Translate | Traducir

dijous, 19 de maig de 2016

Casa Blanca: Trump 42%, Clinton 37%


Donald Trump sigue sacando ventaja a Hillary Clinton en intención de voto para la presidencia de los Estados Unidos, según la encuesta semanal de Rasmussen Reports.

Trump obtiene el apoyo del 42% de los electores frente al 37% de Clinton si las elecciones fueran hoy. Un 13% prefiere algún otro candidato, mientras que el 7% están indecisos.

Más información, aquí



No firmes esta petición



Mientras no se garantice plenamente el secreto de voto en todos los colegios electorales de España, no firmes esta petición. No hay, que yo sepa, ningún otro país democrático de nuestro entorno donde el elector tenga que coger su papeleta de voto de una mesa situada a la vista de todo el mundo, ya sean otros electores, miembros de la mesa electoral o interventores de los partidos.

Esa visibilidad en la elección de papeleta puede que no moleste a muchos ciudadanos, especialmente a los activistas políticos que así pueden hacer ostentación de su voto en un último intento para influir en el voto de los demás. Pero para una parte nada despreciable de ciudadanos, especialmente los que vivimos en circunscripciones muy radicalizadas políticamente, como en Euzkadi o Cataluña, coger la papeleta que quieres se ha convertido en un problema real.

La opción de tomar una papeleta de cada candidatura y entrar en la cabina -dónde no suelen haber papeletas de todos los partidos- no sirve de mucho, ya que aparece como sospechosa ante los ojos del comisario político de turno. Es por ello que los que nos encontramos en esta situación preferimos salir de casa con el voto puesto. Por favor, no nos quiten la única posibilidad que nos queda de ejercer en secreto nuestro derecho de voto.



Aristóteles y la decadencia de la democracia


Decía Aristóteles que para conservar la democracia lo que con más esmero debe cuidarse es el imperio de la ley y la seguridad jurídica, esto es, “vigilar que no se infrinja la ley en lo más mínimo”. La democracia comienza a destruirse cuando la ley no se respeta, cuando se aplica ostentosamente de forma diferente a unos u otros en función del interés político, cuando los linchamientos (hoy en día mediáticos) sustituyen a la presunción de inocencia o cuando el aplauso o el abucheo de las masas son más importantes que las garantías jurídicas. Lo mismo ocurre cuando la ley se cambia constantemente al arbitrio de la voluntad de los que gobiernan, y cuando estos mismos gobernantes son los primeros en incumplirla con total impunidad.

(...)

De forma muy seria el sabio griego advierte del síntoma definitivo de la descomposición de la democracia: la proliferación de los demagogos. Con razón nuestro diccionario define demagogia como “degeneración de la democracia consistente en que los políticos, mediante concesiones y halagos a los sentimientos elementales de los ciudadanos, tratan de conseguir o mantener el poder” (una buena definición del Estado de Bienestar, por cierto).

Los demagogos “sólo aparecen allí donde la ley ha perdido la soberanía” y ha sido sustituida por “la soberanía de la multitud”. Estos “aduladores del pueblo” jamás invocan los sentimientos más nobles del ser humano sino que intentan encender los peores: el miedo, la envidia, el odio, la codicia de los bienes ajenos y la ira, que nubla la razón y facilita la manipulación de las masas. Aristóteles cita ejemplos de polis griegas en las que los demagogos “ocasionaron la destrucción de la democracia”, para cuyo propósito “les bastaba ganarse la confianza del pueblo y, para ganarla, les bastaba declararse enemigos de los ricos”. En efecto, el olor inequívoco del demagogo son sus “continuos ataques contra los ricos”, siempre una minoría y siempre el blanco más fácil y más burdo. | Fernando del Pino Calvo-Sotelo
Leer artículo completo, aquí



Proteccionismo ideológico e intolerancia política

La disminución de la conciencia cívica y el conocimiento político contribuyen a la intolerancia política


QUILLETTE.- The marketplace of ideas is premised on the notion that when people exchange competing ideas, they assign value to those with the most intellectual merit and discard those without merit. However, in order to trust that this process will advance one’s own political values, one must both believe that one’s ideas are most meritorious, and also have some confidence in one’s ability to promote and defend those values to others. In other words, participation in a free marketplace of ideas requires a certain level of confidence in one’s own political acumen.

There is already evidence that political expertise leads to greater tolerance. As acrimonious as political dialog is in Washington, political elites have historically shown high levels of support for democratic norms and exercise considerable tolerance compared to the masses. While they may not engage in polite discourse, elites are nonetheless protective of discourse.

On the contrary, what we see on college campuses are student demands for intellectual trade protection. I argue that protectionism of ideas, like protectionism of goods, is based in insecurity and accomplished through restrictive practices. Certain ideas may be embargoed, prohibited from entering the marketplace at all through speech codes and student conduct policies. Other ideas exact a social tariff, such that the psychological cost of exchanging them discourages trade. And of course, students are demanding that universities implement their own form of import quotas, placing restrictions on outside speakers and even professors who would shift the balance of ideas away from the Left. | April Kelly-Woessner
Leer artículo completo, aquí

Las frutas y verduras que comemos han sido durante siglos modificadas genéticamente por el hombre

¡Cómo hemos llegado a obtener los productos que tenemos hoy?

Durante siglos, la humanidad ha estado retocando la genética de frutas y verduras a través de la cría selectiva, mediante la cual los agricultores seleccionan y cultivan sus productos con las cualidades que desean.

Los productos u organismos modificados genéticamente (OMG) siguen un proceso similar a los tradicionales, pero en lugar de la burda modificación manual de estos genes a través de injertos durante cientos de años, los científicos pueden hoy realizar esas modificaciones géneticas de una manera precisa y rápida. A pesar de todos los ataques que ha provocado, la ciencia sobre los OMG nunca ha sido más clara. Un nuevo informe publicado el miércoles después de tres décadas de observación e investigación sobre cultivos transgénicos no se encontró "ninguna evidencia" de que "sean menos seguros para comer que los alimentos convencionales."




Comprueba cómo de decisivo será tu voto para cambiar el resultado el 26-J

ABC ha calculado, aplicando la ley d’Hont que establece el reparto de escaños en el sistema electoral español, las actas de diputado que están en un margen más estrecho para decantarse por un partido u otro. Madrid, Cáceres, Santa Cruz de Tenerife, Álava y León son las más apretadas en el baile del último escaño. Aunque hay hasta 16 provincias donde la cifra de papeletas para cambiar de manos depende de menos de un 1% del censo electoral de cada circunscripción, es decir, la posibilidad real está más cerca que en el resto.

Busca tu circumscripción, aquí



Islamistas utilizan este vídeo de Andreu Buenafuente

Un vídeo del programa de Buenafuente haciendo una comparación entre el Corán y la Biblia se ha popularizado en redes islamistas como propaganda contra el catolicismo. Las imágenes ya han alcanzado más de un millón de visitas.
Más...



Trudeau pierde los papeles



El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau se levantó de su escaño para forzar al líder del grupo parlamentario del opositor Partido Conservador a sentase. En el camino a través de la cámara dio un codazo a una diputada socialdemócrata y causó una trifulca que amenazó con convertir el pacífico parlamento canadienses en el escenario de una pelea callejera. Después se disculpó.

Más información, aquí

Los 40 eurodiputados que realmente importan



El Parlamento Europeo ha recorrido un largo camino desde que era un organismo no elegido y meramente consultivo hasta su papel actual como colegislador europeo de la única institución de la UE con un mandato directo de la población europea. A pesar de ello, sus diputados son unos desconocidos. POLITICO ha eleaborado una lista de los 40 eurodiputados que mejor se las arreglan para ejercer una influencia política tangible en Europa y cuáles de ellos son estrellas en ascenso.
The most striking feature of the list is the sheer number of German MEPs. While Germany makes up just 16 percent of the EU’s population; its MEPs constitute 35 percent of this list. Germany’s EU dominance is normally framed in terms of Angela Merkel, but this ranking shows there’s more to it than just the chancellor.

Germany’s size, and the fact that the Parliament’s president (Martin Schulz) and top civil servant (Klaus Welle) are both German, have clearly helped nudge a whole caste of Germans into top roles. The dominance of MEPs from Western Europe (which contributes five of the six biggest EU countries to the Parliament) is also clear. Only seven out of this list of 40 come from Central and Eastern Europe.

There are people from all political stripes on the list — as well as from both sides of the pro-/anti-EU fence.