Translate | Traducir

dijous, 30 de juny de 2016

Sabemos que los británicos votaron en contra de la UE, pero no a favor de qué


THE ECONOMIST.- MANY Brexiteers built their campaign on optimism. Outside the European Union, Britain would be free to open up to the world. But what secured their victory was anger.

Anger stirred up a winning turnout in the depressed, down-at-heel cities of England (see article). Anger at immigration, globalisation, social liberalism and even feminism, polling shows, translated into a vote to reject the EU. As if victory were a licence to spread hatred, anger has since lashed Britain’s streets with an outburst of racist abuse.

Across Western democracies, from the America of Donald Trump to the France of Marine Le Pen, large numbers of people are enraged. If they cannot find a voice within the mainstream, they will make themselves heard from without. Unless they believe that the global order works to their benefit, Brexit risks becoming just the start of an unravelling of globalisation and the prosperity it has created.

The rest of history

Today’s crisis in liberalism—in the free-market, British sense—was born in 1989, out of the ashes of the Soviet Union. At the time the thinker Francis Fukuyama declared “the end of history”, the moment when no ideology was left to challenge democracy, markets and global co-operation as a way of organising society. It was liberalism’s greatest triumph, but it also engendered a narrow, technocratic politics obsessed by process. In the ensuing quarter-century the majority has prospered, but plenty of voters feel as if they have been left behind.

Their anger is justified. Proponents of globalisation, including this newspaper, must acknowledge that technocrats have made mistakes and ordinary people paid the price. The move to a flawed European currency, a technocratic scheme par excellence, led to stagnation and unemployment and is driving Europe apart. Elaborate financial instruments bamboozled regulators, crashed the world economy and ended up with taxpayer-funded bail-outs of banks, and later on, budget cuts.

Even when globalisation has been hugely beneficial, policymakers have not done enough to help the losers. Trade with China has lifted hundreds of millions of people out of poverty and brought immense gains for Western consumers. But many factory workers who have lost their jobs have been unable to find a decently paid replacement.

Rather than spread the benefits of globalisation, politicians have focused elsewhere. The left moved on to arguments about culture—race, greenery, human rights and sexual politics. The right preached meritocratic self-advancement, but failed to win everyone the chance to partake in it. Proud industrial communities that look to family and nation suffered alienation and decay. Mendacious campaigning mirrored by partisan media amplified the sense of betrayal.

Less obviously, the intellectual underpinnings of liberalism have been neglected. When Mr Trump called for protectionism this week, urging Americans to “take back control” (see article), he was both parroting the Brexiteers and exploiting how almost no politician has been willing to make the full-throated case for trade liberalisation as a boost to prosperity rather than a cost or a concession. Liberalism depends on a belief in progress but, for many voters, progress is what happens to other people. While American GDP per person grew by 14% in 2001-15, median wages grew by only 2%. Liberals believe in the benefits of pooling sovereignty for the common good. But, as Brexit shows, when people feel they do not control their lives or share in the fruits of globalisation, they strike out. The distant, baffling, overbearing EU makes an irresistible target.
Seguir leyendo...



Ni hubo pucherazo ni puede haberlo

El objetivo de la izquierda radical es acabar con la democracia liberal. Para ello tiene dos caminos. El primero, ganar las elecciones, ocupar el poder y no abandonarlo hasta haber desmantelado la legalidad constitucional. El segundo, perder las elecciones, denunciar un pucherazo masivo que deslegitime al Estado y provocar el colapso de las instituciones (léase golpe de estado).

Eso es lo que desean hacer ahora los amigos de Podexit, sus confluencias, sus mareas y sus botellones doctrinarios. Y es que los hijos mimados del Estado del Bienestar no toleran la frustración. No es sólo que no sepan perder, es que no pueden perder, ya que la dialéctica materialista de la historia predice su victoria inapelable. Ergo, si pierden es porque les han robado la mayoría, porque ha habido conspiración para el pucherazo. Y eso los legitima para cualquier cosa, incluida la mentira y la violencia.

Las mentiras ya han empezado a circular en progresión geométrica en Twitter y Facebook, pero también en las páginas de medios de comunicación afines al populismo que muestran no tener el más mínimo escrúpulo respecto a la veracidad de lo que publican.

Este es el caso, por ejemplo, de las cartas de los supuestos presidentes de Mesa Ruth Bermúdez Rodríguez y Christian Avilés, que cuentan unas historias kafkianas que sólo pueden ser creídas por mucha gente ignorante del funcionamiento de un colegio electoral pero no por nadie que haya estado una sola vez en una mesa de votación.

En su entrada 'No: el 26J no hubo pucherazo (ni puede haberlo)', David Fernández no sólo desmonta las contradicciones de esas dos cartas sino que ofrece otras de las muchas mentiras que se están publicando para hacer creer que en el 26-J hubo pucherazo. De todas ellas recojo una, especialmente reveladora de que nos encontramos ante un proceso de producción industrial de mentiras. Esta:

Que el fraude electoral ha salido publicado incluso en The New York Times. Si se toman la molestia de consultar la edición original, como lo ha hecho David Fernández, comprobarán que la portada difundida es falsa, es un trucaje de photoshop.



'El mundo no se detendrá'

Declaración de 78 personalidades europeas tras el Brexit


The Brexit vote poses profound questions about the future of the European project. But the world will not stop while Europe works out its future; people will continue to want to come, enemies will continue to plot, civil wars will continue to kill.

Even as we fashion a response to the internal crisis of Europe, we must maintain Europe’s capacity to make an effective foreign policy and to protect Europe’s citizens. Ahead of today’s European Council, we call on European leaders to embrace some core principles moving forward:

Unity is the most essential source of Europe’s strength. In a time of heightened emotion, it is essential to avoid actions that sow division among member states. There are multiple institutional options for forging common European responses. But there can be no two classes of EU membership, where one group decides about the others. This will be the fastest way towards the unraveling of the EU. Forging an effective partnership with Britain on foreign and security policy will always be a core interest of the other European states. European foreign policy cannot be divorced from the needs and desires of the people of Europe. Any initiative for forging cooperation among European states must take their concerns seriously.

The following signatories endorse this statement in a personal capacity:

Joaquin Almunia, former Vice President of the European Commission

Kostas Bakoyannis, Governor of Central Greece

Juraj Bayer, CFO & Member of the Board, ZSE Energia

Erik Berglof, Director, Institute of Global Affairs, London School of Economics

Emma Bonino, former Minister of Foreign Affairs of Italy; former European Commissioner

Stine Bosse, Chairman and Non-Executive Board Member; Adjunct Professor, Copenhagen Business School

Goran Buldioski, Director, Think Tank Fund (TTF); Director, Open Society Initiative For Europe (OSIFE)

Gunilla Carlsson, former Minister for International Development Cooperation, Sweden

Ian Clarkson, Chair, Brightfield Consulting

Lucinda Creighton, former European Affairs Minister, Ireland

Daniel Daianu, Professor of Economics, National School of Political and Administrative Studies, Bucharest

Kemal Dervis, Vice-President and Director of Global Economy and Development, Brookings Institution

Mikolaj Dowgielewicz, Director General and Permanent Representative, European Investment Bank

Andrew Duff, Visiting Fellow, European Policy Centre

Karin Forseke, Co-Chair, Sisters Capital

Jaime Gama, former Foreign Minister of Portugal

Jonas Gahr Støre, Leader of the Labour party; former Foreign Minister, Norway

Carlos Gaspar, Portuguese Institute of International Relations

Teresa Gouveia, former Foreign Minister of Portugal

Beatrice de Graaf, Professor of the History of International Relations and Global Governance, Utrecht University

Djema Grozdanova, Chair, Foreign Affairs Committee, National Assembly of Bulgaria

Antonio Guterres, former United Nations Commissioner for Refugees; former Prime Minister of Portugal

Istvan Gyarmati, Ambassador, International Centre for Democratic Transition

Heidi Hautala, Member of the European Parliament; former Minister for International Development, Finland

Connie Hedegaard, former European Commissioner for Climate Action

Diego Hidalgo, Co-founder of Spanish newspaper El País; Founder of Club de Madrid, CITpax and Founder and Honorary President of FRIDE

Anna Ibrisagic, Senior Partner, ESL & Network; former Member of the European Parliament

Jaakko Iloniemi, former Ambassador

Diana Janse, Senior Foreign Policy Advisor, Moderate Party

Mary Kaldor, Professor, London School of Economics

Ivailo Kalfin, Deputy Prime Minister and Minister of Labour & Social Policy; former Foreign Minister

Claude Kandiyoti, CEO, Krest Real Estate Investments

Piia-Noora Kauppi, Managing Director, Federation of Finnish Financial Services

Roderich Kiesewetter, Member of the Bundestag

David Koranyi, Director, Eurasian Energy Future Initiative, Atlantic Council

Brigid Laffan, Director, Robert Schuman Centre for Advanced Studies, European University Institute

Pascal Lamy, Honorary President, Notre Europe; former Director-General of the WTO; former EU Commissioner

Mark Leonard, Director, European Council on Foreign Relations

Sonja Licht, President, Belgrade Fund for Political Excellence

Maria Livanos Cattaui, former Secretary-General of the International Chamber of Commerce

Miguel Maduro, Professor and Director, Global Governance Programme at the European University Institute; former Minister

Cristina Manzano, Editor-in-chief, Esglobal

Joseph Mifsud, Director, London Academy of Diplomacy; Professor, University of Stirling

Hedvig Morvai, Executive Director, European Fund for the Balkans

Alina Mungiu-Pippidi, Professor of Democracy Studies, Hertie School of Governance

Dietmar Nietan, Member of the Bundestag

Kalypso Nicolaidis, Professor of International Relations, University of Oxford

Christine Ockrent, Commentator and writer; Presenter of 'Affaires Internationales', France Culture Radio

Andrzej Olechowski, former Foreign Minister

Dick Oosting, CEO, European Council on Foreign Relations

Andres Ortega, Author & journalist; former Director of Policy Planning, Office of the Spanish Prime Minister

Marc Otte, Director General, Egmont Institute; former EU Special Representative to the Middle East Peace Process

Cem Özdemir, Member of the Bundestag

Zaneta Ozolina, Professor, University of Latvia;

Katarzyna Pelczynska-Nalecz, Ambassador of Poland to the Russian Federation

Ruprecht Polenz, former Chairman of the Committee on Foreign Affairs of the Bundestag

Charles Powell, Director, Real Instituto Elcano

Andrew Puddephatt, Director, Global Partners & Associated Ltd.

Norbert Roettgen, Chairman of the Committee on Foreign Affairs of the Bundestag

Albert Rohan, former Ambassador

Jan Royall, Member of the House of Lords

Adam Daniel Rotfeld, former Foreign Minister of Poland

Nicolò Russo Perez, International Affairs Programme, Compagnia di San Paolo

Wolfgang Schuessel, former Federal Chancellor of Austria

Narcis Serra, President, IBEI

Javier Solana, former EU High Representative for the Common Foreign and Security Policy & Secretary-General of the Council of the EU; former Secretary General of NATO

George Soros, Founder and Chairman, Open Society Foundations

Andris Strazds, Advisor, Bank of Latvia

Ion Sturza, Founder & Chairman, Fribourg Capital

Hannes Swoboda, former President of the Progressive Alliance of Socialists and Democrats, European Parliament

Reka Szemerkenyi, Ambassador of Hungary to the United States

Anna Terron Cusi, President, InStrategies

Erkki Tuomioja, former Foreign Minister of Finland

Constantijn van Oranje, Chairman, Start-up Fest Europe; Director for Digital Diplomacy and Macro Strategy, Macro Advisory Partners

Jordi Vaquer, Director, Open Society Initiative for Europe

Andre Wilkens, Author

Stelios Zavvos, Founder and CEO of Zeus Capital Management, Chairman of the Board of Solidarity Now organization

Samuel Zbogar, EU Representative to Kosovo; former Foreign Minister


Vuelve el debate en la UE sobre más o menos Europa


POLITICO.- While there was a consensus that the Brexit vote is a “wake-up call,” and a mixture of varying sadness over the outcome and anger with Cameron, there was less clarity and much debate about how the EU should respond.

“The next weeks will be decisive,” French President François Hollande said. “Europe must show its solidity, its solidarity, its capacity to propose initiatives for and with Europeans.”

The early blueprints, which will sound familiar to anyone who has followed European politics over the past 30 years, can be abridged to “more versus less Europe.”

Europe’s center-left, in what could be mistaken for a case study in Pavlovian conditioning, has responded to the British whistle by dusting off its plan for a more federalist Europe, replete with a common budget and much deeper political integration.

Just a day after the result came in, the Socialist foreign ministers of France and Germany presented a paper sketching out their vision for “further steps in the direction of a political union in Europe,” including the introduction of a “fiscal capacity” by 2018 to invest in the Union’s battered economies.

Such ideas, and the fiscal transfers they would entail, are anathema to most of Europe’s conservatives. The center-right is pushing in the opposite direction: “national solutions where possible; European solutions, where necessary,” said Dutch Prime Minister Mark Rutte.

“This is not a time to resort to extremist thinking or to get bogged down in ideological discussions about a superstate versus nation states,” he said after Tuesday’s summit dinner. “Our focus should be on practical cooperation that will lead to a stronger and better Europe.”

In countries with strong anti-EU movements, a group that now includes most of the Continent, the political appetite for deeper integration has evaporated.

That suggests a more pragmatic approach will prevail. Instead of trying to restructure the EU root and branch, a task that would require both unanimity and referendums in a number of countries, several of the bloc’s leaders said after Wednesday’s deliberations they would work within the confines of what already exists. Their goal is to find common solutions to address issues from economic stagnation to migration to security.
Seguir leyendo...








******
Un grupo de jóvenes increpa a un hombre extranjero en un tranvía de Manchester, mientras le gritan que abandone el Reino Unido

dimecres, 29 de juny de 2016

Así desmontó Borrell a Junqueras (Vídeo)

Hacer del Brexit una oportunidad [Henry Kissinger]


Too much of the Europe of today is absorbed in management of structural problems rather than the elaboration of its purposes. From globalization to migration, the willingness to sacrifice is weakening. But a better future cannot be reached without some sacrifice of the present. A society reluctant to accept this verity stagnates and, over the decades, consumes its substance.

Inevitably a gap arises between the institutions and their responsibilities, which accounts for increasing populist pressures. The deepest challenge to the EU is not its management but its ultimate goals. In a world in which upheavals based on conflicting values span the continents, a common act of imagination by Europe and its Atlantic partners is badly needed.

Instead, European leadership is now faced with an unexpected challenge. Under the terms of its charter, the EU is obliged to negotiate with a principal member over the terms of withdrawal. Britain will want to maintain extensive ties with Europe while lifting or easing the constraints of its many legislative and bureaucratic requirements. The EU leadership has almost the opposite incentive. It will not wish to reward Britain’s Leave majority by granting Britain better terms than it enjoyed as a full member. Hence a punitive element is likely to be inherent in the EU bargaining position.

Many of us who have grown up with and admired the vision of European unity hope that the EU will transcend itself, by seeking its vocation not in penalizing the recalcitrant but by negotiating in a manner that restores the prospects of unity. The EU should not treat Britain as an escapee from prison but as a potential compatriot.

Punishing the U.K. will not solve the question of how to operate a common currency in the absence of a common fiscal policy among countries with disparate economic capacities, or of how to define a union whose ability to achieve common political strategies lags fundamentally behind its economic and administrative capacities.

By the same token, Britain needs to put forward the concept of autonomy for which its people voted in a manner that embraces ultimate cooperation. Britain and Europe together must consider how they might return, at least partially, to their historical role as shapers of international order.

In recent decades, Europe has retreated to the conduct of soft power. But besieged as it is on almost all frontiers by upheavals and migration, Europe, including Britain, can avoid turning into a victim of circumstance only by assuming a more active role. These vistas cannot yet be discussed at a geopolitical level, but the EU’s leaders should be able to form discrete and discreet panels for exploring them. In this manner, the Leave vote can serve as a catharsis. | HENRY KISSINGER

Leer el artículo completo, aquí (The Wall Street Journal)



Descubren el primer cáncer contagioso que puede saltar entre las especies

Se estudiaron colonias enfermas de mejillones de cerca de Vancouver y berberechos y almejas de la costa de España


THE WASHINGTON POST.- The first contagious cancer was discovered in the 1990s, when researchers studying Tasmanian devils noticed that the fierce marsupials were perishing from ugly facial tumors. Eventually, they identified two cancer cell lines that were causing the disease. Meanwhile, scientists working with dogs found that canines on every continent have been suffering from a sexually transmitted tumor for hundreds of years.

Goff and his colleagues found a third example of this phenomenon last year in soft shell clams living along the Atlantic coast. A colleague working at the Marine Biological Laboratory at Woods Hole, Mass., asked him to come take a look at her dying clams, which she thought were suffering from a virus. Instead, they were being killed by a form of bivalve leukemia.

"It was really wild," Goff told The Washington Post at the time. "It was not what we were expecting."

Cockles (Cerastoderma edule) collected in Galicia, Spain. They are one of three new species that suffer from contagious cancer. (David Iglesias via Nature) But the discovery got him wondering whether transmissible cancers might be more common than anyone realized. So he set about collecting specimens from sick bivalve colonies on opposite sides of the world: mussels from near Vancouver and cockles and golden carpet shell clams on the coast of Spain. All three species were dying from cancer, he found. And all three of the cancers were genetically different from their hosts (the cockles suffered from two distinct strains).
Leer más...



Lo que ocurrió en Sheffield explica por qué Gran Bretaña optó por el Brexit

El voto de los obreros empobrecidos por la globalización, desilusionados con el laborismo, se fueron al UKIP


Like the rest of the country, the city voted in favor of Brexit by a paper-thin margin: just 51% voted to Leave, with only 6,000 votes separating the Brexit and Remain camps. And right up until the eve of the result, Sheffield was expected to vote Remain – as was the UK as a whole.

To understand what happened here, we need to go back to April 2014, when UKIP leader Nigel Farage launched his campaign for the European Parliament elections in central Sheffield. For some, this seemed bizarre. Many had seen his party as an electoral threat primarily to the Conservatives. But Sheffield is a long-time Labour stronghold, in a Labour-dominated region. It hardly looked like fertile territory for a party nipping at the Conservatives’ heels. What was Farage up to?

At the launch, he made his intentions clear. Labour’s northern strongholds were very much in UKIP’s sights. Political scientists Rob Ford and Matt Goodwin later revealed that older, working class voters – who had long formed the core of Labour’s support – were becoming disillusioned. They felt “left behind” by social and economic change, and ignored by the political establishment (not least on concerns over rapid immigration from the EU). As a result, many were thinking of shifting to UKIP.
Leer más...

WSJ, NYT y FT coinciden: España frena al populismo y precisa de un acuerdo entre PP y PSOE


Still, the bottom line is that Spain needs a functioning government. Creating one requires cooperation from the Socialists, who vigorously oppose Mr. Rajoy. Given the widespread anxiety and instability elsewhere in Europe, the Socialists should think twice before rejecting any accommodation with Mr. Rajoy’s party, Sunday’s clear front-runner. Mr. Rajoy should also put the welfare of Spain above personal ambition, and consider stepping aside to allow a party member more palatable to the Socialists to lead a government that will address Spanish citizens’ deep yearning for political renewal, transparency and equity.
Más...




The Socialists don’t seem inclined to join a left-right coalition government. But perhaps they could be persuaded to abstain on an organizing vote in return for PP concessions. Those could include the resignation of Mr. Rajoy, who has already served his country well. New, more charismatic PP leaders could help the center-right cause if they would continue to push the Rajoy agenda.

The Brexit vote has triggered a new round of pessimism over Europe, but the EU is composed of individual countries whose fate is in their own hands. Spain shows that it’s possible for Old Europe to get some new life.
Más...





A grand coalition between the PP and Socialists may be neither realistic nor desirable. However, there is an opportunity — and an urgent need — for the two main parties to enter negotiations and try to reach a broad agreement on the path forward. One early test would be whether they can achieve cross-party support to pass a new budget.
Más...



dimarts, 28 de juny de 2016

Las vías 'chilenas' acaban con Castro o con Pinochet


Producían pavor los gestos y la retórica parda y el mal gusto, y la vulgaridad y la estética chavista y el ambiente general que apestaba a matones del partido. Las consignas más asquerosas del castrismo cantadas como si fuera una gracia, las consignas de los populistas y de los rojos asesinos como si fuesen una gracia. Y la cancioncita siniestra de los Quilapayún, a quienes recuerdo en Cuba lamiendo el culo a Fidel Castro y comiendo langostas en medio de los cubanos hambreados. Yo trabajé como obrero esclavo construyendo edificios para la crápula chilena entrenada por los Castro que huía a Cuba después del golpe de Pinochet. Conozco a esa gentuza cuyo propósito a fin de cuentas era convertir a Chile en otra Cuba. Y por eso la musiquita quilapayún me daba ganas de vomitar, naturalmente. ¿Y a esa mugrienta y sanguinolenta diarrea ideológica han votado cinco millones de españoles? Me preguntaba mirando el aquelarre fidelista lleno de asco. Y un tanto aterrado, he de confesarlo. | JUAN ABREU


¿Quién es el más ladrón?


ES DIARIO.- ...según los datos recabados el PP atesora el 49% de los casos de presunta corrupción, pero también es cierto que hasta ahora es el partido que más poder ha tocado y de ahí su liderazgo en este controvertido ranking. Por detrás queda el PSOE, con 30% de los casos recabados, seguido del capítulo “otros” (partidos independientes en distintos municipios) con un 11%, de CiU y los Pujol con un 5% y Unió Mallorquina con un casi un 4%.

Una “clasificación” que da un giro de 180 grados si ponemos en valor el importe de lo sustraído. Vaya por delante que todos los casos de corrupción, de saqueo de las arcas públicas, son censurables, perseguibles y en último caso condenables pero al César lo que es del César y el PP, dicho en román paladino, no es el partido que más ha robado.
Leer el artículo completo, aquí


Mas, Ortega y Rigau a punto de sentarse en el banquillo por desobediencia y prevaricación el 9-N

El Tribunal Superior de Justícia de Catalunya cierra la instrucción, acusa a Mas, Ortega y Rigau de desobediencia y prevaricación, rechaza la petición de archivo y da traslado a las partes para que soliciten la apertura de juicio oral o bien el sobreseimiento


Según el juez, Mas "conocía desde el mismo día 4 de noviembre la providencia del Tribunal Constitucional" que prohibía el 9-N y todos los preparativos y aseguró que pasaba el testigo a voluntarios. Sin embargo, continúa Abril, los indicios señalan que "intervinieron contratistas contratados por la Generalitat". "(Artur Mas) consintió y no paralizó los diferentes procedimientos de contratación, algunos de carácter tan evidente como la preparación de un centro de prensa en Montjuïc" en el que el Govern informó sobre la consulta.

“La consulta no se llevó a cabo solo a través de voluntarios sino que jugaron un papel relevante contratistas privados, que prestaron servicios abonados con recursos financieros públicos, con plena conciencia de la desobediencia a la suspensión ordenada, como lo evidencia la indicación del carácter ‘confidencial’ o de ‘tacto’ en la correspondencia electrónica entre la Administración de la Generalitat y los contratistas privados".

Se recuerda que el Govern adquirió “7.000 ordenadores portátiles a Telefónica a finales del mes de octubre de 2014”, donde se instalaron los programas informáticos citados anteriormente “en los días 7 y 8 de noviembre para estar en funcionamiento el día 9 de noviembre”. Fue también en los días 7 y 8 de noviembre cuando FUJITSU instaló en la sede del CTTI el tercer programa, relativo a la recepción y tratamiento de los resultados de la consulta.

El TSJC, a partir del testimonio de un trabajador, indica que Inet-Inst, S.L., empresa subcontratada de Fujitsu, “abonaba a los trabajadores 200 euros/día por trabajar los días 8 y 9 de noviembre y que fueron más de 150 trabajadores los que prestaron el servicio de llevar los ordenadores e instalarlos en las direcciones asignadas”.

Por otra parte, acusa a Governació de gastar “21.780 euros” en el “material necesario para la votación”, tras la suspensión de la consulta por parte del TC el 4-N. También a Presidència de abonar a la empresa Focus “144.244 euros” para que “acondicionara el pabellón italiano de Montjuïc e instalara en el mismo el Centro de Prensa internacional”.

“Los voluntarios dispusieron de un seguro de accidentes que fue contratado por el Departament de Governació y que supuso que AXA emitiera un suplemento de seguro el día 4 de noviembre para dar cobertura a 25.800 voluntarios para el día 9 de noviembre de 2014. El importe de ese suplemento de póliza de seguro fue de 1.409 euros”, se añade.

En lo referente a Ensenyament, se denuncian “instrucciones verbales” a los directores para ceder sus Institutos y se les animó a “reclutar voluntarios, recibir material y custodiarlo y, ceder el uso de los centros y, para el caso de no querer participar, entregar las llaves a los servicios territoriales”.

También se añade que “fue rechazada la petición de instrucciones escritas por parte de algunos directores, preocupados por la responsabilidad en que podían incidir”. “La intención de no dejar instrucciones escritas en este proceso, fue gráficamente calificada por el Inspector de Educación Sr. R. como de atipicidad administrativa”, se subraya.

“La suspensión o resolución de los contratos existentes con las empresas privadas, sino que los mismos fueron llevados a término, pese a la suspensión decretada de llevar a cabo la consulta y de las operaciones de preparación de la misma y vinculadas a ella”, afirma.

“Cuando uno de los contratistas T- SYSTEMS, solicita si debe cumplir su encargo, en atención al dictado de la providencia de 4 de noviembre, se contesta por parte del entonces Conseller de Presidencia al director del CTTI, para que traslade su respuesta, que sí debe cumplir y que para el caso de incumplir este u otro contratista pone a su disposición a los servicios jurídicos de la Generalitat”, añade.

“En consecuencia, se continuó con los actos de preparación y organización que, como se ha indicado, no se llevaban a cabo solo por voluntarios, sino que participaron empresas privadas durante los días 4 a 9 de noviembre y con posterioridad a la jornada de votación, con el conocimiento y acuerdo de los investigados”, concluye.
Seguir leyendo...


Juncker, a Farage: "Es la última vez que aplauden. ¿Qué hacen aquí?"

Lo que la UE le dirá esta noche a David Cameron


POLITICO.- When EU leaders sit down over dinner Tuesday to hear British Prime Minister David Cameron “explain the situation” in the U.K. after the Brexit vote, they will be looking for answers about what happens next and when.

The result of Britain’s historic vote has thrown global markets into turmoil, threatened the breakup of the United Kingdom, and delivered a political blow to an EU already dealing with plenty of other crises.

That question of how quickly and dramatically to react has divided the other 27 EU countries and even the European institutions. Should they start the divorce process immediately or give Britain time to sort out its internal politics before difficult negotiations on the way forward can begin?

Cameron’s position is clear, as he told the House of Commons Monday. “All of the key decisions will have to wait for the arrival of the new prime minister,” Cameron said. “The British government will not be triggering Article 50 at this stage. Before we do that we have to decide what kind of relationship we want Britain to have with the European Union.”

For the summit Tuesday and Wednesday — and also for the foreseeable future — the Brexit vote has forced other important issues off the table: migration, security policy, the European economy. Talks on those matters usually fill up a summit; tomorrow they will be shoehorned into a three-hour opening session during which most leaders will undoubtedly be impatient to get to the big question: What now?
Seguir leyendo...


¿Hay que dudar de los 4 millones de firmas para apoyar la petición de un segundo referéndum en el Reino Unido?


LE MONDE.- Les partisans du « Brexit » – sortie du Royaume-Uni de l’Union européenne (UE) – ont remporté la victoire lors du scrutin du 23 juin, mais certains ne digèrent toujours pas ce résultat. Une pétition qui réclame un nouveau référendum a rencontré un large écho sur les réseaux sociaux et dans les médias ces derniers jours. Plus de 3,9 millions de signatures étaient recensées, mardi 28 juin au matin sur la page dédiée au texte. Mais peut-on se fier à ce chiffre, devenu un des symboles de l’amertume d’une grande partie du pays ?

Cette pétition, lancée le 25 mai, réclamait d’ajouter une règle au vote sur le Brexit : si un camp l’emportait avec moins de 60 % avec une participation de moins de 75 %, « il devrait y avoir un nouveau référendum ». C’est exactement ce qui s’est produit le 23 juin : le camp « Leave » l’a emporté avec 51,9 % des suffrages exprimés, alors que 72,2 % des électeurs se sont déplacés. Si cet appel était resté confidentiel entre sa publication et le jour du vote, il a bénéficié d’une exposition importante dans les jours qui ont suivi, atteignant plus de 3,9 millions de signatures. Ironie de l’histoire : le Britannique qui l’a lancé, Olivier Healey, affirme sur Facebook qu’il était un partisan du « Leave » (la sortie de l’UE). Ce militant, qui a proposé la pétition à un moment où son camp était donné perdant dans les sondages, estime désormais que le vote a été équitable et se désolidarise de son propre texte.
Seguir leyendo...


Antifraude descubre una trama de financiación ilegal del PSC que movió 70 millones




Por qué han fallado las encuestas



Las encuestas del 26-J tuvieron dos grandes errores: no previeron el crecimiento del PP ni el resultado pobre de Unidos Podemos. El consenso es que el error más inexplicable e imprevisible es el de la coalición encabezada por Pablo Iglesias. Un día después de las elecciones, se intuye de dónde han salido los votos del PP —de un trasvase de Ciudadanos, de la abstención y de otros partidos—, pero no por qué nadie vio que Unidos Podemos iba a perder más de un millón de votos respecto al 20-D.

Jordi Pérez Colomé desgrana 5 razones de ese fracaso, aquí


Puigdemont baraja elecciones anticipadas en Cataluña para el 20 de Noviembre




La Guardia Civil registra Adif por un desvío de 80 millones en el AVE de Barcelona




dilluns, 27 de juny de 2016

El hombre cuyo voto puede hacer presidente a Rajoy



EL PAÍS.- El disputado voto del señor Quevedo puede convertirse en una solución providencial al psicodrama de la investidura. No solo haciendo presidente a Mariano Rajoy, sino permitiendo al PSOE conservar su rechazo al líder popular.

La extraña proeza se explica porque el diputado Pedro Quevedo, líder de Nueva Canarias, está y no está con el PSOE. Compartieron coalición en la circunscripción de Las Palmas de Gran Canaria, pero el acuerdo se desvanece en cuanto se produzca la constitución de las Cámaras. Y no por recíproca animadversión, sino porque el reglamento conduce a Quevedo al limbo heterodoxo del Grupo Mixto.

Una vez allí, el líder nacionalista canario puede destinar su voto donde considere conveniente. Y puede echarle una mano a Pedro Sánchez... votando a favor del PP o absteniéndose. Quiere decirse que la aparente deslealtad podría convenir a los socialistas, porque el preciadísimo sufragio de Quevedo en beneficio implícito o explícito de Rajoy permitiría al PSOE renegar del líder popular sin exponer la patria a una parálisis institucional ni atribuirse el embarazoso sambenito del obstruccionismo.
Seguir leyendo...



diumenge, 26 de juny de 2016

El 'sorpasso' lo ha dado Rajoy



Estrepitoso fracaso no sólo de los sondeos pre-electorales sino también del sondeo a pie de urna. Ni 'sorpasso' sobre el PSOE de Podemos (a partir de ahora Podexit) ni victoria pírrica y a la baja del PP. Al contrario. Las urnas han reforzado muy por encima de lo previsible al partido de Rajoy y le han quitado el chupete a Podexit (1.100.000 votos menos), que se ha quedado compuesto y sin novia.

Los resultados muestran también que el fin del bipartidismo fue una ilusión, un espejismo que ha empezado a disolverse por el PP para llegar, más tarde o más temprano, a la izquierda. Lo que no ha terminado aún es la dificultad de formar gobierno, ya que los resultados no han modificado sustancialmente los del 20D.

De momento, a parte de desacreditar a los encuestadores, estas elecciones sólo han servido para que el PP le coma 8 diputados a C's y 6 al PSOE, UPyD y VOX y haya pasado de 123 a 137 diputados. Por lo demás, Podexit ha quedado frustrado y el PSOE ha evitado la aniquilación, perdiendo otros 5 diputados pero manteniéndose por delante de 'Unidos Podemos'.

Sigue, pues, el bloqueo aritmético para formar Gobierno. ¿Qué harás ahora Pedro? De momento, en la noche electoral evitó vetar explícitamente a Rajoy o declarar que con el PP nada de nada. Sin embargo, siguen descartando una abstención. Veremos.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que tampoco mentó a Rajoy excepto para felicitarlo, ha insistido en que los sillones han de quedar al margen de la negociación pero ha reconocido que su partido ya no es decisivo. Veremos también.

En Cataluña, más que en ninguna otra parte, las elecciones no han servido estrictamente para nada. Los resultados han sido idénticos, calcados, a los del 20D. La única diferencia es que la mayoría de partidos, excepto PP y ERC, han perdido votos debido a una abstención 3 puntos superior. El teatro político catalán se parece cada vez más a un gallinero, con una gallina populista que ha dejado mudo al gallo estelado. Algo es algo.



Por el pacto constitucional

Sin el consentimiento del Parlamento de Escocia el Reino Unido no puede salir de la UE [Cámara de los Lores]



Texto íntegro del Informe del Comité de la Unión Europea de la Cámara de los Lores del 4 de Mayo


Carta de dimisión de la diputada laborista Heidi Alexander y ministra de Sanidad en la sombra:


En menos de 48 horas, tres millones de británicos han firmada una petición para un segundo referéndum sobre la permanencia en la UE

Seguir aquí el número de firmantes

La dictadura de la democracia

Un 25% de los españoles mayores de 18 años cree que el Sol gira alrededor de la Tierra. Son datos de una encuesta oficial, presentada el año pasado por el ministerio de Economía. Si una cuarta parte de los españoles con derecho a voto tiene esas opiniones sobre el Sol y la Tierra, es fácil deducir cuáles tendrá sobre el partido Podemos. La ignorancia está arraigada, pero no debemos obviar el progreso imparable. Hace 10 años era el 40% de los españoles el que creía eso. Por lo tanto, y en teoría, la reducción de la ignorancia, que evidentemente no afecta solo a los españoles, debería reflejarse en la política. Pero yo tengo otra hipótesis. En el pasado los ignorantes se limitaban a seguir con indiferencia las diversas instrucciones de la élite. Su inhibición política era notable. La situación ha cambiado bruscamente. Ahora la ignorancia está articulada, y se muestra con orgullo. Las redes sociales han vertebrado, y otorgado identidad, poder y disciplina, aun tumultuaria, a los ignorantes. Internet no sólo junta a los iguales filatélicos. Esta dinámica de grupo tiene efectos poderosos. Hasta el punto de que cuando Trump se dirige a ellos, llamándoles lo que son y animándoles a que se exhiban con arrogancia, el grupo reacciona felizmente a una. El bronco griterío de la identidad compartida se impone a la constatación humillante del insulto. Luego está el embrutecimiento. Históricamente, las masas han disfrutado de sus innumerables variedades, desde el alcohol al juego, pasando por el deporte y el espectáculo sicalíptico. Ahora la política también forma parte destacada del embrutecimiento de las masas iletradas. El éxito español de la Sexta o el de la cadena Fox en EEUU no se explican sin ese cambio en las formas de consumo. | ARCADI ESPADA
Leer el artículo completo, aquí


dissabte, 25 de juny de 2016

El por qué del Brexit, Sr. Ministro

En catalán

Versión original en inglés con subtítulos en español

El 11M crea escuela

El 11M se cometió el mayor atentado terrorista de la historia de España. Mató a casi 200 personas, que fueron asesinadas con el objetivo de castigar al gobierno de España -supuestamente por haber participado en la coalición internacional para derrocar a Saddam Hussein- e impedir su reelección. El magnicidio se cometió un jueves, cuatro días antes de las elecciones generales del año 2004, en las que el PP partía como favorito en todas las encuestas.

Ese crimen, en lugar de provocar que todos los partidos cerraran filas frente a los asesinos, lanzó a sectores importantes de la oposición a intentar sacar rédito electoral del mismo. Bajo la falsa acusación de que el gobierno ocultaba información -si se repasan las conferencias de prensa de Acebes se comprobará que dió puntualmente toda la información disponible- creyeron justificada cualquier reacción, incluído el sobrepasar los límites establecidos por la ley electoral, tanto para el día de reflexión como para la jornada electoral. El error de Acebes fue mantener demasiado tiempo la posibilidad de la autoría de ETA, cuando los datos que él mismo estaba ofreciendo parecían desmentirlo. No olvidemos, sin embargo, que a media mañana del 11M, el mismísimo lehendakari vasco Ibarreche comparecía ante los medios para lamentar que a ETA se le hubiera ido la mano.

Ahora, doce años después, la tentación de ofrecer carnaza para condicionar el voto de los ciudadanos ha vuelto a materializarse. El 11M parece haber creado escuela. No en los métodos -cuya comparación sería una banalización inmoral- pero si en los fines. Entre los atentados del 11M y la filtración de las conversaciones entre Fernández Díaz y De Alonso hay una vergonzosa similitud: condicionar el resultado electoral. Los atentados en los trenes, a cuatro días de las elecciones, perseguían que el voto se realizase bajo los efectos traumáticos de la muerte y el dolor. La filtración de las grabaciones a menos de una semana del 26-J, sin tiempo material suficiente para saber si han sido manipuladas o no, sin tiempo para que los afectados puedan ejercer en condiciones su legítimo derecho de defensa, persigue que el voto se realice bajo los efectos del 'escándalo'.

Las grabaciones, de hace dos años, se han filtrado justo ahora, a pocos días de las elecciones. ¿Por qué, si esas grabaciones eran la prueba de acciones ilegales por parte del Estado, no se han hecho públicas hasta ahora? ¿Por qué no las presentaron ante la fiscalía desde el primer momento en que tuvieron acceso a las mismas? ¿Por qué las han retenido, hurtándolas a la acción de la justícia, hasta los últimos días de la campaña electoral?

Sólo hay una respuesta: por qué el objetivo del 'golpismo' mediático no es la verdad, es violentar el resultado electoral; no es llevar ante la justicia a las cloacas del Estado, es intentar por todos los medios liquidar al adversario político.



divendres, 24 de juny de 2016

El principio del fin


El proyecto de construcción europea -y ojalá me equivoque- ha llegado a su fin. A pesar de que los padres fundadores quisieron un proceso a ras de suelo, sin poner la carreta delante de los bueyes, la construcción de la unidad europea se convirtió en un proyecto de ingenieria social sometido a los vaivenes de los intereses políticos, que unas veces aceleraban de manera voluntarista el proceso de integración y otras lo frenaban o lo fraccionaban por razones egoístas. Una construcción inacabada de 60 años de duración que, lamentablemente, está a punto de expirar injustamente con más pena que gloria.

Si la salida del Reino Unido de la UE hubiese sido tan solo una cosa del excentricismo británico, la construcción europea hubiese sufrido un golpe importante pero podría seguir adelante sin mayores problemas, al fin y al cabo no se puede obligar a nadie a ser socio de un club al que no quiere pertenecer. El problema es que no se trata de un caso aislado sino de un fenómeno de repliegue nacional que afecta a muchos países miembros de la UE.

Este fenómeno lo  conforman una amalgama de renacidos nacionalistas, europeístas decepcionados, miedosos de la globalización o supervivientes del naufragio comunista que contraponen la parte al todo. Lo propio a lo ajeno. La identidad a la ciudadania. De la misma manera que en siglo XVIII se desarrolló en Alemania el movimiento romántico contra la Ilustración francesa, hoy un movimiento neoromántico asedia y pone en jaque a la Europa neoilustrada.

¿Puede la prosaica razón europea vencer a los cantos de sirena de la emoción tribal?

No lo sé. Pero si sé que si claudicamos el futuro de Europa será mucho peor.


**********************


Lo que más sorprende es la necedad -esa ignorancia por vagancia- que ha quedado en evidencia en el resultado del referéndum -esa dictadura inapelable de la mayoría- celebrado en el Reino Unido. Una necedad que desconoce lo que significa la Unión Europea y que pone de relieve la ausencia de un movimiento intelectual potente que dé solidez y proyección a la construcción europea, así como la falta de activas organizaciones civiles proeuropeas. Intelectuales y ciudadanos que, en palabras de Guy Sorman, difundan lo que la UE significa y que el economista francés resume en 7 razones:


En primer lugar, la paz: ¿Hemos olvidado ya que la UE ha logrado acabar, de manera definitiva, con mil años de guerras civiles? Gracias al método diseñado incialmente por Jean Monnet: crear vínculos de solidaridad económica entre los europeos, a fin de entrelazar su destino. Y de hecho, el comercio ha logrado el éxito donde han fracasado los diplomáticos. Esta paz a través del lo concreto ha resuelto el "problema alemán" -segunda razón para amar la UE- cuyo poder amenazaba la paz y el orden del continente desde hace un siglo. La Unión, al facilitar el comercio, ha aportado a todos en Europa -la tercera razón- un crecimiento adicional, estimado en un 1% anual: la pobreza se redujo en todas nuestras naciones a través de este crecimiento adicional y de la solidaridad entre e s miembros. Una cuarta razón, esencial, es la estabilidad monetaria que ha aportado el euro y las monedas que cuelgan de él como el franco suizo y la corona sueca. Con el Euro y su gestión independiente por el Banco de Frankfurt, la inflación, la cual fue causa de infortunios considerables, ha desaparecido por completo: ningún gobierno nacional puede ahora destruir nuestros ahorros o nuestro poder adquisitivo, porque que el dinero no está al alcancede sus manipulaciones. La libre circulación de personas y mercancías -quinta razón-, el derecho a estudiar y trabajar en cualquier lugar deseado, enriquece nuestras vidas personales y profesionales, y también enriquece al país de destino, al traerle talento y diversidad culturales: esto está tan interiorizado, aunque sea tan reciente, que se ha olvidado de cómo sólo la Unión Europea nos ha dado estas nuevas libertades. Los jóvenes que pasan un fin de semana en Gdansk o Barcelona, ​​estudiando en Milán y trabajo en Londres, parecen no darse cuenta de que esta libertad de elección era inconcebible hace apenas una generación; pero incluso los que más se benefician de la Unión son a menudo los menos militantes y los menos informados. Y recordemos, la inmigración de no europeos no depende de la Unión, depende de los estados miembros: los británicos que han votado por el Brexit aparentemente no estaban informados de todo ello. A las cinco razones positivas para amar a Europa que he esbozado, voy a añadir dos en forma de refutación.

No, Europa no es demasiado cara si tenemos en cuenta los beneficios que proporciona. Para los países que más contribuyen, Alemania, Francia y Gran Bretaña hasta el momento, la tasa es de alrededor de 2000 € por año y por persona, pero a ello hay que deducirle lo que devuelve Europa en subvenciones a la agricultura y a las infraestructuras. A Francia se le devuelven los dos tercios de su contribución, especialmente para sus agricultores. Para España y los países de Europa del Este es casi gratis. Todo ello, para el conjunto de la Unión, por un coste inferior a los mil euros al año: ¿la paz no lo merece? A tener en cuenta, Suiza y Noruega contribuyen financieramente a la Unión sin ser miembros, a cambio de beneficiarse de la libre circulación. ¿Qué harán los británicos tras su suicidio en masa?

Por último, el debate, más simbólico que real, sobre la identidad nacional: ¿Europa amenaza nuestra identidad, nuestra soberanía? Los políticos populistas en Francia, Holanda o Dinamarca, prosperan gracias a este miedo, que es totalmente infundado. La Unión Europea no sólo no nos priva en absoluto de nuestras raíces sino que nos da una identidad adicional: nos hemos convertido en europeos, además de nuestra identidad local, y el resto del mundo nos envidia por ello. En Asia y América Latina, la Unión Europea se considera con razón como el gran éxito diplomático del mundo de la posguerra.

dijous, 23 de juny de 2016

¿Es ahora delito que un ministro del Interior y un director Antifraude hablen de cómo descubrir casos de corrupción?

Es para partirse de risa. ¿Es ahora delito que un ministro del Interior y un director de la oficina Antifraude de una comunidad autónoma hablen de cómo descubrir casos de corrupción? Y si de eso no pueden ¿de que tienen que hablar? ¿de la Roja? ¿del 'conejo' de la Loles?

No. Su obligación es hablar, intercambiar información y estudiar la manera de sacar los delitos a la luz para llevarlos ante el juez. No olvidemos que el Ministerio del Interior es la Policia y la Oficina Antifraude una institución independiente 'que trabaja para fortalecer la integridad del sector público catalán, mediante la prevención y la investigación de la corrupción'.

Es también para partirse de risa la reacción de la oposición. Que utilicen políticamente la filtración es inevitable, pero que acusen a los conversantes de "investigar a rivales políticos" es decepcionante. ¿Qué están pidiendo? ¿Que el ministerio del Interior se abstenga de investigar la corrupción política cuando pueda afectar a 'rivales políticos'? ¿Es decir, que Interior no investigue a nadie excepto a los de su propio partido? ¿Eso es lo que quieren? ¿Estar por encima de la ley acusando a toda investigación de parcialidad política?

Los fragmentos filtrados de la conversación pueden hacer sospechar casi cualquier cosa, y cuando se trata del aparato del Estado todas las alertas son pocas. Sin embargo, por lo que a los hechos se refiere, el único real, concreto y constatable hasta ahora es que se trata de una grabación de hace dos años que se ha filtrado interesadamente a pocos días de las elecciones.

Mientras no se aporten pruebas fehacientes de que Fernández Díaz y De Alfonso cometieron algún delito, los únicos delincuentes seguirán siendo los que han filtrado la grabación con la finalidad evidente de causar el mayor daño personal y político posible.






dimecres, 22 de juny de 2016

Una filtración para condicionar el voto




*******************












Promedio final de sondeos: Podemos y PSOE, 169 escaños; PP y C's, 160


EL ESPAÑOL.- Nuestro modelo estadístico permite estimar qué escaños logrará cada partido y con qué probabilidad. Utiliza más de cien encuestas y datos históricos para hacer 15.000 simulaciones del resultado electoral. El modelo considera los sondeos publicados en España hasta el 20 de junio. Da más valor a los más recientes, pero no proyecta ninguna tendencia desde ese día.
Sigue leyendo...





España, primer productor europeo de frutas y legumbres

En la Unión Europea un poco más de 2,3 millones de hectáreas se destinaron a la producción de frutas y bayas y 2,1 millones de hectáreas a la producción de hortalizas. Con 636.000 hectáreas (27,1% del total de la UE) dedicada a la producción de frutas, España fue el líder de los Estados miembros de la UE con respecto a la superficie de producción en 2015, mientras que Italia (420.000 ha, es decir el 20,2%) lo fue para las verduras. Las manzanas fueron la fruta más producida en la UE en términos de cantidad, con 12,7 millones de toneladas cosechadas en 2015 (casi 25 kg per cápita en la UE), mientras que los tomates (17,7 millones de toneladas, o 35 kg cápita en la UE) fueron el producto vegetal principal.

Datos de Eurostat.




dimarts, 21 de juny de 2016

Bruselas congelará los pagos a Grecia hasta aclarar si ha habido fraude en la licitación de infraestruras


NEW EUROPE.- The European Commission will stop all payments of the European Regional Development Fund/Cohesion fund to Greece for the 2014-2020 programmes. This is confirmed by an internal letter obtained by New Europe signed by Walter Deffaa, Director-General for Regional Development (see below).

The reason for the Commission’s pause is an investigation of the Greek competition authority, which concerns possible manipulation of tendering procedures for major infrastructure projects.

While the letter was circulated internally on June 17, it is expected that the decision will not be announced until after the European Commission President, Jean-Claude Juncker, has concluded his trip to the Greek capital, but before the competition authority will examine the case on July 21.

The European Commission did not immediately respond to New Europe on whether the President had discussed the issue with Greek Prime Minister Alexis Tsipras, or as to the amount of money that would be affected by this decision.
Seguir leyendo...





Monti: 'Cameron ha destruido el trabajo de una generación de europeos con su abuso de poder democrático'


LA STAMPA.- «Cameron? Ha abusato della democrazia». Il professor Mario Monti sbarca al Lido di Venezia per il Consiglio per le Relazioni fra Italia e Stati Uniti, molto determinato. Indossa i panni del difensore dell’Unione europea, delle sue regole, che pure critica per non essere riuscite a evitare un gap sociale fra i cittadini e l’élite, ma che hanno comunque consentito a milioni di persone di vivere «protetti dallo strapotere degli Stati nazione». A pochi giorni dal referendum sulla Brexit, l’ex premier e già commissario al Mercato interno lancia fiondate al Primo Ministro conservatore. Lo dice parlando a una platea di analisti, esperti, economisti italiani e stranieri e lo ripete poi nei corridoi della splendida cornice dell’hotel Excelsior. «Il gioco di Cameron - dice Monti - è tutto volto al mantenimento del potere». I leader tentano di ritardare, anche nei regime democratici, l’uscita di scena, nulla di male. Ma Cameron - argomenta il professore - ha avuto un solo fine quando nel 2012 ha deciso che avrebbe negoziato con la Ue un trattamento migliore del Regno Unito e poi sottoposto l’esito dei negoziati al volere del popolo. «Non sono d’accordo con chi dice che questo referendum è una splendida forma di espressione democratica. Le dico di più. Sono contento che la nostra Costituzione, quella vigente e quella che forse verrà, non prevede la consultazione popolare per la ratifica dei Trattati internazionali».

Cameron, è l’accusa di Monti, non ha deciso di far scegliere gli inglesi «per il bene della Ue, e nemmeno per gli interessi del Regno Unito, e aggiungerei nemmeno per quelli del Partito conservatore. È stata tutta una partita per levarsi d’impiccio il blocco euroscettico fra i Tory e rafforzare la leadership. Per questo ho parlato di abuso della democrazia». La mossa rischia di aprire una corsa alle rivendicazioni al di qua della Manica. Colpa anche degli stessi Paesi membri, lascia capire l’ex premier che ricorda come negoziando le condizioni con Londra da sottoporre al giudizio dei cittadini, alla fine Bruxelles abbia lasciato la finestra aperta a qualsiasi tipo di ricatto. «Le conseguenze del voto, indipendentemente dall’esito, sono pesanti per l’Unione stessa. Non dobbiamo illuderci; se anche il Regno Unito votasse per restare, ormai c’è un precedente», è la lettura di Monti. Che spiega. «Cosa succederebbe se altri Stati decidessero di intraprendere un cammino simile a quello britannico? Un qualche Paese dell’Est o altri. Che si dice loro? Siete piccoli, non potete chiedere queste cose?». Che siano autonomia, o sconti sui contributi da versare o flessibilità maggiore sui conti pubblici.
Seguir leyendo...


Varoufakis no es amigo de la democracia


Su nuevo libro -'And The Weak Suffer What They Must?: Europe, Austerity and the Threat to Global Stability'- resume el miedo a la gente de la Euro-izquierda. Es una crítica realizada desde un punto de vista favorable al Brexit del periodista y autor londinense Daniel Ben-Ami .

Yanis Varoufakis is one of those infuriating people who says one thing one minute and contradicts it the next. The former Greek finance minister has savaged the European Union for undermining national sovereignty, but he actively campaigns against Brexit. He has censured the EU for being too centralised, but he calls for more integration. And he has condemned the EU’s second-rate technocracy before then proposing his own technocratic plan to ease its economic problems.

His latest book, And The Weak Suffer What They Must?, is plagued by similar inconsistencies. It presents itself as a history of attempts to move towards a common European currency from the 1970s to the outbreak of the Greek financial crisis in 2010. However, it often seems to be more of an attempt to give intellectual kudos to his new role as a campaigning celebrity. Thankfully, the book provides some insights into the many weaknesses and inconsistencies in his worldview.
Seguir leyendo...





Las incoherencias de los encuestados


INCOHERENCIA 1
"Pregunta [CIS]. ¿Cómo calificaría usted la situación económica de España? ¿Muy buena, buena, regular, mala o muy mala?

El 68,4% dice que es mala o muy mala y sólo el 3,0% la califica de buena o muy buena y luego, preguntados sobre su situación económica personal, sólo el 19,2% la considera mala o muy mala y el 32,2% la considera buena o muy buena. En otras palabras: el 80,8% de los encuestados declara que su situación personal está lejos de ser mala (o muy mala).

Cuando se les pregunta cómo se sienten (felices o infelices, en una escala de 0 –totalmente infeliz- a 10 –completamente feliz-), un 73,0% se considera notablemente feliz (se autocalifican con 7, 8, 9 y 10 en felicidad). ¿Cómo es posible que exista tanta gente feliz dentro de una situación económica mala o muy mala?"


INCOHERENCIA 2
"En una escala de 0 (extrema izquierda) a 10 (extrema derecha) la media del electorado español se autocalifica con un 4,7, un autorretrato claramente moderado en el que los posicionamientos más radicales tienen un peso muy reducido y es ésta una posición que se ha mantenido inamovible durante mucho tiempo. Sin embargo, los dos partidos “ganadores” (según el CIS), PP y Unidos Podemos, son percibidos por esos mismos electores como muy de derechas (PP=7,9) y muy de izquierdas (Unidos Podemos=2,2). ¿Cómo es posible que un electorado tan “moderado” vaya a votar masivamente a los dos partidos más “extremistas”?"


Para Joaquín Leguina esas incoherencias solo se explican por 'sentimientos negativos y esquizofrenia, sobre los cuales nada bueno puede construirse'.

Demoledora sentencia contra Baltasar Garzón



Sentencia del juzgado de primera instancia e instrucción de Pozuelo de Alarcón contra del exjuez Baltasar Garzón, que demandó al columnista Antonio Burgos por el artículo 'Baltasar, rey (del dinero) negro' escrito en el diario ABC en noviembre de 2013.

"Considera esta Juzgadora que no se ha producido una vulneración del derecho al honor de D. Baltasar Garzón Real, ni se ha ocasionado una intromisión ilegítima en su honor, sino que la actuación profesional del periodista se incardina en el ejercicio legítimo de la libertad de expresión y crítica del artículo 20.1 a) de la Constitución Española, y ello con base a las siguientes consideraciones, que se expondrán a continuación, debiendo comenzar en primer lugar por el propio concepto de honor, cuya protección como derecho fundamental se invoca en el presente procedimiento y el propio titular del mismo, y la tutela que en atención a su condición y consideración puede imperar con ocasión del presente procedimiento. 
(...)

En íntima conexión con el propio concepto de honor, que como pacíficamente sienta la jurisprudencia constitucional, y así se ha recogido en el presente fundamento jurídico, el contenido del derecho al honor es lábil y fluido, cambiante y, en definitiva, "dependiente de normas, valores e ideas sociales vigentes en cada momento", siendo las circunstancias concretas en que se producen los hechos y las ideas dominantes especialmente significativas para determinar si se ha producido o no lesión. Y debe concluirse que no se ha vulnerado el derecho al honor impetrado por el demandante, pues debe contextualizarse el momento en que dicho artículo es difundido un día después de hacerse eco el propio periódico ABC -y otros tantos medios de comunicación escritos u orales de la noticia origen del mismo, que como se ha expuesto reiteradamente, se produce en un momento de conmoción social por los casos de corrupción que empiezan a aflorar y que afectan a Andalucía, produciendo un rechazo en la sociedad, y un hastío e indignación."
(...)
"Que en ese momento se tenga "conocimiento de que un personaje público de la consideración y trayectoria profesional del demandante -al que es exigible una mayor rectitud y moral que al ciudadano medio-, había intervenido en una conferencia organizada por una empresa semipública, recibido un elevado estipendio, ocasionando elevados gastos de estancia en establecimiento de lujo o gran calidad, y sin cumplir con las obligaciones tributarias que pesaban sobre los agentes intervinientes -conferenciante y organizador- lo que incide aun más en el contenido relevante de la noticia. Y es precisamente en ese clima social, cuando el demandado escribe su artículo, sin que pueda sostenerse que el término "dinero negro", y otras alusiones en este sentido, sean difamantes o vejatorias, porque objetivamente reflejan una absoluta e incontrovertida realidad, pues el dinero, debe insistirse, no se sometió a sus obligaciones tributarias por partida doble, y es usual que incluso los propios organismos o Administraciones Públicas, inclusive el Ministro de Economía o Hacienda, aluda al dinero en estos casos, como "dinero negro o en B", tratándose de un uso social, que no implica ninguna intromisión o vulneración al honor".
(...)
"Las opiniones de D. Antonio Burgos Belinchón deben quedar amparadas en el legítimo ejercicio de libertad de expresión y de crítica proclamado en el artículo 20.1 a) de la Constitución, por cuanto el ánimo que las inspiró, empleando el estilo sarcástico, vehemente y ácido de su autor, no fue tanto lesionar la dignidad ni vulnerar el honor de su destinatario sino poner de manifiesto mediante la exageración, la ironía y el sarcasmo, una conducta que consideraba reprochable, censurando no tanto una persona física a título particular, sino a un personaje público de gran notoriedad y proyección".

Los partidarios del Brexit comparan a Cameron con Chamberlain



Artículo en The Telegraph, aquí (necesita subscripción)
Respuesta en The guardian, aquí

Estructura de la deuda pública en los estados miembros de la UE



Más información, aquí
Informe completo de Eurostat, aquí



dilluns, 20 de juny de 2016

La 'lucha final' se disputará entre PP y Unidos Podemos

La media de los últimos sondeos electorales antes del 26J

*******************



El último «tracking» de NC Report para LA RAZÓN confirma el cataclismo del PSOE en las elecciones generales del próximo domingo. Unidos Podemos sigue creciendo en intención de voto y en perspectiva de escaños, y el PSOE continúa sin remontar, e incluso pierde una décima más en intención de voto. Los de Pablo Iglesias afianzan el adelantamiento al PSOE en votos y también en diputados, ya que podrían sumar entre dos y cuatro más. En la proyección más alta, la coalición que lidera Pablo Iglesias y los socialistas podrían alcanzar juntos los 170 escaños. La mayoría absoluta en el Congreso está en los 176 escaños. En el bloque del centro derecha, el PP mantiene su tendencia al alza y superaría el 30 por ciento de los votos, el listón que se han fijado en el comité de campaña. Y en el mejor de los escenarios Mariano Rajoy conseguiría aumentar ocho escaños con respecto a las elecciones de diciembre.
Seguir leyendo...

























Fracaso renovable y 'revival' nuclear

La energía eólica -como la mayoría de las energías llamadas renovables- ha subsistido hasta ahora gracias a las numerosas e importantes subvenciones públicas. Y ello pese a su poca eficiencia, a que encarece el recibo de la luz y a los problemas ambientales que también genera.

Sin embargo, el elevado coste de la electricidad que provocan está acabando con la paciencia de muchos gobiernos. Entre ellos el de Alemania, que ha empezado a recortar e incluso suprimir esas subvenciones.

Los verdes se oponen a ello, pero ante la evidencia de la incapacidad de las renovables para abastecer hoy por hoy la demanda energética y, sobre todo, al mantra del cambio climático -que se ha convertido en la piedra angular de la ideología del ecologismo político- muchos verdes están dando marcha atrás y aceptando la energía nuclear por su reducidas emisiones de CO2..

A pesar de que el ecologismo político cuajó y se catapultó hacia el poder con un programa cuyo eje central era la lucha contra las centrales nucleares  --¿Nuclear? No, gracias'-- ahora lo sacrifica en el altar del calentamiento global antropocéntrico.

Para los verdes actuales es más peligrosa la contaminación por CO2 que la contaminación radioactiva. Es por ello que han pasado de considerarla el paradigma de todos los males de la sociedad industrial a verla como un instrumento útil para frenar las emisiones de CO2.

Así que ahora la defienden o, si se quiere, no se oponen a la misma. El último ejemplo de ello es que no ha dicho ni una palabra ante la inminente puesta en marcha de una nueva central nuclear, la primera en décadas, en EEUU.