Translate | Traducir

dimecres, 4 de maig de 2016

El "3Dvarius," el primer violín impreso en 3-D


Despite its name and inspiration, the 3Dvarius doesn’t claim to actually duplicate a Stradivarius, a feat long thought impossible by even the finest modern luthiers. Even computer scientists admit: no matter how good machines get at replication, replacing traditional, handmade violins with printed copies “would lead to digitally cloned instruments,” writes Wired, “and the loss of sonic character that makes music, well, music.” And it isn’t only sonic character that matters to musicians. Surprisingly enough, in blind tests, many violinists can’t tell the difference between a Stradivarius and a high-quality newer model violin, but these findings do not diminish the Stradivarius mystique. The look and feel of an instrument and its make and pedigree matter. As musician and writer Clemency Burton-Hill points out, much of our fascination with the Stradivarius violin has to do with the “story of Stradivari,” as well as those of the musicians who have owned and played his instruments.
Más...


La ideológica estupidez francesa


La Francia ideológicamente estúpida de los años sesenta y setenta del siglo pasado rendía pleitesía, sin casi distingo de izquierda y derecha, al 'zar amarillo' Mao Zedong. El hombre 'faro' de la humanidad que llevaría a China a la 'grandeza', según decían.

En ese ambiente, el escritor, crítico literario, traductor y sinólogo belga Simon Leys [seudónimo de Pierre Ryckmans] fue el primero en desenmascarar las atrocidades que se cometían en la República Popular China. Esa denúncia contra el comunismo, como muchas otras de la época, tuvo poco eco mediático. Pero bastó que unos años más tarde Leys apareciera en un programa de la televisión francesa para que las cosas cambiaran para él, pero para peor.
REVISTA de LIBROS.- Su infamia pública no llegó hasta la primera aparición televisiva de Leys en mayo de 1983. Entre el resto de invitados que participaban esa tarde en el prestigioso programa cultural francés Apostrophes se encontraba Maria Antonietta Macciocchi, que estaba promocionando su impenitente autobiografía como admiradora de Mao. Leys aprovechó la oportunidad para decir en la cara a los Guardias Rojos de la Margen Izquierda lo que llevaba pensando de ellos durante tanto tiempo: «Creo que los idiotas dicen idioteces del mismo modo que los ciruelos producen ciruelas: es un proceso normal, natural. El problema es que algunos lectores se las toman en serio», dijo. «Lo más benévolo que puede decirse de Sobre China [el libro de Macciocchi] es que es absolutamente estúpido; porque si no la acusaras de ser estúpida tendrías que decir que es una impostora». El espectáculo de este académico tímido y de voz suave demoliendo no sólo a una destacada intelectual, sino una idea, tuvo un efecto instantáneo. El presentador reveló más tarde que fue la única vez en quince años de Apostrophes en que las ventas de un libro descendieron después de que su autor participara en el programa. | HENRI ASTIER


Programa Apostrophe del 27/05/83 (01h 13min 31s)

Tomar el sol baja la presión arterial y adelgaza

MAIL ON LINE.-The sun has got his hat on, our moods feel lighter and we are gripped by a desire to soak up some solar rays. But no, we keep being told: the threat of skin cancer makes this potentially lethal.

Now, however, scientists are discovering a positive side to sun-worshipping. Even taking the skin-cancer risk fully into account, they say that getting a good dose of sunshine is statistically going to make us live longer, healthier and happier lives.

Emerging research indicates that sunlight may protect us against a wide range of lethal or disabling conditions, such as obesity, heart attacks, strokes, asthma, and multiple sclerosis. Sunshine has also been shown to boost our libidos and general mood.
Seguir leyendo...




España crea empleo a un ritmo récord


LIBRE MERCADO.-El mercado de trabajo mantiene su tono positivo en abril. La Seguridad Social ganó una media de 158.038 afiliados (+0,9%) respecto a marzo, hasta sumar un total de 17.463.836 cotizantes. Cabe recordar que España no superaba la barrera de los 17,4 millones de ocupados desde 2011. El sector servicios creó 124.900 empleos, representando así el 79% del aumento de la ocupación, mientras que el resto de sectores productivos generó otros 33.100 puestos.

Debido al cambio en el calendario de la Semana Santa, el incremento de la afiliación se sitúa ligeramente por debajo del registrado en abril de 2015 (+175.495 cotizantes), pero supera ampliamente la media histórica de los meses de abril. De hecho, salvando 2015, el pasado abril fue el mejor de la serie histórica. En el último año, el sistema ha ganado 455.540 afiliados, lo que se traduce en un crecimiento interanual de la afiliación del 2,7%, frente al ritmo del 3,5% registrado hace doce meses.

La clave, sin embargo, radica en analizar los datos desestacionalizados, ya que permite observar la evolución del empleo de una forma homogénea, con independencia de la temporada del año. En este sentido, la ocupación avanzó un 0,28% en abril, tras sumar cerca de 50.000 nuevos empleos, un ritmo ligeramente inferior a marzo (+0,30%). Por actividades, el avance de la industria compensa parcialmente el menor crecimiento observado en los servicios.





Perfil del elector del 20-D: Tozudo, mal informado y cada vez más indeciso








Barómetro del CIS


La Europa cerrada y autárquica contra el TIPP

Greenpeace  ha publicado los documentos íntegros de la última ronda de negociaciones entre la UE y EEUU para alcanzar un acuerdo de libre comercio, financiero y de servicios. Según los ecologistas, estos documentos prueban que los EEUU están tratando de limitar la legislación medioambiental de la UE.

Le Monde, por su parte, que también tiene los papeles, llega a la conclusión que no hay indicios de que la UE haya cedido a las demandas de Estados Unidos. Por el contrario, el periódico francés afirma que lo que sugieren los documentos es que la UE es más entusiasta acerca de cómo completar el TTIP que los EE.UU.

El Guardian, a su vez, dice que el acuerdo de libre comercio entre Europa y los EEUU está estancado, con diferencias "irreconciliables" en algunas áreas. También dice qye hay desacuerdo sobre las demandas de EEUU para que la UE rebaje las medidas de protección del medio ambiente.

¿Algo nuevo que no se supiese ya? No. Entonces ¿con que intención se publican los documentos?

El frente que se opone al TTIP se formó antes del inicio de las negociaciones. No se trata, pues, de un movimiento nacido en respuesta a un proyecto de Tratado detallado y concreto sino de un prejuicio ideológico y político: el libre comercio es malo. En ese frente militan ecologistas, anticapitalistas (incluída la Falange) y mucho funcionario público. Pero no sólo ellos, los populistas, los euroescépticos y los nacionalistas también se oponen. Quieren una Europa cerrada, casi autárquica, con fronteras impermeables, himnos atronadores y banderas únicas bien visibles. Es lamentable que a ese gallinero se haya unido temporalmente el presidente francés, François Hollande, que ha dicho: "En esta etapa [de negociaciones] Francia dice 'No'". Duplicidad lingüística que le ha de permitir en un futuro decir Digo donde dijo Diego.

Se acusa a las negociaciones de 'secretas', cómo ridículamente titula hoy El País, cuando todo el mundo sabe el calendarios y los temas generales que se discuten en cada reunión. Lo que llaman 'secreto' no es otra cosa que simple confidencialidad. Confidencialidad y discreción que son imprescidibles en toda negociación compleja para evitar la interferencia de los lobbies y de terceros. Confidencialidad que, por otro lado, suele romperse de vez en cuando con filtraciones interesadas de parte para influir en la negociación en curso, com es el caso de la actual filtración a Greenpeace.

El estado del comercio de la UE con el mundo

Ante las acusaciones de que las negociaciones son antidemocráticas, cabe recordar que la confidencialidad nada tiene que ver con ello. El borrador al que lleguen los negociadores será debatido no sólo en el Parlamento Europeo sino en todos los parlamentos nacionales antes de su aprobación o rechazo.

El TTIP no es un Tratado 'ultraliberal' -¡qué más quisieran los liberales!- sino un acuerdo comercial razonable que negocia la Europa intervencionista con la administración Obama, la más reguladora que ha existido nunca en EEUU. Sin embargo, y a pesar que podría ser mucho mejor, los beneficios estimados están claros:
Está demostrado que el libre comercio no reduce el empleo, ni lo precariza, sino todo lo contrario. En los últimos 50 años, desde que se han reducido las barreras comerciales y se ha integrado a nuevos países en el comercio global, no solo ha mejorado la renta per cápita y el empleo, sino la calidad del mismo y se ha reducido la pobreza, según el Banco Mundial.

Según el análisis del Instituto de Estudios Económicos (IEE), el TTIP supondría para España más empleo, más actividad económica, y mejoras salariales. El PIB español crecería un 0,7% adicional al año, y se generarían hasta 335.000 nuevos empleos en los cinco primeros años, además de aumentar las exportaciones a EEUU. Según el CEPR, el impacto en el PIB de la UE superaría los 120.000 millones de euros (0,5% del PIB) y de EEUU en 95.000 millones de euros (0,4% del PIB), un beneficio mayor para la UE que para EEUU.

La técnica de la publicación masiva de reales o supuestos documentos secretos -Wikileaks, Panamá...- suele ser más un acto publicitario que de información. Y no sólo porqué la saturación informativa acabe produciendo más desinformación sino porqué muchos de esos documentos no son actas notariales de hechos reales y contrastables sino simples registros de posicionamientos transitorios que no conllevan decisiones firmes. Documentos, muchos de los cuales no tienen trascendencia jurídica, pero sí tienen, y mucha, trascendecia difamatoria y/o propagandística.









Noticias de mi pueblo