Translate | Traducir

diumenge, 11 de setembre de 2016

Un cuarto de millón de catalanes por la independencia

El año pasado los organizadores de la Diada cifraron la participación en DOS MILLONES de personas. Este año la han rebajado a 1 MILLÓN. La Guardia Urbana de Barcelona cifró la participación el año pasado en 1,4 MILLONES y este año la ha reducido a 540.000. Las policías locales de Salt, Berga, Lleida y Tarragona han sumado 260.000, lo que deja la cifra de hoy en 800.000 personas.

Los medios de comunicación catalanes, pero también los españoles, deben ser los únicos del mundo que nunca publican cifras propias de participación en manifestaciones políticas. Sin embargo, esa es su obligación, ya que no se trata de una opinión sino de una información de datos empíricos que pueden ser medidos y cuantificados con bastante objetividad.

El año pasado, al día siguiente de la Diada, un medio internacional nada sospechoso de parcialidad en este tema como es The New York Times, cumplía con su obligación profesional y cifraba en medio millón el número de manifestantes en Barcelona. Es decir, una cuarta parte de la cifra 'oficial' y una tercera de la cifra policial.



Hoy, en la Diada de este año 2016, la Guardia Urbana barcelonesa ha cifrado la participación en 540.000 personas. Si aplicamos el mismo sesgo del año anterior y dividimos la cifra por tres tendremos que el número de manifestantes en Barcelona se ha reducido a 180.000 personas.

A ellas hay que sumarles los manifestantes de Salt, Berga, Lleida y Tarragona que, según las respectivas policías municipales, alcanzaron los 260.000. Si aplicamos también el mismo sesgo que al de la Guardia Urbana de Barcelona, la cifra real se situaría en cerca de 87.000.

Es decir, que hoy en toda Cataluña se habrían manifestado realmente unas 267.000 personas. 250.000 si aplicamos el sesgo a las cifras oficiales de los organizadores.Un cuarto de millón de catalanes -cifra que sigue siendo muy respetable- habrían salido a la calle a pedir la independencia.

El problema para los independentistas es que las cifras de hoy manifiestan un descalabro participativo mayúsculo. Y es así principalmente porque hincharon astronómicamente las cifras de participantes en las manifestaciones anteriores. Si hubiesen dado las cifras reales ahora el descalabro sería y parecería menor. No es lo mismo caer de 2 millones a 800.000 que bajar de 500.000 a casi 270.000.

Ese es el problema de decir mentiras o hacer trampas con las cifras.


P.D.- El Observatorio de Resultados Electorales de Sociedad Civil Catalana cifra la participación en 292.000 asistentes: 140.000 en Barcelona; 65.000 en Tarragona; 28.000 en Lleida; 47.000 en Salt; y 12.000 en Berga. El estudio ha sido efectuado por el doctor Haroon Idrees, del Center for Research in Computer Vision (CRCV) de la Universidad Central de Florida.


Los problemas de salud de Hillary Clinton parecen reales

Clinton abandona el homenaje del 11-S por un mareo



El PSOE sería el más perjudicado en unas terceras elecciones y el PP sumaría 142 escaños


ABC.- El único partido de los cuatro grandes nacionales que ganaría en votos y diputados sería el Partido Popular. Con un 33,9 de estimación de voto, nueve décimas más que el 26 de junio, los populares lograrían 142 diputados. Son cinco más que los que tiene ahora mismo en el Congreso, y 19 más que los del 20 de diciembre. Su tendencia al alza es clara: en nueve meses ha ganado más de cinco puntos en estimación de voto. Pero sigue lejos de la mayoría absoluta (176 diputados), y los acuerdos serían tan imprescindibles como en diciembre y como en junio... Pero también igual de complicados.

Rajoy, como líder del partido ganador, tendría de nuevo la iniciativa de formar Gobierno. Necesitaría menos votos que antes, cierto, pero las combinaciones serían similares a las actuales. Con Ciudadanos (30 diputados), seguiría sin sumar lo suficiente. De nuevo tendría que mirar a un pacto múltiple en el que estuviera el PNV o bien volver a plantear un acuerdo al Partido Socialista. Si Ciudadanos veta al PNV, el PNV mantiene el rechazo a Rajoy y el PSOE sigue en el «no es no», el bloqueo se mantendrá intacto después de unas terceras elecciones que por sí solas no tienen la solución, como se observa en la encuesta.

El partido de Albert Rivera perdería en esos nuevos comicios dos diputados, que en realidad serían diez si lo comparamos con su resultado del 20 de diciembre. Ciudadanos se queda en un 12,9 por ciento de estimación de voto, solo un punto menos que el 20-D, pero la ley D’Hondt es especialmente implacable en esos porcentajes: un punto menos de voto es igual a 10 diputados menos. Los 30 escaños que conseguirían en las terceras tendrían la misma importancia relativa que sus 32 actuales, ni más ni menos: por sí mismos no serían determinantes.

El PSOE no ha tocado fondo aún, según se desprende de la encuesta de GAD3. El 20-D se quedó en 90 diputados, el 26 de junio bajó a 85, y ahora, si se celebraran nuevas elecciones, bajaría hasta los 81, con un 21,1 por ciento. Pedro Sánchez está rompiendo todos los registros negativos del PSOE, y ha logrado que el resultado de Rubalcaba en 2011, el peor de la historia de su partido hasta ese momento, se vea ahora como una meta difícil de alcanzar: entonces el PSOE obtuvo 110 diputados y un 28,76 por ciento de los votos.

La pérdida de cuatro diputados en el PSOE haría que Unidos Podemos se le acercara un poquito más. La formación de Pablo Iglesias solo se dejaría un escaño por el camino, y mantendría 70, con un 20,5 por ciento de los votos. La coalición de Izquierda Unida más Podemos no ha cumplido las expectativas que se habían marcado sus propios líderes y, lejos de mejorarlas en una nueva cita electoral, sufrirían otro retroceso que les haría ir a remolque del Partido Socialista.
Más...


Reynaldo Arenas, in memoriam


TESTAMENTO POLÍTICO DE REINALDO ARENAS

Queridos amigos:

Debido al estado precario de mi salud y a la terrible depresión sentimental que siento al no poder seguir escribiendo y luchando por la libertad de Cuba, pongo fin a mi vida.

En los últimos años, aunque me sentía muy enfermo, he podido terminar mi obra literaria, en la cual he trabajado durante casi treinta años.

Les dejo pues como legado todos mis terrores, pero también la esperanza de que pronto Cuba será libre.

Me siento satisfecho por haber podido contribuir aunque modestamente al triunfo de esta libertad.

Pongo fin a mi vida voluntariamente porque no puedo seguir trabajando. Ninguna de las personas que me rodean están comprometidas en esta decisión.

Sólo hay un responsable: Fidel Castro. Los sufrimientos del exilio, las penas del destierro, la soledad y las enfermedades que haya podido contraer en el destierro no las hubiera sufrido de haber vivido libre en mi país.

Al pueblo cubano tanto en el exilio como en la Isla los exhorto a que sigan luchando por la libertad.

Mi mensaje no es un mensaje de derrota, sino de lucha y esperanza.

Cuba será libre. Yo ya lo soy.

REINALDO ARENAS, 1990



Puigdemont volverá proponer al Estado un referéndum y, si no, convocará elecciones constituyentes

Puigdemont ha explicado que la idea de hacer un referéndum sobre la independencia en los próximos meses se está “estudiando”, pero “de momento” lo que prevé la vigente hoja de ruta del Govern es celebrar unas “elecciones constituyentes” en 2017.

Pese a que el Gobierno central y las Cortes han rechazado en reiteradas ocasiones en los últimos años las peticiones de los nacionalistas catalanes para celebrar un referéndum con todas las garantías legales, Puigdemont ha asegurado que no tira aún la toalla: “Voy a insistir el día 28 en hacer una propuesta en este sentido a la política española”.
Más...