Translate | Traducir

dimarts, 27 de setembre de 2016

'El País' califica a Sánchez de 'marrullero' al que sólo le preocupa su poltrona y no España y sus ciudadanos

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se ha sacado de la manga una carta tramposa para eludir las responsabilidades que le corresponden por la sucesión de gravísimas derrotas electorales. Consiste en convocar a los militantes a unas primarias, concebidas en realidad como un plebiscito en torno a su persona, en plazo tan perentorio como el 23 de octubre; y a un congreso en los primeros días de diciembre bajo el siguiente chantaje político: o se está contra Rajoy, o se está a su favor. No se trata de discutir a fondo sobre ideología y estrategia, sino de forzar la alineación de los socialistas entre los partidarios de un “proyecto autónomo” respecto del PP y los sospechosos de entregarse a la derecha. Semejante reduccionismo sería meramente absurdo si no fuera porque se produce además en pleno bloqueo político de España y en medio del difícil proceso de formación de Gobierno.

Olvidadas todas sus afirmaciones previas, en el sentido de que resolver la gobernabilidad era prioritario a solventar los problemas internos del PSOE, Sánchez se enroca para anteponer la necesidad de conseguir “una voz única” en el partido. Se comprende que no le hayan gustado las críticas crecientes a su gestión e incluso que sienta su cargo amenazado por ellas; pero ni se puede hurtar a una fuerza política el análisis profundo de las causas del hundimiento electoral ni se le puede escamotear la discusión seria de ideas y estrategia. Sánchez maniobra para mantenerse en su puesto, acortando al máximo los plazos mientras trata de reconducir todo el debate a la simple cuestión “Rajoy sí, Rajoy no”.

Para dar la impresión de que hay algo más en juego, Sánchez ha confirmado su voluntad de intentar un Gobierno alternativo al del PP. Solo ha precisado que debería ser “de ancha base parlamentaria”, mencionando de nuevo a Podemos y a Ciudadanos como los llamados a ese pacto, y sin descartar a los nacionalistas. A estas alturas, parece un insulto a la inteligencia hacer creer a la militancia y a miles de personas de buena fe que tal fórmula de gobierno es realmente posible y que el PSOE tiene la fuerza como para liderarla. En todo caso, si Sánchez está convencido de que ese debería ser el camino, lo lógico es que pidiera autorización al comité federal del próximo sábado para recorrerlo y atenerse a lo que allí se decida. Pero no es eso lo que plantea al comité federal, sino que intenta el órdago de que convoque ya un congreso en un partido secuestrado por el falso dilema del sí o no a Rajoy.

No se puede organizar nada menos que la elección del líder del partido y un congreso que elabore la estrategia para varios años con un calendario tan traicionero. Porque lo es: Sánchez pretende reelegirse en unas primarias ocho días antes de que venza el plazo para evitar la disolución de las Cortes y la convocatoria de las terceras elecciones generales en un año; y celebrar el congreso de su partido dos semanas antes de esa hipotética e indeseable elección general, pero con él ya reelegido, de forma que pudiera mantenerse en el cargo a pesar de la nueva y previsible derrota. Esto no es preocuparse por España ni por los problemas de los ciudadanos. Esto es la marrullería de un dirigente contestado internamente y decidido a continuar la fuga hacia adelante sin causa que defender.

Sánchez admite que prefiere terceras elecciones a un Gobierno de Rajoy


Sánchez pide por SMS a los suyos que movilizen a la militancia para parar a los barones






Lesbianas italianas contra las 'madres de alquiler'


LA REPUBBLICA.- È il primo documento delle donne omosessuali contro la gpa destinato a far discutere il mondo lgbt schierato a favore della maternità surrogata. I promotori: "Non è proibizionista, ma contrario agli scambi di denaro per comprare e vendere esseri umani". Laiche contrarie, cattoliche d'accordo

Cinquanta lesbiche italiane hanno promosso un documento contro l'utero in affitto, la pratica seguita anche dal leader di Sel Nichi Vendola e dal suo compagno diventati genitori in Canada. Si tratta della prima durissima presa di posizione da parte di donne omosessuali destinata a fare discutere il mondo lgbt finora tutto schierato a favore della maternità surrogata. In questo caso, con le firmatarie dell'appello solidarizzano i cattolici (Paola Binetti, deputata di Area Popolare: "Molto coraggioso, ne condivido in grandissima parte i contenuti. Andare controcorrente è difficile, ma è il vero segno della libertà"). Ma prendono le distanze i laici (Micaela Ghisleni, filosofa bioeticista: "Non c'è sfruttamento, né commercio. E gli interessi dei bambini sono tutelati").

Le motivazioni dell'appello. In nome dell’autodeterminazione delle donne e dei diritti dei neonati, le cinquanta firmatarie dell'appello "rifiutano la mercificazione delle capacità riproduttive delle donne". "Rifiutano la mercificazione dei bambini". "Chiedono a tutti i Paesi di mantenere la norma di elementare buon senso per cui la madre legale è colei che ha partorito, e non la firmataria di un contratto, né l’origine dell’ovocita". "Chiedono a tutti i Paesi di rispettare le convenzioni internazionali per la protezione dei diritti umani e del bambino di cui sono firmatari e di opporsi fermamente a tutte le forme di legalizzazione della maternità surrogata sul piano nazionale e internazionale, abolendo le (poche) leggi che l’hanno introdotta".
Más...

Lea el texto completo del documento (en italiano) aquí

El regreso de la política fiscal

NOURIEL ROUBINI.- Desde la crisis financiera global de 2008, la política monetaria ha sido la principal encargada de sostener la demanda agregada, estimular el crecimiento y prevenir la deflación en las economías desarrolladas. La política fiscal, por su parte, se vio limitada por grandes déficits presupuestarios y deudas públicas en aumento, que incluso obligaron a muchos países a implementar medidas de austeridad para evitar que se volvieran impagables. Ocho años después, llegó la hora de hacer un relevo.

Los bancos centrales se vieron forzados a adoptar políticas monetarias cada vez más heterodoxas porque eran la única alternativa disponible para el estímulo económico. Empezaron recortando los tipos de interés a cero, y más tarde introdujeron la estrategia de dar indicios de sus planes futuros (forward guidance), con un compromiso de mantener las tasas de referencia en cero por tiempo prolongado.

A continuación, los bancos centrales de los países avanzados añadieron la flexibilización cuantitativa (FC), mediante la compra de grandes volúmenes de títulos públicos a largo plazo para reducir sus intereses. También iniciaron la flexibilización crediticia (compra de activos privados para reducir el costo de endeudamiento del sector privado). Más cerca en el tiempo, algunas autoridades monetarias (entre ellas el Banco Central Europeo, el Banco de Japón y los bancos centrales de varios países europeos) llevaron los tipos de interés al terreno negativo.

Si bien estas políticas permitieron sostener los precios de los activos y el crecimiento económico, y evitaron una deflación, están llegando al límite. De hecho, las tasas de referencia negativas pueden perjudicar la rentabilidad de los bancos y, con ella, su disposición a otorgar crédito. En cuanto a la FC, en algún momento los bancos centrales se pueden quedar sin títulos públicos que comprar.

Pero la situación de la mayoría de las economías todavía dista de ser óptima. Si la escasez de crecimiento continúa, puede ocurrir que la política monetaria no tenga herramientas para atacar el problema, sobre todo si otros imprevistos (económicos, financieros, políticos o geopolíticos) contribuyen a debilitar la recuperación. Si por cualquier motivo los bancos se vieran obligados a reducir el crédito al sector privado, la política monetaria podría volverse menos eficaz, ineficaz o incluso contraproducente.

En este contexto, la política fiscal sería la única herramienta macroeconómica eficaz disponible, y su responsabilidad en la lucha contra las presiones recesivas crecería. Pero no debemos esperar a que los bancos centrales se queden sin munición. Hay diversas razones para empezar a activar la política fiscal ahora.

En primer lugar, las penosas medidas de austeridad han logrado una reducción de déficits y deudas, con lo que en la mayoría de las economías avanzadas ahora hay cierto margen fiscal para estimular la demanda.
Seguir leyendo...

Bancos centrales a la desesperada

STEPHEN S. ROACH.- Es evidente que las nuevas políticas monetarias no convencionales de ambos países [EEUU y Japón] no advierten la desconexión entre los mercados de activos y la actividad económica real, lo que refleja las consecuencias de unas tremendas recesiones de los balances, en las que la demanda agregada, elevada artificialmente por las burbujas de los precios de los activos, colapsaron cuando éstas estallaron, llevando a una disfunción crónica de consumidores (Estados Unidos) y empresas (Japón) que se han sobreapalancado y dependen demasiado de los activos. En circunstancias así, sorprende poco la falta de respuesta a las tasas de interés cercanas a cero. De hecho, recuerda bastante a la llamada trampa de liquidez de los años 30, cuando los bancos centrales también intentaron reactivar la economía con este tipo de medidas.

Lo que resulta especialmente desconcertante es el hecho de que los banqueros centrales sigan haciendo caso omiso a la cruda realidad. Como indican las últimas medidas del BOJ, sigue viva la inclinación por hacer ingeniería financiera. Y como ha mostrado una vez más la Fed, la siempre elusiva normalización de las tasas de interés se sigue postergando para más adelante. Tras haber agotado hace mucho su arsenal de medidas tradicionales, los banqueros centrales persisten en la miopía de tratar de inventar nuevas herramientas, en lugar de reconocer lo destructivo de sus acciones en la generación de la crisis.

Si bien a los mercados financieros les encantan las medidas de relajación monetaria, no se puede obviar su lado oscuro. Los precios de los activos se están manipulando de manera generalizada: acciones y bonos, activos de largo y mediano plazo, así como las monedas. Como resultado, sufren los ahorristas, se reprime el coste del capital y se estimula la toma de riesgos imprudente en un clima de limitación del ingreso. Es un terreno especialmente peligroso para las economías que necesitan desesperadamente inversiones que eleven la productividad. No es un panorama muy diferente al clima de excesos basado en activos en que se incubara la crisis financiera global de 2008-2009.

Más aún, en épocas de extrema relajación monetaria, la ebullición de los mercados de activos evita que las autoridades fiscales sientan la presión de tomar medidas. La mayor tragedia de todas sería no prestar atención a una de las lecciones (sí, keynesianas) de los años 30: que la política fiscal es la única manera de salir de una trampa de liquidez. Los bancos centrales necesitan desesperadamente que el público crea que saben lo que hacen. Nada más lejos de la verdad.
Más...

Los bancos centrales han adquirido tanta responsabilidad porque los políticos no han de asumir las suyas [The Economist]




Por qué los sondeos inflan a Podemos


EL PAÍS.- No es la primera vez. Aunque las encuestas infravaloraron a Podemos en sus primeras elecciones, las europeas de 2014, después han tendido a darles votos de más. En las elecciones andaluzas le daban un 16,8% (de media) y logró un 14,8%. En las catalanas, le daban un 12% y se quedó en 8,9%. En las generales de diciembre la cosa fue más compleja: el partido fue subiendo semanas antes de las elecciones, pero las encuestas del mismo 20 de diciembre le dieron más votos de los que finalmente consiguió.

El error más conocido se produjo en junio: las encuestas ponían a Unidos Podemos segundo, con un 24,9% de votos, pero acabó siendo tercero con el 21,1%. “Se puede hablar de una pauta”, dice Alberto Penadés, profesor de la Universidad de Salamanca. ¿Qué hay detrás de esta tendencia? Al menos una mezcla de estas tres explicaciones.
Seguir leyendo...

El Rey Juan Carlos ofreció 2 millones a Manos Limpias para que retirara la acusación contra su hija


EL MUNDO.- «El ofrecimiento del Rey Emérito son dos millones de euros en cash, para que no haya ningún rastro, y los gastos aparte». El secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, trasladó el 10 de diciembre de 2015 a la letrada del sindicato en el caso Nóos, Virginia López-Negrete, la supuesta oferta que acababa de recibir por parte del entorno de la Casa Real para retirar la acusación contra la Infanta Cristina.

Lo hizo en una reunión que mantuvieron semanas antes del comienzo de la vista oral, cuando Manos Limpias debía sostener o retirar la acusación contra Cristina de Borbón como cooperadora de dos delitos fiscales. EL MUNDO ha tenido acceso a la grabación de aquel encuentro, celebrado en una céntrica cafetería madrileña, en el que Bernad trasladó a la letrada en qué había consistido el ofrecimiento que, aseguró, había recibido apenas unos días antes por parte de un intermediario. Siempre según Bernad, el hombre que le trasladó el mensaje fue el actual «marqués de Mondéjar», Íñigo Cotoner de Martos. La respuesta de la letrada fue «un no rotundo» [escuche el audio de la conversación].
Más...

Clinton gana a los puntos el primer debate presidencial


Hillary Clinton puso a Donald Trump a la defensiva








Quién ha ganado el dabate según las encuestas de los medios: CNBC: Trump 56%, Hillary 44%; Time: Trump 60%, Hillary 40%; Drudge: Trump 82%, Clinton 18%






El debate en TVE con traducción simúltánea


El debate en versión original


Noticias de mi pueblo