay muchas razones para ser optimistas. De hecho, en muchos sentidos vivimos la mejor época de la historia. Es más, algunos temas de los que más nos preocupamos -debido a las redes sociales y las noticias las 24 horas- no son los problemas que debieran tenernos en vela.

Piénsese en la creciente desigualdad, uno de los temas del año de los que más se habla. No hay duda de que en los últimos dos siglos ha aumentado la brecha entre los ingresos más altos y los más bajos, pero eso es porque prácticamente todo el mundo sufría los mismos niveles de miseria en 1820. Más de un 90% de la humanidad vivía en la pobreza absoluta. Luego llegó la Revolución Industrial, llevando un rápido crecimiento del ingreso a todos los puntos donde se propagó: China desde 1978 e India desde 1990 registraron índices particularmente altos. Como resultado, el año pasado menos de un 10% de la población mundial vivía en la pobreza absoluta.

Más aún, las economías en desarrollo están contribuyendo a una próspera clase media que se ha más que duplicado, desde cerca de mil millones de personas en 1985 a 2,3 mil millones en 2015. Esta inmensa reducción de la pobreza ha sustentado un declive de la desigualdad del ingreso global a lo largo de las últimas tres décadas.

La desigualdad ha bajado también según otros índices. Desde 1992, la cantidad de gente con hambre en el mundo ha bajado en más de 200 millones, a pesar de que la población humana creció en cerca de dos mil millones. El porcentaje de hambrientos casi se ha reducido a la mitad, desde un 19% a un 11%.

En 1870, más de tres cuartas partes de la población mundial era analfabeta y el acceso a la educación era incluso más desigual que el ingreso. Hoy más de cuatro de cada cinco personas pueden leer, y los jóvenes tienen un acceso sin precedentes a la escolarización. Los analfabetos corresponden principalmente a las generaciones mayores.

La historia es parecida en el ámbito de la salud. En 1990, casi 13 millones de niños morían antes de cumplir los cinco años. Gracias a las vacunas, una mejor nutrición y mejor acceso a la atención de salud, la cifra ha caído por debajo de los seis millones. En términos más amplios, la desigualdad de la esperanza de vida es más baja hoy, porque son mucho más accesibles los avances médicos disponibles solo para la elite hace alrededor de un siglo.

En pocas palabras, el mundo no se está yendo al infierno. Y si todavía hay multitud de problemas que solucionar, a menudo no son los que ocupan nuestras reflexiones y debates públicos. La elección de Trump ha generado inquietud en los comentaristas que temen que su potencial rechazo del acuerdo climático de París pueda “condenar la civilización”. Pero el acuerdo de París nunca iba a solucionar el calentamiento climático. De hecho, de acuerdo a la misma ONU, los recortes a las emisiones de CO2 producirían apenas un 1% de la reducción necesaria para mantener el aumento de la temperatura global dentro de 2º Celsius con respecto a los niveles preindustriales.

En contraste, la promesa de Trump de desmantelar los acuerdos de comercio ha recibido muy pocos rechazos. Por el contrario, en los barrios más exclusivos de Nueva York, Berlín y París se comparte esa oposición al libre comercio. Pero los análisis de coste-beneficio muestran que un comercio más libre es el principal motor para sacar de la pobreza a los ciudadanos del planeta. Según una investigación encargada por mi centro de estudios, el Centro del Consenso de Copenhague, si se resucitara la moribunda Ronda de Desarrollo de Doha de negociaciones de libre comercio global se elevarían los ingresos de miles de millones de personas en todo el mundo, al tiempo que se reduciría la cantidad de personas en la pobreza en la asombrosa cifra de 145 millones en 15 años. Nuestras prioridades de salud global sufren un sesgo similar. Dedicamos gran parte de este año a preocuparnos sobre el virus Zika, especialmente una vez que llegó a los Estados Unidos. Y es cierto que el Zika, con sus devastadores efectos sobre los niños, es causa de preocupación en Brasil y otras áreas. Sin embargo, la tuberculosis, que ha recibido relativamente poca atención, sigue siendo la mayor y más letal enfermedad infecciosa global.

Sabemos cómo tratar la TBC, al igual que sabemos cómo reducir la mortalidad infantil y hacer frente a la desnutrición. En una medida no menor, estos retos globales persisten porque nos centramos en otros problemas.

Decidámonos a solucionarlos para tener un mejor 2017. Debemos dejar de poner nuestra atención en los problemas equivocados y soluciones fallidas. | Bjørn Lomborg

Artículo completo, aquí

Por si alguien tenía dudas todavía: Podemos sigue en 1936, sigue en la guerra civil




Pues que vete también a Santiago Carrillo y al PCE por haber promovido la Reconciliación nacional




Entendiendo el fenómeno Trump: la rebelión de los MAR (Middle-American revolution)


INSTITUTO MISES.- Durante la campaña presidencial, algunos conservadores, tratando de entender el fenómeno Trump, descubrieron repentinamente la obra de Sam Francis, un autor y articulista de hace 25 años. Francis escribió acerca de lo que llamaba los radicales medios estadounidenses (MAR, por sus siglas en inglés).

Los MAR consideran la corrección política exactamente con el mismo desdén que Hollywood, los medios de comunicación y la clase política tienen por ellos. No son rígidamente ideológicos, ni siquiera ideológicos en absoluto. Aunque en general apoyan la propiedad privada y la Constitución de EEUU, no se oponen filosóficamente a la regulación de los negocios, creen que el libre comercio les ha perjudicado y no tienen ningún interés en absoluto en recortar ls Seguridad Social ni el medicare. Y son antiglobalistas.

(...)

Las elecciones de 2016, por fin, hicieron justicia al análisis de Francis. Los MAR aparecieron a raudales, a pesar de los mayores ataques que puedan recordarse sobre su candidato por parte de los medios y la élite cultural.

En este entorno no libertario, ¿qué podría esperar razonablemente un libertario, por supuesto además de los horrores habituales? Principalmente esto: (1) rebajar la tensión con Rusia; (2) menores impuestos a las empresas; (3) alivio regulatorio.

En un discurso de hace solo unos pocos días Trump resumía su política exterior. Sigue queriendo luchar contra el ISIS. Pero continuaba diciendo: “Seguiremos una nueva política exterior que aprenda por fin de los errores del pasado. Dejaremos de derrocar regímenes y eliminar gobiernos”.

Podríais pensar que un discurso tan poco en consonancia con el último medio siglo de intervencionismo bipartidista tendría alguna atención en los medios y sería discutido durante días. Pensaríais eso si no tuvierais conocimiento previo de los medios estadounidenses. Ese aspecto del discurso fue resaltado por los medios alternativos y nada más.

(...)

...Trump puso más claramente a la vista que nunca el partidismo de los medios. Hay personas que piensan que la segunda y tercera generaciones de estadounidenses de origen mexicano van a ser deportadas o que temen realmente el confinamiento de negros y homosexuales en campos de concentración. No lo deducen de nada que haya dicho Trump. Es completamente obra de los medios y los guerreros de la justicia social.

Hablando de estos últimos, la locura en las universidades está en YouTube para que la vea la gente normal. Los guerreros de la justicia social están tratando de mostrarse como víctimas de los autoritarios seguidores de Trump. ¿Pero cuántos de sus profesores han visto interrumpida sus clases?

¿Cuántos mítines de Bernie o Hillary han tenido que cancelarse por motivos de seguridad?

¿Cuánta gente ha sido golpeada por llevar sombrero de Hillary? (Vale, eso no fue justo: nadie ha llevado nunca un sombrero de Hillary).

¿Cuándo fue la última vez que un evento de los guerreros de la justicia social fue interrumpido por libertarios o conservadores?

Los maestros (incluso sindicatos entre maestros) han distribuido currículos en contra de Trump para su uso en las escuelas públicas. ¿Cuándo fue la última vez que se propusieron currículos contra los demócratas para su uso en escuelas públicas?

Y dejadme recordar: ¿qué candidato estaba en ese partido que fue grabado describiendo su práctica de contratar provocadores para tratar de provocar violencia?

El comportamiento violento, no de los seguidores de Trump (siendo la supuesta ola de delitos del odio inspirada por Trump un invento imaginada por los medios), sino de los opositores a Trump, es completamente visible.

En otras palabras, encontramos en la izquierda todas las características que esta afirma encontrar en los seguidores de Trump: intolerancia, ocio a las personas distintas de ellos, autoritarismo, cerrazón mental y deseo de violencia. | Llewellyn Rockwell


Jaume Sisa y el independentismo: '¿Quiénes son nuestros héroes?, el Sr Esteve, el mossèn y el caganer ¿Se puede ir con esto a algún lugar?


JAUME SISA.- Es lógico que cuando nada hay la esperanza sea máxima. Puede que vayamos hacia atrás, pero partimos de un cierto nivel. Ahora un pobre puede tener una pantalla de plasma, móvil y coche, pero yo, que soy de familia humilde, no recuerdo tener nada en casa y toda la sociedad era pobre, y si nos situamos en los años 30 aún había más pobreza. Los obreros trabajaban 12 o 14 horas y eran pobres. Todos estos de la CUP y del 15 M me parecen gente bien intencionada, pequeños burgueses que no han pasado hambre, personas con formación..

P: Materialmente hacia adelante, espiritualmente hacia atrás.

R: No hemos avanzado nada, sólo oigo discursos vacíos, tópicos, demagógicos…..y se compran esos discursos sin saber cuánto cuestan. La independencia, por ejemplo, nadie dice lo que nos costará y encima nadie lo pregunta. Los catalanes sabemos que todo tiene un precio. Ningún catalán se embarcaría individualmente en un viaje sin preguntar cuándo llegará, y si el desayuno está incluido y el taxi pagado……Es muy curiosa esta dicotomía entre el catalán pragmático y el súper ego social catalán independentista propio de “lo queremos todo”. Hay tres formas de pagar el viaje, y ninguna de ellas es del agrado del catalán: que le toquen la cartera, que le toquen la cara o que le toquen el Barça.

P: ¿Y por qué cree que ha cuajado, por lo ilusionante de su sentido poético?

R: Exactamente, la independencia se ha convertido en una idea poética. La poesía llena los huecos de la realidad ordinaria y ayuda a sobrellevarla, pero en Catalunya se habla desde la poesía de la realidad ordinaria, que tiene otras leyes que se han de considerar. Un cantautor puede prometer la luna, un político no, y si lo hace, engaña. Los políticos nos han ocupado el espacio poético. ¿Por qué una gran parte del pueblo catalán ha comprado esta idea sabiendo que es imposible? Sin una guerra o una revolución esto de la independencia no es posible.

P: ¿No se desobedecerá?

R: No. Bueno, alguno sí lo hará, y cuando le caiga la primera ostia, todo el mundo a comer a casa y a la cama pronto que mañana abrimos la botiga. ¿Quiénes son nuestros héroes?, el Sr Esteve, el mossèn y el caganer... ¿se puede ir con esto a algún lugar? Por contra ¿qué héroes tiene España?, un loco que fue por ahí queriendo cambiar el mundo llamado Quijote. El sr Esteve no salió de su tienda...
Más...

Dawkins: '¡Touché!'

diumenge, 25 de desembre de 2016

Los progres americanos se lanzan a comprar armas y almacenar alimentos tras la elección de Trump



BBC.- It is not just gun ownership that liberals are reassessing in the wake of Donald Trump's election win. There appears to have been a surge in interest in survivalism too.

In America, stockpiling weapons and food, in preparation for social and economic collapse, has tended to be the preserve of right-wing libertarians and foes of "big government". But the Liberal Prepper Facebook group - up to now a small band - reports a big increase in enquiries.

"A lot of people are worried that not only will [a Trump presidency] fail but that it will fail spectacularly to the point that we are going to end up on in one or more critical situations that we are just not prepared for," says Jeff, 36, one of the group's members.

The group is run by BlytheBonnie, a 70-year-old lifelong Democrat who turned against the party at the recent election because she "didn't like the way they treated Bernie Sanders". She has a purpose-built, above-ground storm shelter, stocked with emergency supplies of food and water, with its own generator.
Más...

dissabte, 24 de desembre de 2016

Se acabó el 'procés' unilateral de independencia

Puigdemont se tragó su 'referéndum sí o sí' de septiembre de 2017; Colau ganó tiempo para construir su partido y situarse en posición de alcanzar la Generalitat y Junqueras dio un paso más en su objetivo inmediato de hundir a la antigua Convergència y suceder a Puigdemont. Este ha sido el resultado de la cumbre por el derecho a decidir celebrada ayer en Barcelona.

Hace años que algunos lo venimos diciendo: no hay, no ha habido y nunca habrá atajos a la independencia de Cataluña. No hay vías políticas democráticas fuera de la ley y la clase política catalana siempre lo ha sabido. Aunque se hicieran los suecos.

El sueño romántico de ruptura unilateral fue siempre la opción de una minoría radical. Sin embargo, esa minoría, con el apoyo de la 'claca' mediática, consiguió el espejismo: 'millones' de personas salían a la calle, primero contra la sentencia del Tribunal Constitucional -que avalaba más que limitaba el nuevo Estatuto de Cataluña- y después en sucesivos 11 de Septiembre por la independencia catalana.

Ese espejismo cegó a Artur Mas que creyó ver en él su tabla de salvación y la de su partido, ya en decadencia y erosionado por la crisis económica. Si no puedes derrotar a tu adversario, únete a él. Sin embargo, en lugar de encabezar ese movimiento para intentar reconducirlo, Mas quiso ser más papista que el Papa y desató, como buen aprendiz de brujo, unas fuerzas que a duras penas pudo contener y que terminaron acabando con él.

Por momentos se vivió una ilusión, pero la mayoría social de Cataluña no quiere aventuras, quiere acuerdos con el Estado dentro de la ley. El sueño se deshincha. La prosaica realidad permanece.





Perquè ara ja no es tracta d’independència, ni tan sols d’un referèndum “sí o sí”, sinó “d’un referèndum sobre el vincle que ha de ser entre Catalunya i Espanya” en paraules del president de la Generalitat, Carles Puigdemont. No ha esmentat ni la paraula independència en tota la seva intervenció. Encara que ara segur que sortirà dient que Catalunya vol ser lliure o alguna cosa similar. Per treure pit. El president diu una de freda i una altra de calenta per compensar.

Però la cimera del Pacte Nacional pel Referèndum ha certificat definitivament el canvi en el full de ruta del sobiranisme: ara ja no és la independència l’estiu vinent, ni tan sols una consulta unilateral, sinó una altra vegada el dret a decidir. Estem on estàvem fa cinc anys. A aquest pas tornarem a reclamar el dèficit fiscal.

Encara ressonen a les meves orelles les paraules del conseller Romeva, al ple del 9 de novembre de l’any passat, quan deia que “la proposta de demanar novament un referèndum ha quedat superada pels fets”. Llavors els diputats de Catalunya sí que es Pot van exhibir unes pancartes amb la paraula “referèndum” a l'hemicicle, però ens fèiem els valents. Havíem passat pantalla.

En fi, els militants i simpatitzants d’Esquerra estaven molt cofois pel zasca que m'ha dedicat el vicepresident Junqueras a la roda de premsa. Que il·lusos. No se n’adonen que els han enredat com a xinos. La independència està més llunyana que mai. La cimera ha estat una reculada en tota regla. Molt malament deu haver anat perquè tot un vicepresident respongui d'aquesta manera.

De fet, la gran triomfadora de la nit ha estat Ada Colau. Com als oscars de Hollywood. No només ha eclipsat Puigdemont -que gairebé ha fugit cames ajudeu-me- sinó al mateix Junqueras. Ha estat més fresca, més àgil i sobretot més transparent. I això que sortia d’un ple municipal al matí en el que no ha pogut aprovar els Pressupostos i ha hagut d'anunciar una qüestió de confiança. Colau és una màquina de fer política. Se'ls està menjant.

Jo, d’ells, em començaria a amoïnar seriosament. És veritat que l'alcaldessa ho té difícil per encapçalar una força hegemònica perquè amb l'actual llei electoral primen les comarques en detriment de l’àrea metropolitana. Però a la Catalunya actual ja pot passar de tot.

I ara què diran ara els de l’ANC? Aquests que auguraven que la independència pel Sant Jordi del 2015!. Carme, ara ja no cal posar les urnes, oi? Ara ja tenim un càrrec. Esplèndidament retribuït, per cert. I Eduardo Reyes, que va de machote per la vida? O Lluís Llach, que s'ho va creure? Sense oblidar el president d'Òmnium, Jordi Cuixart. Tampoc la Neus Lloveras, de l'AMI. Ni la Marta Pascal, el Jordi Turull o la Marta Rovira. El lema de la darrera Diada no era A punt?. Què prometran l'any vinent?.

El problema és que el procés ha esdevingut un business, un negoci, un modus vivendi. Hi ha massa gent visquent del cuento. Però si Francesc Homs, al que Tian Riba va definir com el gurú de la transició nacional, ha acabat proposant una comissió d'estudi al Congrés sobre la qüestió catalana!. De Braveheart a Francesc Cambó.| XAVIER RIUS

divendres, 23 de desembre de 2016

Artur Mas se sentará en el banquillo el 6 de febrero por haber actuado por encima de la ley


El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) juzgará del 6 al 10 de febrero próximos al expresidente de la Generalitat Artur Mas y a las exconselleras Joana Ortega e Irene Rigau por desobedecer al Tribunal Constitucional (TC) al mantener la consulta independentista del 9N.

En un auto, el TSJC ha notificado este viernes la fecha del juicio del 9N, que presidirá el propio presidente del tribunal, Jesús María Barrientos, y del que será ponente el magistrado Carlos Ramos, uno de los miembros de la institución designado a propuesta del Parlament.

El Ministerio Público imputa a Mas los delitos de prevaricación administrativa y desobediencia grave por haber convocado a la consulta independentista, y pide diez años de inhabilitación para ocupar cargos públicos, mientras que Ortega y Rigau, al ser consideradas como cooperadoras necesarias por la Fiscalía, podrían enfrentar a una pena de nueve años de inhabilitación.

El TSJC había desestimado la petición de seis años de prisión por malversación que pedían las acusaciones populares contra Mas.








El ataque de Berlín ¿el 11-M de Merkel?




dimarts, 20 de desembre de 2016

Aznar rompe con Rajoy




José María Aznar renuncia a la Presidencia de honor del PP y se mantendrá únicamente como militante. El ex presidente ha hablado esta mañana por teléfono con Mariano Rajoy y se lo ha comunicado personalmente. Aznar ha volcado sus razones en una carta que también ha remitido a Rajoy y que ha colgado en su página web [lea la misiva en PDF]. El ex dirigente popular no acudirá al congreso que el PP celebra en febrero. "He participado en todos los congresos del Partido Popular desde 1979. Será la primera vez que no lo haga, y, por lo tanto, quiero expresar mis mejores deseos de éxito en tan importante cita", asegura.

En su misiva justifica su decisión en la "nueva situación" de Faes, que el pasado 1 de octubre firmó su desvinculación del partido. La "independencia" de la formación, explica, lo "aconseja". "Ningún patrono de Faes ocupa cargo alguno, ni tan siquiera honorífico, en ninguna formación política. Como presidente de Faes no deseo ser una excepción".



Facsímil de la carta que Aznar ha remitido a Rajoy


El futuro del liberalismo: cómo dar sentido a 2016




THE ECONOMIST.- What is more, liberals have something to offer societies struggling with change. In the 19th century, as today, old ways were being upended by relentless technological, economic, social and political forces. People yearned for order. The illiberal solution was to install someone with sufficient power to dictate what was best—by slowing change if they were conservative, or smashing authority if they were revolutionary. You can hear echoes of that in calls to “take back control”, as well as in the mouths of autocrats who, summoning an angry nationalism, promise to hold back the cosmopolitan tide.

Liberals came up with a different answer. Rather than being concentrated, power should be dispersed, using the rule of law, political parties and competitive markets. Rather than putting citizens at the service of a mighty, protecting state, liberalism sees individuals as uniquely able to choose what is best for themselves. Rather than running the world through warfare and strife, countries should embrace trade and treaties.

Such ideas have imprinted themselves on the West—and, despite Mr Trump’s flirtation with protectionism, they will probably endure. But only if liberalism can deal with its other problem: the loss of faith in progress. Liberals believe that change is welcome because, on the whole, it is for the better. Sure enough, they can point to how global poverty, life expectancy, opportunity and peace are all improving, even allowing for strife in the Middle East. Indeed, for most people on Earth there has never been a better time to be alive.
Más...

dilluns, 19 de desembre de 2016

El 60% de electores de 'Junts pel Sí' y el 25% de la CUP votarían ahora por ERC

ERC podría alcanzar los 50 escaños y el PDECat sería la quinta fuerza tras el PSC, C's y ECP




EL PERIÓDICO.- De celebrarse ahora elecciones catalanas, las fuerzas partidarias de la secesión repetirían su mayoría en escaños, que no en votos, según el Barómetro Político de Catalunya del Gabinet d’Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP) para EL PERIÓDICO. Cosa diferente sería cómo se repartirían entre ellos los hasta 73 diputados que podrían obtener. Porque si Junts pel Sí no se reeditase, Esquerra sacaría la mejor tajada a costa de desangrar a PDECat y CUP.

El partido de Oriol Junqueras no ha dejado de escalar posiciones desde que ostenta responsabilidades de gobierno, gracias a su habilidad para situarse en un segundo plano en todas las guerras entre la formación anticapitalista y la antigua CDC. Los republicanos lograrían hoy el 30,7% de los votos y entre 48 y 50 escaños. Desde la anterior encuesta, en mayo pasado, ERC ha ganado una decena de diputados y cinco puntos en voto estimado. Una pujanza cimentada sobre dos bases: seis de cada 10 votantes de Junts pel Sí en las elecciones del 27-S del 2015 escogerían ahora la papeleta de Junqueras, y uno de cada cuatro votantes de la CUP emigrarían al caladero republicano.
Más...

Hillary ganó en voto popular gracias a California. En los otros 49 estados, Trump tuvo 1,7 millones de votos más que ella


El archipiélago Clinton

El recuento de la elección presidencial en EEUU ha dado, hasta el momento, el siguiente resultado:

Donald Trump: 62,955,366 votos (46,1%) y 306 votos electorales
Hillary Clinton: 65,788,548 votos (48,2%) y 232 votos electorales

La diferencia es, pues, favorable a Hillary Clinton en 2.833.182 votos

Si el recuento se hubiese efectuado en España o en cualquier otro país de la UE, esa cifra sería exacta e inapelable. Sin embargo, en Estados Unidos eso no es así. En algunos estados, si el número de votos no contados es menor que el margen de victoria de los votos escrutados ya no se cuentan. Por lo tanto, no se puede saber si el total de votos populares es real o no. Eso afecta especialmente al voto por correo, que tradicionalmente tiende a favorecer a los republicanos, lo que significaría que si se contaran todas las papeletas podría darse el caso que Trump aumentase e incluso ganase en voto popular.

Por otro lado está el fraude electoral. En California, por ejemplo, los demócratas concedieron licencias de conducir a inmigrantes en situación de ilegalidad a principios de 2016 lo que les ha permitido votar a pesar de no ser ciudadanos de EEUU. No se sabe a ciencia cierta cuántas personas votaron de manera ilegal, pero lo más probable es que las que lo hicieron votaran por Hillary. Sin esos votos ¿Hillary hubiese ganado igualmente en voto popular? No lo sabemos, pero lo que sí sabemos con bastante exactitud es que los dos millones de votos de más de Clinton sobre Trump dependen solo del estado de California. Clinton tiene allí 4.269.978 millones de votos más que Trump. En los otros 49 estados, más el Distrito de Columbia, Trump tiene 1,7 millones de votos populares más que Clinton. Sin embargo, la percepción dominante no es esta.

Añadamos que la apelación al voto popular no es del todo fiable e incluso peligrosa. En algunos lugares, como Wisconsin, el segundo recuento pedido por los demócratas se saldó con un puñado de votos más para... Trump! El problema, pues, no es el sistema electoral sino que, como nunca antes, la izquierda americana se ha negado a aceptar la derrota y se ha lanzado a romper las reglas del juego, presionando a los grandes electores, incluso con amenazas de muerte, para que cambien su voto en el Colegio Electoral e impedir así que Donald Trump asuma la presidencia.

Su bandera es ahora el voto popular y no el voto mayoritario que siempre ha tenido Estados Unidos desde su fundación. Un voto mayoritario que es fruto de la estructura federal de la unión. Una estructura que saltaría por los aires si desapareciese el Colegio Electoral, como refleja claramente el mapa:




Es decir, sólo contarían cuatro estados: California, Nueva York, Texas y Florida. Ganando en ellos y pasando de los demás un candidato podría obtener la presidencia de todos los Estados Unidos de América.




diumenge, 18 de desembre de 2016

El PP y C's tendrían mayoría absoluta si se hubiesen celebrado hoy las elecciones

ABC.- Si este domingo 18 de diciembre se hubieran celebrado elecciones generales en España -como estaba previsto, si el PSOE no se hubiera abstenido-, el Parlamento habría cambiado de forma significativa. El PP reforzaría su primera posición, podría gobernar con mayoría absoluta solo con el apoyo de Ciudadanos y el PSOE estaría más hundido que en la actualidad, por detrás de Podemos y con un papel totalmente irrelevante en las Cortes de los años siguientes. Este es el escenario que refleja el último barómetro de GAD3 realizado para ABC entre el lunes y el viernes de esta semana pasada y que se publicará mañana, lunes.
Más...



El 76 % de los españoles se sienten orgullosos de pertenecer a la UE

El sentimiento europeo goza de buena salud en España, pese a la ola antieuropeísta que recorre parte del continente y a los mensajes populistas que tratan de erosionar el proyecto de la UE. Así, tres de cada cuatro españoles se sienten orgullosos de pertenecer a la Unión Europea y una gran mayoría piensa también que formar parte de ese club es beneficioso para España, según revela una encuesta de GAD3 realizada para ABC.

En la encuesta, realizada del 12 al 16 de diciembre, con 800 entrevistas, se refleja con claridad cómo una parte mayoritaria de la población española está alejada del mensaje populista y es partidaria de mantener y reforzar los lazos que unen a nuestro país con las instituciones comunitarias, aunque se reconoce el exceso de burocracia que sigue existiendo en Bruselas.
Más...

Siete de cada diez creen que la victoria de Trump es negativa

A la mayoría de los españoles no les gusta Donald Trump y creen que su victoria en las elecciones presidenciales de Estados Unidos es negativa, según se desprende de la encuesta de GAD3 realizada para ABC.

En concreto, el 68,7 por ciento hace una valoración «negativa» del resultado de aquellas elecciones, en las que Trump se impuso a Hillary Clinton, al lograr 290 votos (se necesitan 270 para llegar a la Casa Blanca), frente a los 228 de la candidata demócrata.
Más...

Los aprendices de brujo

La Historia Universal del Ridículo [José García Domínguez]

El error de Madrid fue tomarse en serio a Artur Mas. No se dieron cuenta de que estaban ante un simple aventurero que no tenía nada en la cabeza, absolutamente nada. Un frívolo que iba improvisando sobre la marcha, apenas eso. Uno de los yerros recurrentes de Madrid a propósito de la cuestión catalana es el de presumir, contra todo fundamento empírico, que siempre hay una gran inteligencia moviendo las palancas en la sala de máquinas del secesionismo.
Más...

Estos chicos de la CUP [Salvador Sostres]
En el inevitable paralelismo vasco es significativo constatar que si el PNV se ha recuperado de su fiebre independentista es porque nunca quiso pactar con Batasuna ni con sus degeneraciones, y huyó sin complejos del lío de Lizarra en el que Ibarretxe le metió; mientras que los convergentes insisten en desangrarse yendo de lo que no son para obtener el apoyo de «estos chicos de la CUP» -que es como con un paternalismo muy mal entendido les llaman- tal como hace dos años rompieron la exitosa CiU para compartir candidatura con Esquerra. Desde 2010 hasta hoy han perdido la mitad de sus diputados.
Más...



El PP logra 14 escaños más que PSOE y Podemos juntos un año después del 20-D



Cuando está a punto de cumplirse un año desde las elecciones del 20-D, el PP volvería a ser la fuerza más votada y se impondría con una ventaja de 36 escaños respecto a los datos que marcó el 20-D. Así se deduce de la última encuesta de NC Report elaborada para LA RAZÓN, que cuantifica en un 29,27% el avance electoral de los populares en los últimos 365 días.

La endiablada aritmética parlamentaria que arrojaron las urnas colocó al PP en una complicada tesitura, como la fuerza más votada pero sin posibilidad de articular acuerdos que le llevaran a gobernar. Rajoy mantuvo una actitud de impasse que le ha reportado un importante rédito electoral, no en vano si hoy se celebrasen elecciones obtendría un 36,9% de los votos, esto es, entre 154 y 159 escaños. Estos datos suponen un incremento de entre 17 y 22 parlamentarios respecto a los 137 que consiguió en junio y que ostenta en la actualidad. El auge de los populares les facultaría también para, con el pacto que tienen rubricado con Ciudadanos, sumar una holgada mayoría absoluta que llegaría hasta los 190 escaños. Una situación que les permitiría afrontar sin problemas una nueva convocatoria electoral en los próximos meses como deslizó el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a sus colegas de partido esta semana, en lo que fuentes de su entorno calificaron como un «lapsus».
Más...

Solo el 18% de los catalanes confían ya en lograr la independencia



Aunque la mayoría de los catalanes dudan de que el referéndum prometido "sí o sí" por el Govern vea la luz, la posibilidad de convocarlo sin permiso del Estado fractura en dos mitades a los entrevistados para el Barómetro Político de Catalunya del GESOP para EL PERIÓDICO. El 49,6% está a favor del denominado RUI (referéndum unilateral de independencia), es decir, apoyan que el Ejecutivo catalán convoque la consulta aun sin el plácet del Gobierno central. Pero el 48,8% rechaza este escenario, un porcentaje en el que conviven tanto quienes desean que se pongan las urnas pero solo si el Estado está de acuerdo como quienes se oponen a que pueda votarse la independencia de Catalunya.
Más...

Los catalanes creen que el 'procés' acabará en un pacto con el Estado



...el Barómetro Político de Catalunya del Gabinet d’Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP) para EL PERIÓDICO arroja como conclusión que solo el 18% de los catalanes confían ya en lograr la independencia. Son muchos más, el 44,3%, quienes piensan que el procés culminará en algún tipo de acuerdo con el Estado que dote a Catalunya de mayor autogobierno.

La plausibilidad de la secesión registra su peor cota en casi dos años, y desde las elecciones "plebiscitarias" del 27-S del 2015, la confianza en la consecución del Estado catalán ha retrocedido casi cuatro puntos. Consecuentemente, se han disparado el escepticismo, hasta el punto de que el 27,6%, uno de cada cuatro ciudadanos, cree que el órdago soberanista se abandonará por falta de apoyos sociales. Son cinco puntos más que en septiembre del año pasado. Idéntico crecimiento ha experimentado el porcentaje de sondeados que ven más factible un pacto con el Estado.
Más...

Los datos de la encuesta de EL PERIÓDICO coinciden con los publicados por LA VANGUARDIA el pasado 12 de diciembre que indicaban que 'el 64,5% de los catalanes cree que el 'procés' acabará en nada'.



divendres, 16 de desembre de 2016

El mito de la victoria de Hillary Clinton en voto popular

El recuento de la elección presidencial en EEUU ha dado, hasta el momento, el siguiente resultado:

Donald Trump: 62,955,366 votos (46,1%) y 306 votos electorales
Hillary Clinton: 65,788,548 votos (48,2%) y 232 votos electorales

La diferencia es, pues, favorable a Hillary Clinton en 2.833.182 votos

Si el recuento se hubiese efectuado en España o en cualquier otro país de la UE, esa cifra sería exacta e inapelable. Sin embargo, en Estados Unidos eso no es así. En algunos estados, si el número de votos no contados es menor que el margen de victoria de los votos escrutados ya no se cuentan. Por lo tanto, no se puede saber si el total de votos populares es real o no. Eso afecta especialmente al voto por correo, que tradicionalmente tiende a favorecer a los republicanos, lo que significaría que si se contaran todas las papeletas podría darse el caso que Trump aumentase e incluso ganase en voto popular.

Por otro lado está el fraude electoral. En California, por ejemplo, los demócratas concedieron licencias de conducir a inmigrantes en situación de ilegalidad a principios de 2016 lo que les ha permitido votar a pesar de no ser ciudadanos de EEUU. No se sabe a ciencia cierta cuántas personas votaron de manera ilegal, pero lo más probable es que las que lo hicieron votaran por Hillary. Sin esos votos ¿Hillary hubiese ganado igualmente en voto popular? No lo sabemos, pero lo que sí sabemos con bastante exactitud es que los dos millones de votos de más de Clinton sobre Trump dependen solo del estado de California. Clinton tiene allí 4.269.978 millones de votos más que Trump. En los otros 49 estados, más el Distrito de Columbia, Trump tiene 1,7 millones de votos populares más que Clinton. Sin embargo, la percepción dominante no es esta.

Añadamos que la apelación al voto popular no es del todo fiable e incluso peligrosa. En algunos lugares, como Wisconsin, el segundo recuento pedido por los demócratas se saldó con un puñado de votos más para... Trump! El problema, pues, no es el sistema electoral sino que, como nunca antes, la izquierda americana se ha negado a aceptar la derrota y se ha lanzado a romper las reglas del juego, presionando a los grandes electores, incluso con amenazas de muerte, para que cambien su voto en el Colegio Electoral e impedir así que Donald Trump asuma la presidencia.

Su bandera es ahora el voto popular y no el voto mayoritario que siempre ha tenido Estados Unidos desde su fundación. Un voto mayoritario que es fruto de la estructura federal de la unión. Una estructura que saltaría por los aires si desapareciese el Colegio Electoral, como refleja claramente el mapa:




Es decir, sólo contarían cuatro estados: California, Nueva York, Texas y Florida. Ganando en ellos y pasando de los demás un candidato podría obtener la presidencia de todos los Estados Unidos de América.