Translate | Traducir

divendres, 23 de setembre de 2016

Acuerdo de paz en Colombia ¿Sí o No?


El acuerdo de paz firmado en La Habana por el Gobierno colombiano y las FARC se someterá referéndum. Los ciudadanos de Colombia podrán rechazar o dar su visto bueno al acuerdo en las urnas. Un acuerdo que ha tenido una gran acogida internacional pero que ha dividido a la sociedad colombiana. Entre las muchas voces, dentro y fuera del país, a favor del Sí o del No destacamos dos. La de Mario Vargas Llosa, a favor del Sí, y la de su amigo Plinio Apuleyo Mendoza, a favor del No.

MARIO VARGAS LLOSA.- Abad Faciolince cuenta una trágica historia familiar. Su padre fue asesinado por los paramilitares (él ha volcado aquel drama en un libro memorable: El olvido que seremos) y el marido de su hermana fue secuestrado dos veces por las FARC, para sacarle dinero. La segunda vez, incluso, los comprensivos secuestradores le permitieron pagar su rescate en cómodas cuotas mensuales a lo largo de tres años. Comprensiblemente, este señor votará no en el plebiscito; “yo no estoy en contra de la paz”, le ha explicado a Héctor, “pero quiero que esos tipos paguen siquiera dos años de cárcel”. Le subleva que el coste de la paz sea la impunidad para quienes cometieron crímenes horrendos de los que fueron víctimas cientos de miles de familias colombianas.

Pero Héctor, en cambio, votará sí. Piensa que, por alto que parezca, hay que pagar ese precio para que, después de más de medio siglo, los colombianos puedan por fin vivir como gentes civilizadas, sin seguirse entrematando. De lo contrario, la guerra continuará de manera indefinida, ensangrentando el país, corrompiendo a sus autoridades, sembrando la inseguridad y la desesperanza en todos los hogares. Porque, luego de más de medio siglo de intentarlo, para él ha quedado demostrado que es un sueño creer que el Estado puede derrotar de manera total a los insurgentes y llevarlos a los tribunales y a la cárcel. El Gobierno de Álvaro Uribe hizo lo imposible por conseguirlo y, aunque logró reducir los efectivos de las FARC a la mitad (de 20.000 a 10.000 hombres en armas), la guerrilla sigue allí, viva y coleando, asesinando, secuestrando, alimentándose del, y alimentando el narcotráfico, y, sobre todo, frustrando el futuro del país. Hay que acabar con esto de una vez.

¿Funcionará el acuerdo de paz? La única manera de saberlo es poniéndolo en marcha, haciendo todo lo posible para que lo acordado en La Habana, por difícil que sea para las víctimas y sus familias, abra una era de paz y convivencia entre los colombianos. Así se hizo en Irlanda del Norte, por ejemplo, y los antiguos feroces enemigos de ayer, ahora, en vez de balas y bombas, intercambian razones y descubren que, gracias a esa convivencia que parecía imposible, la vida es más vivible y que, gracias a los acuerdos de paz entre católicos y protestantes, se ha abierto una era de progreso material para el país, algo que, por desgracia, el estúpido Brexit amenaza con mandar al diablo. También se hizo del mismo modo en El Salvador y en Guatemala, y desde entonces salvadoreños y guatemaltecos viven en paz.

Más...

PLINIO APULEYO MENDOZA.- ...los miembros de las Farc quedarán eximidos del pago de cárcel a pesar de los atroces delitos que cometieron durante más de 50 años; tendrán 26 curules efectivas en el Congreso, 31 emisoras de radio, canal de televisión, un caudaloso presupuesto para la difusión de su plataforma ideológica y ocuparán vastas zonas de concentración en el país, sin presencia de la Fuerza Pública, y que de hecho se convertirán en pequeños estados independientes para propagar su proyecto socialista.

La llamada Jurisdicción Especial para la Paz, convenida conjuntamente con el influyente asesor de las Farc, el abogado comunista español Enrique Santiago, será conformada por instancias extranjeras y tendrá facultades y poderes que sobrepasan los que tienen las altas Cortes, así como juzgados y tribunales del país. Sus fallos serán inapelables y no admitirán doble instancia. De ahí los temores e inquietudes que genera esta justicia transicional.

Por otra parte, el presidente Santos ha obtenido poderes extraordinarios del Congreso, incluso para reformar la Constitución. Aunque parezca increíble, son superiores a la arbitraria ley habilitante de Maduro en Venezuela. Sin duda, el acuerdo de paz debe verse como un importante escalón alcanzado por las Farc en su camino hacia el poder.
Más...



La deriva de Sánchez | El País

'Su hoja de ruta agudizará la crisis del PSOE y provocará otras elecciones'



La estrategia de Sánchez parece olvidar los intereses de España —e incluso los de su propio partido— para centrarse en su pura supervivencia como líder socialista. Utilizando a Mariano Rajoy como excusa (algo fácil, teniendo en cuenta la posición monolítica del presidente del Gobierno en funciones), el secretario general del PSOE ha ido cerrando todos los puentes hacia la gobernabilidad mientras insiste en buscar un pacto imposible, con la escasa autoridad de quien pretende gobernar después de haber sufrido dos derrotas históricas consecutivas. Las cifras podrían salir si se suman los votos favorables de Podemos, CiU, PNV y CC, y las abstenciones de ERC y Bildu; pero el resultado sería catastrófico.

Sea como fuere, gobernar con 85 diputados (menos del 25% de la cámara) y con los apoyos de fuerzas políticas con preferencias radicalmente incompatibles entre sí, o que al día siguiente quieran imponer sus criterios para ocupar tu espacio, es un proyecto condenado al fracaso.

En vez de plantear una deriva que conduce hacia la ingobernabilidad en España y que agudizará la crisis de su partido, Sánchez debería abrir un tiempo de análisis y debate interno. La supervivencia de un Partido Socialista moderado, reformista y con vocación de gobernar y mejorar España, no de ser el primero del pelotón de perdedores, debería de ser ahora la prioridad absoluta de todo aquel que sienta lealtad a las siglas del PSOE.

Esa reflexión se va a hacer aún más necesaria y urgente a partir del próximo domingo, cuando se prevé un nuevo desastre electoral socialista en Galicia y el País Vasco. Uno más de la era Sánchez. No parece, por tanto, que sea él la persona más adecuada para encabezar la travesía del desierto que tendrá que abordar el PSOE tras la sangría de votos sufrida en las últimas citas electorales.
Más...

El PSOE negocia una investidura con apoyo de CDC, PNV y CC y la abstención de ERC y Bildu


LA RAZÓN.- ...la puerta del 170 sólo se abrirá con la llave del PSE-EE para la gobernabilidad del PNV en el País Vasco, es decir, si los socialistas son capaces por sí solos, sin la connivencia del PP, de hacer lendakari a Íñigo Urkullu. En este escenario, que contemplan las encuestas que maneja Ferraz, Sánchez podría sumar a los nacionalistas a la entente con Podemos. El acuerdo –aunque sea de mínimos– con la formación de Pablo Iglesias es la piedra angular de la estrategia, por lo que si el secretario general no es capaz de tejer esta complicidad antes del 1 de octubre, sus planes quedarían seriamente comprometidos. Sumadas las tres formaciones alcanzarían la pírrica cifra de 161 escaños –los mismos que Sánchez e Iglesias aglutinaban por sí mismos en diciembre, cuando el PSOE desechó la idea bajo el argumento de que la «izquierda no suma»–, ahora, sin embargo, no habrá reparos para mirar a la derecha y a partidos de controvertida ideología. Para llegar a 170 diputados, los socialistas necesitan el favor de la antigua Convergència y de Coalición Canaria y la actitud permisiva –si no afirmativa de ERC–.
Más...

Dirigentes de Podemos plantearon una "abstención técnica" al acuerdo PSOE-C's





La Generalitat 'rescató' la empresa de una sobrina de Pujol con contratos ilegales por 4,4 millones



Terceras elecciones: gana el PP (140), sube el PSOE (100) y bajan los emergentes (Podemos, 50 y C's 15-20)


EL CONFIDENCIAL DIGITAL.- Según ha sabido El Confidencial Digital, los datos recabados por el PP para este último tracking son de hace dos semanas. Antes, por tanto, del caso Rita Barberá pero cuando ya había salido a la luz la designación de José Manuel Soria para el Banco Mundial. Unas previsiones que, por tanto, las fuentes consultadas mantienen como “vigentes”.

Con las estimaciones que han llegado a Génova en la mano, el PP volvería a ganar las elecciones generales, mejorando incluso los resultados obtenidos tanto el pasado 20 de diciembre como el 26 de junio. En esta ocasión, los populares alcanzarían la cifra de 140 diputados, aún lejana a la mayoría absoluta de 176.

La subida del PP sería, no obstante, más lenta que la que experimentaría el PSOE, que pasaría de 85 escaños a 100. Una cifra que también supera los 90 obtenidos por Pedro Sánchez el pasado mes de diciembre.

El avance de los socialistas es a cuenta de un Podemos que continúa en caída libre. La formación morada, y pese a reeditarse el pacto con IU, se quedaría en los 50 escaños, perdiendo 21 respecto al 26-J.

La cifra de 50 diputados, de hecho, ha sido citada por Iglesias en conversaciones privadas, por lo que las fuentes consultadas no descartan que el tracking del PP haya llegado a oídos del secretario general de Podemos.

Por último, Ciudadanos también vería reducir su número de escaños, quedándose ahora con un grupo parlamentario que tendría entre 15 y 20 diputados.
Más...

Las buenas noticias que usted no sabe


THE NEW YORK TIMES.- The world is a mess, with billions of people locked in inescapable cycles of war, famine and poverty, with more children than ever perishing from hunger, disease and violence.

That’s about the only thing Americans agree on; we’re polarized about all else. But several polls have found that about 9 out of 10 Americans believe that global poverty has worsened or stayed the same over the last 20 years.

Fortunately, the one point Americans agree on is dead wrong.

As world leaders gather for the United Nations General Assembly this week, all the evidence suggests that we are at an inflection point for the ages. The number of people living in extreme poverty ($1.90 per person per day) has tumbled by half in two decades, and the number of small children dying has dropped by a similar proportion — that’s six million lives a year saved by vaccines, breast-feeding promotion, pneumonia medicine and diarrhea treatments!

Historians may conclude that the most important thing going on in the world in the early 21st century was a stunning decline in human suffering.

O.K., you’re thinking that I’ve finally cracked up after spending too much time in desperate places. So a few data points:

■ As recently as 1981, when I was finishing college, 44 percent of the world’s population lived in extreme poverty, according to the World Bank. Now the share is believed to be less than 10 percent and falling. “This is the best story in the world today,” says Jim Yong Kim, the president of the World Bank.

■ For the entire history of the human species until the 1960s, a majority of adults were illiterate. Now 85 percent of adults worldwide are literate and the share is rising.

■ Although inequality has risen in America, the global trend is more encouraging: Internationally, inequality is on the decline because of gains by the poor in places like China and India.

The U.N. aims to eradicate extreme poverty by 2030, and experts believe it is possible to get quite close. In short, on our watch, we have a decent chance of virtually wiping out ills that have plagued humanity for thousands of generations, from illiteracy to the most devastating kind of hand-to-mouth poverty.

Yet the public thinks the opposite, that poverty is getting worse. A poll to be released Thursday by Motivaction, a Dutch firm, finds that only 1 percent of Americans surveyed realized that global extreme poverty had fallen by half over 20 years.

I wonder if those of us in journalism and the humanitarian worlds don’t err by focusing so much on human misery that we leave the public with the misperception that everything is always getting worse. / Nicholas Kristof
Más...