Translate | Traducir

diumenge, 26 de juny de 2016

El 'sorpasso' lo ha dado Rajoy



Estrepitoso fracaso no sólo de los sondeos pre-electorales sino también del sondeo a pie de urna. Ni 'sorpasso' sobre el PSOE de Podemos (a partir de ahora Podexit) ni victoria pírrica y a la baja del PP. Al contrario. Las urnas han reforzado muy por encima de lo previsible al partido de Rajoy y le han quitado el chupete a Podexit (1.100.000 votos menos), que se ha quedado compuesto y sin novia.

Los resultados muestran también que el fin del bipartidismo fue una ilusión, un espejismo que ha empezado a disolverse por el PP para llegar, más tarde o más temprano, a la izquierda. Lo que no ha terminado aún es la dificultad de formar gobierno, ya que los resultados no han modificado sustancialmente los del 20D.

De momento, a parte de desacreditar a los encuestadores, estas elecciones sólo han servido para que el PP le coma 8 diputados a C's y 6 al PSOE, UPyD y VOX y haya pasado de 123 a 137 diputados. Por lo demás, Podexit ha quedado frustrado y el PSOE ha evitado la aniquilación, perdiendo otros 5 diputados pero manteniéndose por delante de 'Unidos Podemos'.

Sigue, pues, el bloqueo aritmético para formar Gobierno. ¿Qué harás ahora Pedro? De momento, en la noche electoral evitó vetar explícitamente a Rajoy o declarar que con el PP nada de nada. Sin embargo, siguen descartando una abstención. Veremos.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que tampoco mentó a Rajoy excepto para felicitarlo, ha insistido en que los sillones han de quedar al margen de la negociación pero ha reconocido que su partido ya no es decisivo. Veremos también.

En Cataluña, más que en ninguna otra parte, las elecciones no han servido estrictamente para nada. Los resultados han sido idénticos, calcados, a los del 20D. La única diferencia es que la mayoría de partidos, excepto PP y ERC, han perdido votos debido a una abstención 3 puntos superior. El teatro político catalán se parece cada vez más a un gallinero, con una gallina populista que ha dejado mudo al gallo estelado. Algo es algo.



Por el pacto constitucional

Sin el consentimiento del Parlamento de Escocia el Reino Unido no puede salir de la UE [Cámara de los Lores]



Texto íntegro del Informe del Comité de la Unión Europea de la Cámara de los Lores del 4 de Mayo


Carta de dimisión de la diputada laborista Heidi Alexander y ministra de Sanidad en la sombra:


En menos de 48 horas, tres millones de británicos han firmada una petición para un segundo referéndum sobre la permanencia en la UE

Seguir aquí el número de firmantes

La dictadura de la democracia

Un 25% de los españoles mayores de 18 años cree que el Sol gira alrededor de la Tierra. Son datos de una encuesta oficial, presentada el año pasado por el ministerio de Economía. Si una cuarta parte de los españoles con derecho a voto tiene esas opiniones sobre el Sol y la Tierra, es fácil deducir cuáles tendrá sobre el partido Podemos. La ignorancia está arraigada, pero no debemos obviar el progreso imparable. Hace 10 años era el 40% de los españoles el que creía eso. Por lo tanto, y en teoría, la reducción de la ignorancia, que evidentemente no afecta solo a los españoles, debería reflejarse en la política. Pero yo tengo otra hipótesis. En el pasado los ignorantes se limitaban a seguir con indiferencia las diversas instrucciones de la élite. Su inhibición política era notable. La situación ha cambiado bruscamente. Ahora la ignorancia está articulada, y se muestra con orgullo. Las redes sociales han vertebrado, y otorgado identidad, poder y disciplina, aun tumultuaria, a los ignorantes. Internet no sólo junta a los iguales filatélicos. Esta dinámica de grupo tiene efectos poderosos. Hasta el punto de que cuando Trump se dirige a ellos, llamándoles lo que son y animándoles a que se exhiban con arrogancia, el grupo reacciona felizmente a una. El bronco griterío de la identidad compartida se impone a la constatación humillante del insulto. Luego está el embrutecimiento. Históricamente, las masas han disfrutado de sus innumerables variedades, desde el alcohol al juego, pasando por el deporte y el espectáculo sicalíptico. Ahora la política también forma parte destacada del embrutecimiento de las masas iletradas. El éxito español de la Sexta o el de la cadena Fox en EEUU no se explican sin ese cambio en las formas de consumo. | ARCADI ESPADA
Leer el artículo completo, aquí