Translate | Traducir

dimarts, 31 de gener de 2017

1 de cada 2 ciudadanos del mundo apoyaría un líder fuerte que rompiera las reglas: en Francia, 8 de cada 10


La encuesta de Ipsos se ha realizado en 22 países




The survey, among online adults aged under 65 in Argentina, Australia, Belgium, Brazil, Canada, France, Britain, Germany, Hungary, India, Israel, Italy, Japan, Mexico, Peru, Poland, South Africa, South Korea Spain, Sweden, Turkey and the United States also finds most think their country is in decline, that experts do not understand their lives, and ambivalence towards globalisation.

Country in decline?

On average, 57% across the 22 countries believe their country is in decline, and a majority in 14 of the 22. Perceptions of decline vary – highest in South Africa, South Korea, Italy and Brazil, and lowest in India and Canada. Having said that, people tend to feel that their country can recover – on average, just 15% of those who say their country is in decline think it is irreversible. People are also on balance likely to feel that their generation has had a worse life than their parents (on average 32% better, 43% worse), but again this varies – with economies in Europe (Hungary, France, Italy, Spain and Belgium) and Asia (South Korea and Japan) being more unhappy with their lot than in Latin America and other emerging economies.

People are even more pessimistic for the future prospects for today’s youth (27% think their lives will be better that their parents’, 48% worse) – again especially in European countries such as France, Spain and Belgium, and South Korea.

System is broken?

Two in three (64%) across the 22 countries say traditional parties and politicians don’t care about people like them. It rises to 75% or above in Mexico, Peru, France and Spain, although is under half in Sweden and Japan. Similarly, six in ten on average feel that experts don’t understand their lives, highest again in Spain, France, Mexico, Hungary and Peru. Over six in ten also believe that their country’s economy is rigged to advantage the rich and powerful (69%) and that their country needs a strong leader to take the country back from the rich and powerful (63%). Feelings run especially high in Mexico, Peru, Hungary, Spain and Israel – but again much less strongly in Sweden.

There are real splits in the desire for a strong leader who is willing to break the rules (overall, on average 49% agree and 25% disagree). Support for a strong leader who will break the rules is especially high in France (80%), but also in Israel, Italy, South Korea, Turkey and India. Half of Germans and Swedes, though, oppose the idea, while many other countries are divided, with significant minorities on both sides of the argument – in Spain, South Africa, North America (US and Canada) and parts of Latin America (Argentina and Mexico).

On average, two in three (64%) say politicians should be able to say what’s on their minds, regardless of what anyone else thinks of their views. This rises to eight in ten in Argentina, Hungary and Israel.

Globalisation

On average 42% think opening up their country’s economy to foreign business and trade is an opportunity, 26% that it is a threat. Most positive about globalisation’s potential are Peru, South Africa and also Great Britain, but in Italy and France more think it is a threat than an opportunity.

More broadly, globally people are split on whether their country should protect itself from the world or open up more to the world (views split 31% to 36% on average). In particular, many Western countries are more likely to say they need to protect themselves from the world, such as the US, France, Italy, Canada, Australia, and Germany (although again not Britain, nor Spain or Poland).


dilluns, 30 de gener de 2017

Trump y Putin ¿Reagan y Gorbachov?




Mikhail Gorbachov quiso reformar el comunismo y lo hundió. Quiso fortalecer la Unión Soviética y la desintegró. Fue un aprendiz de brujo que desencadenó unas fuerzas que no pudo controlar y que lo arrollaron. Pero -y ahí reside su grandeza- no opuso resistencia. No usó la violencia para frenar unos cambios que no apuntaban a la reforma del sistema soviético que él quería sino a la democracia y la libertad occidentales. Esa aceptación, que algunos rusos llaman cobardía o traición, es lo que le confiere a Gorbachov su grandeza y su dignidad de héroe perdedor.

Gorbachov tenía enfrente a un presidente de los EEUU, Ronald Reagan, ridiculizado y demonizado por la izquierda como ahora pasa con Trump, que había llamado a la URSS el 'imperio del mal' y que se había lanzado, con gran escándalo de intelectuales, socialdemócratas e izquierdistas, a desarrollar lo que se dio en llamar 'la guerra de las galaxias'. Es decir, un escudo antimisiles que permitiese interceptar y destruir los misiles nucleares intercontinentales soviéticos mucho antes de alcanzar los EEUU. Reagan sabía que la economía soviética estaba en la ruina y que no podría afrontar ese nuevo reto de modernizar sus arsenales para mantener el 'equilibrio del terror'. Y Gorbachov cedió. Y aceptó negociar, por primera vez, un programa de reducción de los arsenales nucleares.

Reagan, el actor de películas de la serie B, y Gorbachov, un líder comunista que ya no tenía nada que ver con la vieja guardia roja, cambiaron el mundo. Ciertamente, Trump no es Reagan y Putin no es Gorbachov, pero una buena relación entre los dos mandatarios puede resultar, por paradójico que parezca, positiva. Sobre todo porque podrían revertir la tensión que en los últimos meses ha acelerado Obama -y aquí tenemos otra paradoja- al concentrar enormes contingentes militares en la misma frontera con Rusia. Una concentración militar que preocupa enormemente al primer y último presidente de la extinta Unión Soviética, Mikhail Gorbachov, en una reciente entrevista a la revista TIME:

The world today is overwhelmed with problems. Policymakers seem to be confused and at a loss.

But no problem is more urgent today than the militarization of politics and the new arms race. Stopping and reversing this ruinous race must be our top priority.

The current situation is too dangerous.

More troops, tanks and armored personnel carriers are being brought to Europe. NATO and Russian forces and weapons that used to be deployed at a distance are now placed closer to each other, as if to shoot point-blank.

While state budgets are struggling to fund people’s essential social needs, military spending is growing. Money is easily found for sophisticated weapons whose destructive power is comparable to that of the weapons of mass destruction; for submarines whose single salvo is capable of devastating half a continent; for missile defense systems that undermine strategic stability.

Politicians and military leaders sound increasingly belligerent and defense doctrines more dangerous. Commentators and TV personalities are joining the bellicose chorus. It all looks as if the world is preparing for war.

(...)

I urge the members of the U.N. Security Council — the body that bears primary responsibility for international peace and security — to take the first step. Specifically, I propose that a Security Council meeting at the level of heads of state adopt a resolution stating that nuclear war is unacceptable and must never be fought.

I think the initiative to adopt such a resolution should come from Donald Trump and Vladimir Putin — the Presidents of two nations that hold over 90% of the world’s nuclear arsenals and therefore bear a special responsibility.

President Franklin D. Roosevelt once said that one of the main freedoms is freedom from fear. Today, the burden of fear and the stress of bearing it is felt by millions of people, and the main reason for it is militarism, armed conflicts, the arms race, and the nuclear Sword of Damocles. Ridding the world of this fear means making people freer. This should become a common goal. Many other problems would then be easier to resolve.The time to decide and act is now. | Mikhail Gorbachov




Declaración de Donald Trump sobre el decreto de 'investigación extremada' de personas provenientes de 7 estados musulmanes.
“America is a proud nation of immigrants and we will continue to show compassion to those fleeing oppression, but we will do so while protecting our own citizens and border. America has always been the land of the free and home of the brave.

We will keep it free and keep it safe, as the media knows, but refuses to say. My policy is similar to what President Obama did in 2011 when he banned visas for refugees from Iraq for six months.

The seven countries named in the Executive Order are the same countries previously identified by the Obama administration as sources of terror. To be clear, this is not a Muslim ban, as the media is falsely reporting.

This is not about religion - this is about terror and keeping our country safe. There are over 40 different countries worldwide that are majority Muslim that are not affected by this order. We will again be issuing visas to all countries once we are sure we have reviewed and implemented the most secure policies over the next 90 days.

I have tremendous feeling for the people involved in this horrific humanitarian crisis in Syria. My first priority will always be to protect and serve our country, but as President I will find ways to help all those who are suffering.”



diumenge, 29 de gener de 2017

El Secretario de Hacienda de la Generalitat matiza a Santi Vidal: CASI tenemos completa la base datos fiscales



El secretario de Hacienda de la Generalitat, Lluís Salvadó, explicó en diciembre que la Generalitat está "cruzando 130 fuentes de información" para "tener una base de datos solvente para afrontar el minuto uno de la independencia". El escenario dibujado por Salvadó prevé una Hacienda catalana enfrentada a la española y que le dispute la recaudación de impuestos en la comunidad. Estas afirmaciones se realizaron mientras el exsenador de ERC Santiago Vidal aseguraba que el Gobierno catalán ya dispone de una base de datos de todos los contribuyentes conseguida de forma "absolutamente ilegal".

Salvadó realizó estas declaraciones en una conferencia en Terrassa organizada por la Asamblea Nacional Catalana (ANC). Afirmó que estaban "construyendo la famosa base de datos". "Como todo el mundo sospecha, no nos la darán en un pendrive", dijo. Salvadó añadió que estaba "intentando hacer una cosa fundamental: cobrar impuestos sin la colaboración de los bancos, lo que es complejo".

El responsable de Hacienda catalán describió el escenario de confrontación que supone equiparar la legalidad vigente en España con una hipotética soberanía catalana: "Nosotros solo planteamos un solo escenario, el más chungo. Que durante un periodo de tiempo, que quisiéramos que durara muy poco, tengamos una cohabitación de dos legalidades y de dos legitimidades, y por lo tanto dos agencias tributarias que intenten cobrar impuestos".
Más...



dijous, 26 de gener de 2017

Santi Vidal se iba de excursión para levantar la moral independentista contando cuentos chinos a los catalanes



EL PAÍS.- El senador Santi Vidal participa des del novembre del 2016 en un cicle de xerrades organitzades per Esquerra Republicana (ERC) per explicar com seria la Catalunya independent. Les informacions que aporta l'exjutge –suspès del càrrec per escriure l'esborrany d'una Constitució catalana– són en molts casos sorprenents o apunten que s'estan produint actuacions irregulars. Vidal ha explicat que la Generalitat s'ha fet amb les dades fiscals de tots els residents a Catalunya i que els pressupostos del Govern tenen una partida camuflada, de 400 milions d'euros, per construir estructures d'Estat. Vidal també ha desvelat que la Generalitat investiga els jutges establerts a Catalunya i que un govern estranger no europeu està formant els Mossos d'Esquadra en matèria de contraespionatge. Les cites que es reprodueixen en aquest article s'extreuen dels discursos que Vidal va fer al Museu de Granollers (24 de novembre), al Casal de Cultura de Matadepera (14 de desembre), als Lluïsos d'Horta de Barcelona (9 de desembre), a la Biblioteca Municipal de Navàs (Bages, 18 de gener) i Garcia (Ribera d'Ebre, 21 de gener).




Santi Vidal se iba de excursión para levantar la moral a los independentistas catalanes, contándoles cuentos chinos. El ex juez tiene mucho rollo y mucho ego, y lo que no sabe se lo inventa. 


El problema es que entre las cosas que ha ido diciendo por ahí -ver el vídeo- hay unas cuantas que comprometen a la Generalitat en la comisión de delitos muy graves. Delitos que deben ser investigados de inmediato para saber si estamos gobernados por verdaderos delincuentes o por simples alucinados mentales. O las dos cosas.

 

Sin embargo, lo más grave de todo es que Vidal es capaz de decir con toda la naturalidad del mundo que han creado un Gran Hermano, una Vida de los Otros, robando nuestros datos fiscales y personales para tenernos fichados antes incluso de haber construido su Estado. Un nuevo Estado 'del que no se escapará nadie'.

Tanto si lo que dice Vidal es verdad como si es mentira, tanto si es una media verdad o una media mentira, sus palabras revelan una mentalidad totalitaria, tan repulsiva como espeluznante.





***






El sesgo, la mentira del periodismo 'liberado de la tiranía de la objetividad'

Cuándo la izquierda decretó que en periodismo la objetividad no existe -no porque no se quiera sino porque 'es ontológicamente imposible'- abrió la puerta, tal vez sin desearlo, a las noticias falsas, ahora conocidas como 'fake news.

Es cierto que de noticias falsas siempre ha habido, pero, paradójicamente, esas noticias inventadas de cabo a rabo habitualmente no tienen consecuencias muy graves ya que son muy fáciles de desmentir, cuando no se desmienten por sí mismas.

Sin embargo, existe otro tipo de noticia falsa, menos perceptible, que liberada de la tiranía de la objetividad consiste en el sesgo reiterado de los hechos para que cuadren con el mensaje -la interpretación- que el periodista, ya más militante y activista que profesional, considera el adecuado.

La mentira es burda y fácilmente detectable, pero el sesgo suele ser discreto y poco perceptible. Mientras la mentira pura y dura es de rápida caducidad, el sesgo suele permanecer en el tiempo, lo que le confiere solera y apariencia de veracidad. Es la versión postmoderna de la vieja idea de Goebbels. Ya no se precisa de una mentira, es suficiente con repetir insistentemente un determinado sesgo para que cualquier falsedad acabe convertida en verdad.

Ayer, sin ir más lejos, en el lead de una noticia exclusiva sobre la vuelta a la tortura y a las cárceles secretas de la CIA el New York Times escribía esto:

El gobierno de Trump está preparando una orden ejecutiva que abrirá el camino para que la CIA reabra las prisiones 'secretas' en el extranjero, como en las que se detuvieron y torturaron a sospechosos de terrorismo antes de que el ex presidente Barack Obama las cerrara.

Hoy, toda la prensa da por hecho que Trump ha ordenado volver a las torturas y a las cárceles secretas. Sin embargo, los que leyeron entero el artículo del NYT se habrán percatado que, tras la inserción del facsímil de la orden ejecutiva sobre seguridad y lucha contra el terrorismo, el gran periódico liberal estadounidense dice, casi como quién no quiere la cosa, esto otro:

El proyecto de orden no ordena ninguna reapertura inmediata de las cárceles de la CIA ni la reactivación de las tácticas de tortura, que ahora están prohibidas por la ley.

E inmediatamente, no sea que se queden sin noticia, lo 'contextualiza' recordando que Trump prometió durante la campaña electoral reintroducir el waterboarding y un "infierno mucho peor" -no sólo porque "torturar funciona", sino porque incluso "si no funciona, se lo merecen de todos modos."

Probablemente, Trump quiera ir por ese camino pero todavía no ha hecho nada que autorice todo eso. Sin embargo, la internacional mediática ya lo da por hecho y nos lo cuenta como tal. No se trata simplemente de anticiparse a los hechos, sino de crearlos o conformarlos para que se ajusten a lo que ellos creen. No hace falta decir que yerran muchas veces, pero corren un tupido velo sobre lo que dijeron y todo queda rápidamente olvidado. Pero a veces tienen suerte -y esta podría ser una de esas veces- y entonces nos lo comeremos hasta en la sopa, corregido y aumentado.

Precisamente, el asesor mediático de Trump, Steve Bannon, que fue presidente ejecutivo de Breitbart, una publicación online calificada por la izquierda estadounidense como de extrema derecha, ha hecho una dura y merecida crítica a los medios de comunicación tradicionales desde las páginas del New York Times:

"Los medios de comunicación deberían sentirse avergonzados y humillados y mantener su boca cerrada y sólo escuchar durante un tiempo". "Los medios de comunicación son aquí el partido de la oposición. No entienden este país. Todavía no entienden por qué Donald Trump es el presidente de los Estados Unidos."

"Los medios de comunicación de élite estuvieron completamente equivocados, al 100 por cien equivocados" y la elección de Trump fue para ellos "una humillante derrota que nunca van a lavar, que siempre estará ahí."

"Twitter se alimenta de esas personas: activistas pura y simplemente de la campaña de Clinton". "Es por eso que ahora no tienen el poder"


O las reformas imprescindibles o el empobrecimiento y las convulsiones sociales



Como decía en mi anterior artículo, cuando llegó la Transición la tasa de desempleo era del 5% y el nivel de vida de los españoles se había multiplicado por cuatro en una sola generación gracias al enorme (aunque frágil) crecimiento económico experimentado por el país entre 1950 y 1974 (un 6% anual en PIB per cápita). 
Desde entonces la economía española ha tenido un crecimiento medio del PIB per cápita de sólo el 1,6% anual (PPC real) y una tasa de paro media del 17%, a pesar de añadir más de dos millones de empleados al sector público (especialmente por la hipertrofia del Estado de las Autonomías). Hasta el advenimiento de la crisis, dos de cada tres empleos creados desde la Transición pertenecían a la Administración o al sector de la construcción. 
Lo que es aún más preocupante es que incluso estos mediocres resultados económicos no se habrían logrado sin la ayuda de importantes vientos de cola que son absolutamente irrepetibles, entre los que cabe señalar el tremendo aumento del endeudamiento público y privado, los fondos estructurales y de cohesión europeos, el acceso a una amplia zona de libre comercio como es la UE y el ahorro de los costes financieros derivada del euro y las políticas del BCE. Si con estos gigantescos subsidios no hemos logrado bajar de un desempleo medio del 17%, ¿qué ocurrirá sin ellos? 
El entorno actual de menor crecimiento mundial causado por la caída de la productividad y por el endeudamiento masivo de Occidente nos complica aún más las cosas. Por ello, o afrontamos una refundación político-económica del país o España sufrirá un empobrecimiento generacional que conlleva el serio riesgo de causar convulsiones sociales en una población arrullada por la adulación constante de los demagogos y seducida por la falsa promesa de “seguridad” propia del Estado de Bienestar.

Leer el artículo completo de Fernando del Pino Calvo-Sotelo, aquí

dimarts, 24 de gener de 2017

¿Es esto solidaridad?

My Stealthy Freedom, página que lucha por los derechos de la mujer en Irán y en la que mujeres iraníes cuelgan fotos que les pueden echar encima a las fuerzas represivas de su país, ha difundido este vídeo en el que muestra su indignación por la presencia, en las controvertidas marchas de las mujeres contra el nuevo presidente de EEUU, de gente que convierte la bandera norteamericana en un velo islámico, prenda que, recuerdan, llevan forzosamente “millones de mujeres” en tantos lugares del planeta.






dilluns, 23 de gener de 2017

¿Quién divide a la sociedad americana?

Una señora se niega a que un seguidor de Trump se siente a su lado en el avión. Finalmente es expulsada por la tripulación


Señora: -¿Has venido aquí a animar o a protestar?

Joven:-"He venido aquí a celebrar la democracia, señora"

S- "!Habéis puesto a un pirado a cargo de los códigos nucleares! ¡Deberías de estar avergonzado!"

J- "Bueno, aquí todos tenemos derecho a nuestras opiniones, señora".

S- "Y yo tengo derecho a emborracharme y vomitar en tu regazo! ¡Voy a vomitar en tu regazo! ¡Me das asco! ¡No me hables! ¡No me mires! Ni siquiera te atrevas a poner el brazo en el reposabrazos. ¡Me das asco! ¡Deberías estar avergonzado de ti mismo! Has puesto el dedo de un maniaco en el botón. Eres un fanático. ¡Deberías bajarte de este avión!

J- "Señora, por definición el fanatismo desacredita a alguien antes de conocerlo, simplemente por sus creencias y opiniones. Gracias por ser la misma cosa que dice rechazar".

Interviene la azafata alertada por el chico

Azafata:-¿Vamos a tener un problema, señora?

S-Sí, obviamente. Yo no quiero que este señor se siente aquí.

Az:-: "Bueno, no tiene ese derecho".

S-"Ustedes fingen tener alto nivel moral pero han puesto el dedo de ese hombre en el botón nuclear. Ese hombre no cree en el cambio climático. ¿Tu crees en la gravedad? ¿Porque sabías que la gravedad es sólo una teoría?"

Asistente: Señora, ¿quiere coger sus pertenencias y acompañarme fuera del avión?

S– No, yo he pagado por este asiento y tengo derecho a volar.

As– Señora, ¿quiere coger sus pertenencias y acompañarme fuera del avión?

S-'Ahora vamos de vuelta a casa. Tuvimos que venir por que murió mi suegra.

La mujer y el hombre sentado junto a ella tratan de negociar con el asistente, tratando de permanecer en el avión.

S-"Voy a estar callada"

As:-"No voy a permitir que se quede. El capitán la quiere fuera del avión. ¿quiere coger sus pertenencias o prefiere que esperemos la llegada de la policía, retrasando el vuelo?



Via Plaza Moyua

Las 26 medidas que Trump prometió para el primer día de su mandato


1- Cortar la financiación de las llamadas "ciudades santuario", donde las autoridades locales no detienen a los inmigrantes que viven ilegalmente según las leyes federales como Austin, en Texas, o Los Ángeles, en California.

2- Deportar unos 2 millones de inmigrantes ilegales que hayan delinquido en el país.

3- Cancelar visas para los ciudadanos de países que no reciban a los deportados.

4- Derogar los decretos de Barack Obama de protección de ilegales, como el DACA que protege a los niños entrados ilegalmente.

5- Iniciar la construcción de un "muro físico impenetrable" en la frontera sur del país.

6- Llevar al congreso la Ley Kate, que aumenta las penas para quienes vuelven a entrar al país ilegalmente tras ser deportados.

7- Suspender inmediatamente el programa de refugiados provenientes de Siria.

8- Reunir a los generales y darles 30 días para que ofrezcan un nuevo plan para derrotar al grupo terrorista Estado Islámico.

9- Suspender la inmigración desde "regiones propensas al terrorismo", donde la averiguación de antecedentes es difícil.

10- Implementar métodos "extremos" de averiguación de antecedentes.

11- Comenzar a renegociar o derogar el acuerdo NAFTA con Canadá y México.

12- Retirarse formalmente del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica.

13- Designar a China como un "manipulador de divisas".

14- Proponer una reforma constitucional que imponga límites al mandato de los miembros del Congreso.

15- Prohibir que miembros del Congreso o del Poder Ejecutivo se conviertan en "lobbyistas" hasta cinco años después de haber dejado el cargo.

16- Prohibir que ex miembros del Poder Ejecutivo puedan ser "lobbyistas" de países extranjeros de por vida.

17- Prohibir que "lobbyistas" extranjeros recauden dinero para campañas electorales en Estados Unidos.

18- Congelar las contrataciones de empleados públicos a nivel federal, excluyendo a las Fuerzas Armadas, Policía y trabajadores de la salud pública.

19- Imponer el requisito de que por cada regulación federal nueva, dos regulaciones existentes sean eliminadas.

20- Anular todas las restricciones del gobierno de Obama a proyectos energéticos tales como el oleoducto Keystone XL.

21- Anular las restricciones a la extracción de carbón, petróleo y gas.

22- Cancelar los pagos de Estados Unidos a los programas de cambio climático de la ONU y usar el dinero para mejorar la infraestructura hídrica y medioambiental del país.

23- Cancelar "todo decreto, memorándum y orden del presidente Obama que sean inconstitucionales".

24- Enviar al Congreso una ley para derogar y reemplazar la legislación de Obama sobre el sistema de salud (Affordable Care Act, conocido como Obamacare).

25- Iniciar el proceso de selección para cubrir la vacante del Tribunal Supremo correspondiente al juez Antonin Scalia fallecido el 13 de febrero de 2016.

26- Eliminar las "zonas libres de armas" en colegios y bases militares.

Via Associated Press



diumenge, 22 de gener de 2017

Pujol, peor que Trump



Jordi Pujol ha sido el Donald Trump de Cataluña. Pujol comparte con Trump una personalidad fuerte, desacomplejada y autoritaria. Ambos están convencidos que la imagen que han construido de sí mismos resulta más atractiva que los gestos impostados por un asesor de imagen. Los dos son nacionalistas. El uno, de la nación (aún) más poderosa de la tierra. El otro, de no se sabe muy bien qué.

Pero hay una diferencia importante entre ellos. El discurso personal y político de Trump no se presta a confusión, no necesita disfrazarse de 'liberal' o de Hillary Clinton para obtener más apoyos, no engaña a (casi) nadie. Pero Pujol, sí. Durante muchos años, Jordi lució un bronceado 'progre' que le identificaba como simpatizante del 'modelo socialdemócrata sueco', como 'europeísta' convencido más que como nacionalista catalán o como el autonomista singular que salvaba la estabilidad de España. Pero sobre todo, Pujol fue el gran hipócrita que nos engañó a (casi) todos presentándose como faro de la moralidad política y personal.

Pujol gobernó Cataluña como quién administra una finca particular. Como un padre padrone que procura ante todo por la família, la propia. Y si sobra, para la familia de los demás, en orden y fila india. Pujol, a pesar de su pose abierta y europeísta, ensimismó a la sociedad catalana, la vampirizó haciéndola cada vez más parasitaria del poder político y fomentó su narcisismo tribal a niveles sin precedentes.

Pujol destruyó, paradójicamente, la independencia de la sociedad civil catalana, plural y cosmopolita, para uniformizarla y asentar sobre ella los cimientos de su poder. De su poder personal, del poder de la Generalitat autonómica o del futuro poder de una hipotética República catalana. Es la paradoja que va de la independencia del rebaño al rebaño independiente.

Tuvimos lo que nos merecíamos. EEUU tiene ahora lo que se merece.

dissabte, 21 de gener de 2017

Derrotada y deprimida la corrección política, los deplorables han alcanzado sus primeros objetivos



En su discurso de toma de posesión como 45 presidente de los EEUU, Donald Trump dijo lo que había dicho durante la campaña electoral y lo que sus seguidores querían escuchar. Pero lo dijo mucho mejor, sin su caótica oratoria habitual. Se erigió como presidente indiscutible de los trabajadores, de las clases medias venidas a menos, de los pobres y de los deplorables. Tanto, que hubo momentos en que me pareció estar escuchando a Fidel Castro o a su caricatura celtibérica, Pablo Iglesias.

Sin embargo, a pesar de sus llamadas optimistas a hacer América grande otra vez, su discurso me pareció más nostálgico que esperanzado. Más que andar por nuevos caminos hacia un futuro brillante pero imprevisible, Trump desandaba el viejo camino para regresar a un pasado que ve esplendoroso y seguro. A un pasado que siempre parece mejor, aunque pocas veces lo haya sido.

Esa vuelta al pasado, ese supuesto regreso a la medicina del útero materno protector, puede ser peor que la supuesta enfermedad de la globalización. Pero para avanzar en la historia algunas veces es necesario dar un paso atrás. ¿Será este el caso? No tardaremos en saberlo. Y puede que las noticias no sean buenas. Como pasó con Berlusconi.

De momento, sin embargo, sí hay una cosa positiva: el fin institucional de la corrección política. O dicho de otra manera: el principio del fin de '30 años de imposición de cuestiones convertidas en moral para hacerlas indiscutibles'. Eso se acabó. Derrotada y deprimida la corrección política, los deplorables han empezado a alcanzar sus primeros objetivos.



EL DÍA DE LA BESTIA
Rafael L. Bardají
La CNN alucinaba con la posibilidad de que Donald J. Trump fuese asesinado durante la ceremonia de inauguración de su mandato, seguramente porque sus redactores viven más las fantasías de series como Superviviente Designado que la realidad del pueblo americano. Gracias a Dios no ha sucedido nada alarmante durante la ceremonia y Trump es ya el 45 presidente de los Estados Unidos. A tenor de la cara de la exprimera dama, Michele Obama, parecería que el día de la Bestia acaba de llegar. Puede que no estuviera tan equivocada.

En realidad, el día ha llegado para la Bestia, pero la Bestia no es Donald Trump, sino Barak Hussein Obama, un presidente que no sólo ha dejado a Norteamérica peor de cuando entró en la Casa Blanca, sino que ha llevado al mundo a un estado de violencia y peligro no visto en décadas. Su legado no será recordado y sus años de división política y racial, de abandono de sus aliados, de renuncias a los intereses de América y de concesiones a sus enemigos sólo pasarán a los anales negros de la Historia.

El presidente Trump ha prometido que hoy comienza una nueva era. En su discurso de inauguración ha dejado meridianamente claro que desprecia Washington y que odia la forma como el establishment ha gobernado el país hasta ahora, defendiendo sus privilegios a expensas de los ciudadanos. Si, un discurso que puede ser tachado de populista, pero que no deja de ser cierto. La democracia, al fin y al cabo, surgió como el gobierno del pueblo para el pueblo, algo que, en la actualidad, está muy lejos de ser una realidad en América como en Europa. El gran contrato social de la democracia liberal, a saber, creciente prosperidad, paz y seguridad para los ciudadanos, ha dejado de cumplirse. Por la inhabilidad para lidiar con la crisis, por el pacifismo acomplejado de nuestras élites y por la supeditación de los intereses de los nacionales frente a emigrantes.


EL DISCURSO DE LOS DEPLORABLES
Plaza Moyua

America first. Plantea la consabida idea de contemplar todas las acciones y gastos, especialmente las internacionales, pensando en los puestos de trabajo de los americanos. Pero hace un esquema inteligente de política internacional.

Espero (doy por supuesto) que cada nación va a actuar defendiendo sus propios intereses. Pero está en los intereses de todos ir encontrando acuerdos mutuamente beneficiosos. No le vamos a decir a ninguna nación lo que tiene que hacer o cómo tiene que ser. Sí tengo la esperanza que el brillo de nuestro éxito, que lo tendremos, les indique un camino que pueden seguir.

O sea, se acabó la Pacha Mama, la ONU, la gobernanza mundial, y su puta madre en el trampolín de la muerte. Supongo que se entiende que se acabó también lo de andar exportando democracia, estrategia de resultados sobradamente conocidos.

Como en el caso anterior, teóricamente es un discurso contra mi. Yo soy “globalista”. De hecho creo que la globalización no la para ni Trump, ni nadie. ¡Porque es buena! Pero ser buena no implica que va funcionar “como sea”, ni que no tenga problemas. Los tiene. Los vemos. Y no creo que Trump tenga ni idea de cómo arreglarlos, ni sea capaz. Pero alguien tenía que llamar la atención. Por ejemplo, los deplorables tomando Washington.

Luego se aguará. Seguro. Y además, también seguro que es mentira. No va a expulsar a la casta (Trump es medio podemita) para darle el poder a We the people, ni de coña. Ha sido listo buscando un nicho electoral, y lo ha aprovechado. Pero sí puede ser una contra-revolución cultural. Puede, condicional. El Kindergarten tiembla. Y se lo ha merecido. Si Trump si no la caga mucho con las cosas del comer puede ser entretenido. Y después de todo, eso es para lo que se supone que sirven los payasos.

Lo que no hay duda es que se ha rodeado de gente de primera en lo suyo. El discurso tiene toda al pinta de Steve Brannon.


LA DEPRE DEL PROGRE

El Kindergarten está deprimido. Pero no entiende bien por qué. No sabe lo que le pasa. Tengo una teoría que propongo.

Vamos a plantear unas premisas a ver si estamos de acuerdo.

– ¿Estamos de acuerdo en que la política trata de lo discutible — y para eso tenemos parlamentos y debate público antes de tomar las decisiones? Sería totalmente ridículo tener un parlamento y un debate público para discutir lo que no se puede discutir.

– ¿Estamos de acuerdo en que la moral trata de lo que no se puede discutir? No se puede discutir si comer carne humana es mejor o peor para la salud; la moral lo impide. Y no lo hacemos. Un católico creyente no puede discutir la conveniencia del aborto; la moral se lo impide. Y no lo hace. Un kindergarten no puede discutir si el “cambio climático” es mucho o poco, bueno o malo; la moral se lo impide. Y no lo hace. Un “negacionista” lo puede discutir perfectamente; la moral no le dice nada el respecto. Y lo hace con gran entusiasmo. ¿Se entiende la idea?

– ¿Estamos de acuerdo en que el progrerío lleva unos 30 años haciendo moral de la política; consiguiendo que no se puedan discutir los asuntos que se deben discutir?

Yo creo que casi todo el mundo estará de acuerdo con lo anterior. El progre también, en su fuero interno. Pero si se acerca alguno con ganas de discutir le pongo un rosario de ejemplos como para enterrarlo, y hacer un monumento de la tumba.

Ahora sumemos dos y dos. 30 años imponiendo cuestiones que convierten en moral; o sea, en no discutibles. Cuestiones que, por tanto, han conseguido hacer desaparecer por entero del debate público (prensa, teles, etc). ¿No es más que razonable pensar que estaban convencidos de la victoria de lo moral, y por tanto de dominar el tablero de juego de lo que se puede y no se puede decir? Pues bien; ahora llega un payaso impresentable, y les gana las elecciones precisamente usando como estrategia principal mandar a tomar por rasca toda esa moralina. Pero sin rodeos ni sutilezas, sino directamente al corazón. ¡Soy un deplorable! Y todo lo que decís que es bueno, es bullshit.

divendres, 20 de gener de 2017

Britt: 'Por qué no soy feminista'

Texto íntegro del discurso de toma posesión de Donald Trump como 45 presidente de los EEUU



(TRADUCCIÓN GOOGLE).- Presidente de la Corte Suprema Roberts, Presidente Carter, Presidente Clinton, Presidente Bush, Presidente Obama, conciudadanos estadounidenses y la gente del mundo, gracias.

Nosotros, los ciudadanos de América, estamos ahora unidos en un gran esfuerzo nacional para reconstruir nuestro país y restaurar su promesa para todos nuestros pueblos.

Juntos, determinaremos el curso de América y del mundo por muchos, muchos años por venir. Nos enfrentaremos a retos. Nos enfrentaremos a las dificultades. Pero vamos a hacer el trabajo.

Cada cuatro años nos reunimos en este lugar para llevar a cabo la transferencia ordenada y pacífica del poder.

Y estamos agradecidos al Presidente Obama y a la primera Dama Michelle Obama por su preciosa ayuda durante esta transición.

Han sido magníficos.

Gracias.

La ceremonia de hoy, sin embargo, tiene un significado muy especial porque hoy no estamos simplemente transfiriendo el poder de una administración a otra o de un partido a otro,  hoy estamos transfiriendo el poder de Washington D.C. y devolviéndoselo al pueblo.

Durante demasiado tiempo, un pequeño grupo en la capital de nuestra nación ha cosechado las recompensas del gobierno mientras que la gente ha soportado el costo. Washington floreció, pero la gente no participó en su riqueza. Los políticos prosperaron, pero los trabajos se fueron y las fábricas cerraron.

El establishment se protegió, pero no a los ciudadanos de nuestro país. Sus victorias no han sido tus victorias. Sus triunfos no han sido tus triunfos. Y mientras celebraban en la capital de nuestra nación, había poco que celebrar para las familias que luchaban en toda nuestra tierra.

Hoy, todos los cambios comienzan aquí y ahora, porque este momento es su momento.

Te pertenece.

Pertenece a todo el mundo reunido aquí hoy y todo el mundo que lo está viendo en toda América.

Este es tu día.

Esta es tu celebración.

Y esto, los Estados Unidos de América, es tu país.

Lo que realmente importa no es qué partido controla nuestro gobierno, sino si nuestro gobierno está controlado por el pueblo.

El 20 de enero de 2017, será recordado como el día en que el pueblo volvió a ser el gobernante de esta nación.

Los olvidados hombres y mujeres de nuestro país ya no serán olvidados. Todo el mundo te está escuchando ahora. Ustedes llegaron por decenas de millones para formar parte de un movimiento histórico, como no se ha visto nunca antes en el mundo.

En el centro de este movimiento está una convicción crucial de que una nación existe para servir a sus ciudadanos. Los estadounidenses quieren buenas escuelas para sus hijos, vecindarios seguros para sus familias y buenos trabajos para ellos mismos.

Estas son demandas justas y razonables de gente justa y de un público justo.

Pero para muchos de nuestros ciudadanos, existe una realidad diferente.

Las madres y los niños atrapados en la pobreza en nuestras ciudades interiores, fábricas oxidadas esparcidas como lápidas en el paisaje de nuestra nación.

Un sistema de educación que deja a nuestros jóvenes y hermosos estudiantes privados de todo conocimiento.

Y el crimen y las pandillas y las drogas que han robado demasiadas vidas y robaron a nuestro país de tanta potencialidad no realizada. Esta carnicería se detiene justo aquí y se detiene ahora mismo.

Somos una nación, y su dolor es nuestro dolor.

Sus sueños son nuestros sueños, y su éxito será nuestro éxito. Compartimos un corazón, un hogar y un destino glorioso.

El juramento de oficio que tomo hoy es un juramento de lealtad a todos los estadounidenses.

Durante muchas décadas hemos enriquecido la industria extranjera a expensas de la industria estadounidense, hemos subvencionado a los ejércitos de otros países, permitiendo al mismo tiempo el triste agotamiento de nuestras fuerzas armadas.

Hemos defendido las fronteras de otras naciones al tiempo que nos negamos a defender las nuestras. Y hemos gastado billones y trillones de dólares en el extranjero, mientras que la infraestructura de Estados Unidos ha caído en deterioro y decadencia.

Hemos hecho ricos a otros países mientras la riqueza, la fuerza y ​​la confianza de nuestro país se han disipado en el horizonte.

Una por una, las fábricas se cerraron y dejaron nuestras costas sin siquiera pensar en los millones y millones de trabajadores estadounidenses que quedaron atrás.

La riqueza de nuestra clase media ha sido arrancada de sus hogares y luego redistribuida por todo el mundo. Pero ese es el pasado, y ahora sólo estamos mirando al futuro.

Pero ese es el pasado. Y ahora solo estamos mirando al futuro.

Nos reunimos aquí hoy para emitir un nuevo decreto para ser escuchado en todas las ciudades, en todas las capitales extranjeras y en todas las salas del poder.

A partir de este día, una nueva visión gobernará nuestra tierra.

A partir de este momento, será America First.

Todas las decisiones sobre el comercio, los impuestos, la inmigración y los asuntos exteriores se harán en beneficio de los trabajadores estadounidenses y de las familias estadounidenses.

Debemos proteger nuestras fronteras de los estragos de otros países que fabrican nuestros productos, robando nuestras empresas y destruyendo nuestros trabajos. La protección conducirá a una gran prosperidad y fortaleza.

Voy a luchar por ti con cada respiro de mi cuerpo - y nunca, nunca te defraudará.

América volverá a ganar, ganando como nunca antes.

Recuperaremos nuestros trabajos. Recuperaremos nuestras fronteras. Recuperaremos nuestra riqueza. Y recuperaremos nuestros sueños.

Construiremos nuevos caminos, carreteras, puentes, aeropuertos, túneles y ferrocarriles en toda nuestra maravillosa nación.

Sacaremos a nuestra gente del bienestar y le devolveremos el trabajo - reconstruyendo nuestro país con manos americanas y trabajo americano.

Seguiremos dos reglas sencillas: Compre americano y emplee americanos.

Buscaremos amistad y buena voluntad con las naciones del mundo, pero lo haremos con el entendimiento de que es el derecho de todas las naciones a poner sus propios intereses en primer lugar.

No buscamos imponer nuestro estilo de vida a nadie, sino dejarlo brillar como ejemplo para que todos lo sigan.

Reforzaremos antiguas alianzas y formaremos nuevas - y uniremos al mundo civilizado contra el Terrorismo Radical Islámico, que erradicaremos completamente de la faz de la Tierra.

En la base de nuestra política será una lealtad total a los Estados Unidos de América, y por nuestra lealtad a nuestro país, vamos a redescubrir nuestra lealtad a los demás.

Cuando abre su corazón al patriotismo, no hay lugar para los prejuicios.

La Biblia nos dice, "cuán bueno y agradable es cuando el pueblo de Dios convive en unidad".

Debemos hablar nuestras mentes abiertamente, debatir nuestros desacuerdos honestamente, pero siempre perseguir la solidaridad. Cuando Estados Unidos está unido, Estados Unidos es totalmente imparable.

No debe haber miedo - estamos protegidos, y siempre estaremos protegidos.

Seremos protegidos por los grandes hombres y mujeres de nuestras fuerzas armadas y fuerzas del orden y, lo más importante, estamos protegidos por Dios.

Finalmente, debemos pensar grande y soñar aún más.

En América, entendemos que una nación sólo está viviendo mientras se esfuerza.

Ya no aceptaremos a los políticos que son todo hablar y no actuar - constantemente se quejan pero nunca hacen nada al respecto.

El tiempo para charlas vacías ha terminado.

Ahora llega la hora de la acción.

No dejes que nadie te diga que no se puede hacer. Ningún desafío puede igualar el corazón, la lucha y el espíritu de América.

No fallaremos. Nuestro país prosperará y prosperará nuevamente.

Estamos en el nacimiento de un nuevo milenio, listo para desbloquear los misterios del espacio, para liberar a la Tierra de las miserias de la enfermedad, y para aprovechar las energías, las industrias y las tecnologías del mañana.

Un nuevo orgullo nacional agitará nuestras almas, elevará nuestras miradas y sanará nuestras divisiones.

Es hora de recordar la vieja sabiduría que nuestros soldados nunca olvidarán: que si somos negros o marrones o blancos, todos sangramos la misma sangre roja de los patriotas, todos disfrutamos de las mismas gloriosas libertades, y todos saludamos a la misma gran bandera americana.

Y si un niño nace en la expansión urbana de Detroit o en las llanuras azotadas por el viento de Nebraska, miran hacia el mismo cielo nocturno, llenan su corazón con los mismos sueños y están infundidos con el aliento de vida por el mismo Todopoderoso Creador.

Así que a todos los americanos, en todas las ciudades cercanas y lejanas, pequeñas y grandes, de montaña a montaña y de océano a océano, escuchen estas palabras:

Usted nunca será ignorado de nuevo.

Tu voz, tus esperanzas y tus sueños definirán nuestro destino americano. Y tu valentía y bondad y amor nos guiarán por siempre en el camino.

Juntos, haremos a América fuerte otra vez.

Haremos América rica otra vez.

Haremos América orgulloso otra vez.

Vamos a hacer a América segura otra vez.

Y, Sí, juntos, haremos a América grande otra vez. Gracias, Dios os bendiga y Dios bendiga a América.

Texto original en inglés, aquí


España mantiene problemas estructurales que requieren de reformas profundas y políticamente incómodas

Entre 1900 y 1950 la renta per cápita española apenas varió. A mediados de los 50, sin embargo, el gobierno de los “tecnócratas”, con el especial empuje del Plan de Estabilización de 1959, comenzó una apertura hacia la economía de mercado dejando atrás (sólo en lo económico) atavismos ideológicos inoperantes. Apuntar hacia la economía de mercado siempre funciona. Entre 1950 y 1974, aprovechando la ola de crecimiento de la economía mundial, España creció más de lo que lo había hecho en los dos siglos anteriores en lo que sigue siendo el período de mayor crecimiento económico de su historia: el PIB creció a un ritmo anual del 7% (en PIB per cápita, casi el 6%), el mayor ratio de crecimiento de Occidente y casi del mundo en ese período. En una sola generación nos transformamos en un país desarrollado, terminando 1974 con un paro de tan sólo el 4% (con la tercera parte de empleados públicos que tenemos hoy), una deuda pública de alrededor del 8% del PIB, sin déficit y con una presión fiscal que era aproximadamente la mitad de la que sufrimos hoy en día. 
Ello no obstante, la economía española arrastraba debilidades soterradas: un sector público empresarial poco competitivo, una enorme dependencia del petróleo y muchas rigideces, paternalismos y proteccionismos que aumentaban su fragilidad ante shocks exógenos. 
Coincidiendo con la Transición, las dos crisis petrolíferas supusieron un terremoto cuyos efectos se agravaron a raíz de la irresponsable actuación de los sindicatos, quienes, aprovechando la debilidad o los complejos de los sucesivos gobiernos, utilizaron el arma de una conflictividad laboral salvaje para imponer irracionales subidas de salarios reales que dispararon la inflación y el desempleo: entre 1974 y 1985 se destruyeron casi 3 millones de puestos de trabajo, pasando el paro del mínimo histórico del 3% en 1973 a un 21% en 1985. A pesar del loable esfuerzo de algunos responsables económicos de distintos gobiernos (tanto de UCD como de PSOE y PP), los dificilísimos problemas políticos de aquellos años iniciales en que la democracia intentaba asentarse y, más tarde, la hegemonía ideológica socialdemócrata, la creciente demagogia y posiblemente una carencia de visión a largo plazo, ralentizaron (y siguen ralentizando) las necesarias políticas liberalizadoras que, a costa quizá de un sacrificio a corto plazo, habrían podido reducir el paro hasta niveles europeos a medio y largo plazo. 
Como consecuencia de ello, España tendría que esperar al año 1989 para recuperar el PIB relativo a Europa del que gozaba en 1974, quince años en los que la convergencia económica con Europa fue una catenaria que nos devolvió al mismo punto de partida; avanzamos en términos absolutos, pero no en términos relativos. El crecimiento de la última década del s.xx se alargó por la entrada del euro y la burbuja subsiguiente superando la crisis sistémica que se vislumbraba a mediados de los años noventa, pero la crisis actual nos ha vuelto a colocar en una situación delicada a pesar de la recuperación de los últimos años. Es cierto que contamos hoy con muchos activos de los que hace cuatro décadas carecíamos, como la pertenencia a una amplia zona de libre comercio y una economía mucho más abierta y competitiva, entre otros. Pero por otro lado ya hemos agotado mucha munición: la deuda pública ha pasado del 8% al 100% del PIB, la presión fiscal se ha doblado, la pirámide demográfica está invertida y las nuevas generaciones, me temo, carecen de la capacidad de sacrificio y de tolerancia a la frustración que tenían las precedentes. Y como si esto fuera poco, un mundo frágil e hiperendeudado apunta a crecimientos inferiores a los del pasado y a crisis recurrentes.

Por tanto, pretender que podemos asentar las bases del bienestar económico de nuestros hijos dando unas manitas de pintura a un modelo obsoleto -las famosas minireformitas de este gobierno-, resulta, en mi opinión, quimérico. La complacencia cortoplacista es dañina porque nos impide tomar conciencia de la necesidad de realizar cambios de rumbo que siempre deben hacerse aprovechando las coyunturas favorables. | Fernando del Pino Calvo-Sotelo

Leer artículo completo, aquí


Si quieres OTAN, págala





Se acabó la sopa boba. Si Trump mantiene su promesa electoral de que todos los aliados de la OTAN paguen su defensa de manera proporcional, el gasto militar deberá aumentar en la gran mayoría de países miembros. La Alemania de Merkel y otros países europeos ya han empezado a aumentar sus presupuestos militares.

Los planes son anteriores a Trump y deberían haber sido implementados hace mucho tiempo. En concreto, la alianza espera que sus socios destinen más del 2% del PIB a defensa. Pero la mayoría de ellos no lo hacen. El déficit se elevó el año pasado a 113.800 millones de euros, según cálculos de Bloomberg basados en datos de la OTAN.

Entre los países que no han aumentado en lo requeirdo su presupuesto militar está España, que actualmente contribuye con el 0,9% de su PIB, unos 10.000 millones de euros. Cifra que deberá subir, al menos, hasta los 22.000 millones.



Es falso que las 8 personas más ricas del planeta tengan la misma riqueza que la mitad de la humanidad



El problema es Oxfam se obsesiona por la riqueza neta para poder sacar un titular que dé a entender que vivimos en un mundo devastador cuando lo interesante es analizar los ingresos. Y si uno mira los ingresos, verá que en 1990, el 35% de la población mundial vivía en situación de pobreza extrema (es decir, ganaba menos de 1,9 dólares al día) y que, después de tres décadas de reducción de pobreza, se estima que en 2015 hay menos de un 10% de la población mundial viviendo con menos de 1,9 dólares al día! Antes de que se me eche todo el mundo encima por decir que el mundo ha mejorado y que la tasa de pobreza se ha reducido de manera espectacular en solo 30 años (de hecho, se ha dividido por 6 si contamos desde 1970), dejadme que os diga que he copiado esta frase, literalmente, del propio estudio de Oxfam.

Si en lugar de mirar las tasas de pobreza miramos las desigualdades de ingreso (insisto, el ingreso es mucho más relevantes que las desigualdades de riqueza neta que analiza Oxfam), uno también observa que las desigualdades globales se han reducido substancialmente desde 1970.(****) Y eso pasa por primera vez desde 1760, cuando empezó la revolución industrial.

Desde que Lucy se levantó hasta 1760, las desigualdades eran muy pequeñas. Básicamente todo el mundo vivía al borde de la subsistencia. Malthus describió esa situación histórica, explicando que cuando los alimentos escaseaban, miles o millones de personas morían. Y eso pasaba en el mundo de los recolectores de hace 15.000 años, en el antiguo Egipto, en la Roma clásica, la Europa medieval, la América precolombina o la China de la dinastía Ming. ¡Si! Había algunos ciudadanos ricos (el emperador, el césar, el rey o el burócrata chino), pero el 99% de la población eran trabajadores agrícolas o recolectores que vivían día a día al borde de la muerte.

En 1760 empieza la revolución industrial y se introduce en algunos países lo que después se conoció como economía de mercado o capitalismo. Y así, países como Inglaterra u Holanda empezaron a crecer. Algunos de sus ciudadanos se hicieron inmensamente ricos (por lo que las desigualdades dentro de esos países aumentaron), pero también subieron salarios y compensaciones. Las desigualdades entre países también aumentaron a medida que Holanda e Inglaterra eran cada vez más ricas mientras que el resto del mundo se quedaba atrás. La revolución siguió por Estados Unidos, el resto de Europa y, ya en el siglo el Japón de la era Meiji. Las distancias entre ricos y pobres siguieron aumentando durante el Siglo XIX hasta mediados del XX. De hecho, hasta 1975. En ese momento el 20% de la población mundial vivía en países ricos y el 80% en países pobres. Y entonces ocurrió algo espectacular: los países más pobres y más poblados del mundo reformaron sus economías, introdujeron la economía de mercado y empezaron a crecer. 1.300 millones de chinos, 1.200 millones de indios, 4.000 millones de asiáticos vieron como sus ingresos empezaban a crecer a un ritmo de 6, 7, 10, hasta 12% cada año. Las diferencias o desigualdades entre ricos y pobres se empezaron a reducir a nivel global, un fenómeno que se conoce con el nombre de “la gran convergencia”. La gran convergencia se aceleró a partir de 1995, cuando África empezó a tener tasas de crecimiento substanciales por primera vez en su historia. Es verdad que en algunos países, las desigualdades entre ricos y pobres han aumentado en los últimos 30 años. Pero la gran convergencia ha sido tan fuerte que al sumar el aumento de las desigualdades dentro de los países con la disminución dramática de las desigualdades entre países, las desigualdades globales se hayan reducido.

Resumiendo, las desigualdades globales de ingresos entre los ciudadanos del mundo no son cada vez mayores como sugiere el informe de Oxfam, sino que están disminuyendo por primera vez en la historia. |XAVIER SALA-I-MARTÍN
Leer el artículo completo dónde se analizan los principales errores metodológicos del informe Oxfam y del estudio de Crédit Suisse


dilluns, 16 de gener de 2017

En la historia de la economía el libre cambio ha sido la excepción y el proteccionismo la regla

Al contrario de lo que dice la teoría económica neoclásica, en la historia de la economía 'el libre cambio ha sido la excepción y el proteccionismo la regla'. El historiador de la economía Paul Bairoch (1930-1999) en su obra 'Mythes et paradoxes de l'histoire économique' sostiene que, si bien algunas etapas de libre cambio han sido positivas, las fases proteccionistas, lejos de ser un obstáculo al crecimiento, han coincidido con una considerable expansión económica y de los intercambios. Por lo menos entre 1815 y 1929. Para Bairoch, la historia muestra que no existen 'leyes' o reglas en economía que sean válidas para todos los períodos de la história o para cada uno de los sistemas económicos.

La teoría de Bairoch ha sido compartida por la izquierda hasta hace poco. El mismísimo Paul Krugman asesoró a Bairoch en el libro. Sin embargo, de la misma manera que la izquierda se olvidó de sus denuncias sobre el arsenal de armas de destrucción masiva de Saddam Hussein cuando Bush decidió derrocarlo, la izquierda se olvida hoy de su denuncia de la globalización y de su defensa del proteccionismo cuando Trump llega al poder defendiendo lo mismo que ellos.  

Aunque la evidencia empírica muestre que el recurso al proteccionismo no sólo no ha sido malo sino muchas veces beneficioso, lo cierto es que los datos manejados por el historiador económico belga son muy anteriores al boom librecambista que siguió a la entrada en vigor en 1995 de los acuerdos de la Ronda Uruguay, la mayor reforma del sistema mundial de comercio desde la creación del GATT al final de la segunda guerra mundial. Una reforma que ha perfeccionado el mercado y ha tejido un espacio de libre comercio y de interdependencia sin precedentes que una simple frontera ya no puede eludir. Se necesitaría para ello un nuevo telón de acero.

En cualquier caso, sin embargo, las fronteras existen y, al igual que las naciones-estado, seguirán existiendo mientras no encontremos algo mucho mejor. Y con las fronteras siempre existirá el recurso, o la tentación, del proteccionismo. Especialmente cuando, y al contrario de lo que la izquierda decía, los perdedores de la globalización no han sido los trabajadores del tercer mundo sino los occidentales.

De hecho, desde 2008, el país que ha implementado la mayoría de medidas proteccionistas en el mundo han sido los Estados Unidos durante el mandato de Obama, seguido de la India y Rusia, en este orden. Y nadie se ha quejado. Con Trump, ese proteccionismo vergonzante de Obama se acentuará. ¿Hasta dónde? Está por ver.

De momento, lo que sabemos es que los mensajes proteccionistas de la nueva administración estadounidense provienen principalmente del desproporcionado superávit comercial que tiene China con Estados Unidos. Pero si para resolver ese desequilibrio concreto Trump procede a 'equiparar el proteccionismo americano al chino en lugar de romper las barreras para que China se equipare al resto de la OCDE' puede, tal vez, lograr pan para hoy, pero muy probablemente hambre para mañana. Y ello debido a que, en el caso de las empresas americanas que fabrican en China, 'muchas de ellas simplemente no podrían siquiera mantener su negocio'. También sería contraproducente que se abortase el TTIP, el Tratado de libre comercio entre la UE y los EEUU.

Sin embargo, en la mochila de Trump hay otras políticas 'proteccionistas', en el sentido de 'proteger' a empresas, inversores y ciudadanos de la voracidad del Estado y que pueden significar el acicate que necesita la economía global para recuperar el crecimiento. La principal de ellas es la bajada general de impuestos. Una decisión que empíricamente ha tenido más éxitos que fracasos pero que puede no servir de mucho si una decisión proteccionista inconveniente termina por ahogarla.

Decisiones políticas todas ellas que se adoptarán según sea el comportamiento de los gobernantes, ya sean zorros o leones, según la metáfora de Maquiavelo, o por su apego a ciertos “residuos” instintivos, según la terminología de Pareto. Es decir, según sean 'individuos dotados para la negociación y la manipulación y que están inclinados hacia el cambio y la innovación' como el zorro Obama o 'leales al grupo, más ahorradores y más conservadores', como el león Trump.

La respuesta proteccionista a los problemas generados por la globalización puede ser equivocada, pero es legítima. Y contra ella sólo caben hechos y argumentos; no insultos o descalificaciones. Nos guste o no, la historia no tiene leyes escritas e inmutables ni la Economía dispone de un único Dios verdadero.

diumenge, 15 de gener de 2017

La fijación con la diversidad ha creado una generación progre narcisista incapaz de saber nada del mundo real



...the fixation on diversity in our schools and in the press has produced a generation of liberals and progressives narcissistically unaware of conditions outside their self-defined groups, and indifferent to the task of reaching out to Americans in every walk of life. At a very young age our children are being encouraged to talk about their individual identities, even before they have them. By the time they reach college many assume that diversity discourse exhausts political discourse, and have shockingly little to say about such perennial questions as class, war, the economy and the common good. In large part this is because of high school history curriculums, which anachronistically project the identity politics of today back onto the past, creating a distorted picture of the major forces and individuals that shaped our country. (The achievements of women’s rights movements, for instance, were real and important, but you cannot understand them if you do not first understand the founding fathers’ achievement in establishing a system of government based on the guarantee of rights.)

MARK LILLA | SundayReview - The New York Times

divendres, 13 de gener de 2017

Esto no es Riad, es París o el caso de las mujeres desparecidas




Las mujeres han desaparecido literalmente de los bares y cafeterías de ciertas áreas suburbanas predominantemente musulmanas de Francia, según un vídeo grabado con cámara oculta emitido hace poco por el canal de televisión France 2. En el vídeo aparecían dos activistas, Nadia Remadna y Aziza Sayah, miembros de la organización en defensa de los derechos de la mujer La Brigade des Mères (La Brigada de las Madres), entrando en una cafetería del barrio periférico parisino de Sevran, donde los clientes –todos varones– las recibieron con sorpresa y hostilidad. Uno les dijo: "Es mejor esperar fuera. Aquí hay hombres... En esta cafetería no hay diversidad". Otro cliente les dijo: "En esta cafetería no hay mezclas. Estamos en Sevran, no en París. Aquí la mentalidad es diferente. Es como en casa". Más...
France 2

dimecres, 11 de gener de 2017

Las 'fake news' empezaron cuando decretaron que en periodismo la objetividad no existe


Todo empezó el día en que alguien en una facultad de ciencias de la información decretó que la objetividad periodística no existe. Una afirmación equivalente a que alguien en la facultad de derecho decretase que la ley no existe o que en una facultad de ciencias se impartiese que el conocimiento científico es imposible.

No fue, sin embargo, una ocurrencia. Fue un acto de 'compromiso' intelectual y político con la izquierda e, incluso, con la revolución. Una revolución que entonces pasaba por convertir cada mesa de redacción en un Vietnam.

El periodista debía salir del laberinto en el que se perdía buscando la 'verdad' para devenir el intérprete de un relato conforme a sus convicciones y sin otro límite que su supuesta 'honestidad'. La verdad era de derechas; su interpretación, de izquierdas.

De esta manera, el periodismo desandaba un largo camino. El camino que va desde unos inicios en el que era indisociable del ejercicio de la libertad de expresión, del libelo (en todas sus acepciones) y del panfleto, a una profesión que pretendía materializar el derecho de los ciudadanos a una información veraz a través de una depurada técnica para contar los hechos -la verdad factual- escrupulosamente deslindados de la opinión sobre los mismos.

El periodismo ha sido post-verdad avant la lettre. De las cinco preguntas de la noticia la única que pasó a interesarle de verdad es el por qué. La causa. 'Todo tiene que tener una explicación, porque tiene que haber un culpable'. Y el culpable es siempre de derechas, al que hay que desenmascarar. El periodismo justiciero.

Para el periodismo post-verdad, al que suelo llamar la Internacional mediática, sus enemigos son siempre los mismos: Israel, Estados Unidos (excepto durante el mandato de Obama), la globalización (hasta que llegó Trump), el capitalismo, etc... mientras que Obama y Julian Assange (hasta que se metió con Clinton) han sido sus dos grandes héroes. Y lo eran por qué iban a cambiar el mundo. ¡Y vaya si lo han cambiado! Tanto, que ahora es de Trump.











El cambio climático no es 'peor de lo que pensábamos'

¿Son las sequías, los huracanes, las inundaciones y otros desastres naturales cada vez más fuertes y más frecuentes? ¿Las emisiones de dióxido de carbono, el aumento de la temperatura y del nivel del mar nos llevan por el camino de la catástrofe climática? Bjorn Lomborg, el 'ecologista escéptico', director del Centro del Consenso de Copenhague, analiza los datos sobre el medio ambiente y muestra por qué la realidad del cambio climático puede ser muy diferente de lo que se oye en los medios de comunicación.

Noticias de mi pueblo



#WeRemember

dilluns, 9 de gener de 2017

El SPD aboga por cerrar las mezquitas salafistas



"Si nos tomamos en serio la lucha contra el islamismo y el terrorismo, entonces también debe ser una lucha cultural. Las mezquitas salafistas deben ser prohibidas, sus comunidades han de disolverse y los predicadores deben ser expulsados, tan pronto como sea posible. Los que predican la violencia no gozan de la protección de la libertad religiosa".  Sigmar Gabriel, vicepresidente del gobierno alemán y líder del Partido Socialdemócrata (SPD)


Más información, Business Insider y Der Spiegel


Quieren echar a Platón, Descartes o Kant de la Universidad por ser blancos



They are said to be the founding fathers of Western philosophy, whose ideas underpin civilised society.

But students at a prestigious London university are demanding that figures such as Plato, Descartes and Immanuel Kant should be largely dropped from the curriculum because they are white.

The student union at the School of Oriental and African Studies (SOAS) insists that when studying philosophy “the majority of philosophers on our courses” should be from Africa and Asia.

The union said it is part of wider campaign to “decolonise” the university, as it seeks to “address the structural and epistemological legacy of colonialism”.

It comes after education leaders warned that universities will be forced to pander to the demands of “snowflake” students, however unreasonable they might be.

Under proposed reforms to higher education, the Government wants to place student satisfaction at the heart of a new ranking system, but critics fear it could undermine academic integrity.

Sir Roger Scruton, the philosopher, said the demands suggest “ignorance”. “You can't rule out a whole area of intellectual endeavour without having investigated it and clearly they haven't investigated what they mean by white philosophy,” he told The Mail on Sunday.

“If they think there is a colonial context from which Kant's Critique of Pure Reason arose, I would like to hear it.'

Sir Anthony Seldon, vice-chancellor of Buckingham University, added: “There is a real danger political correctness is getting out of control. We need to understand the world as it was and not to rewrite history as some might like it to have been.”
Más...


Un nuevo partido de Aznar lograría 4 millones de votos y 51 escaños



Desde el 20 de diciembre, el día que José María Aznar renunció a la presidencia de honor del PP, casi 11.000 personas han firmado en Change.org una petición para pedirle públicamente que lidere un nuevo partido político al margen del PP. Sin embargo, el porcentaje de ciudadanos que votaría al expresidente del Gobierno si fundase un nuevo partido sería muchísimo mayor. Según el macrosondeo EL ESPAÑOL / SocioMétrica, hasta un 15% de votantes (3,9 millones) estaría dispuesto a depositar de nuevo su confianza en otra formación política que abanderara el exjefe del Ejecutivo. En total, podría alcanzar una representación parlamentaria de 51 escaños.

La nueva formación política encabezada por Aznar recibiría el mayor trasvase de votos del Partido Popular, el partido que él mismo presidió durante catorce años: uno de cada cinco votantes que el 26-J apostó por Mariano Rajoy hoy lo haría por José María Aznar. Además, de los 10,4 millones de españoles que en los últimos comicios se abstuvieron, el 16,1% (1.680.189 votos) estaría dispuesto a apoyarle. Solo con estas dos variables, un partido encabezado por el expresidente del Gobierno ya se aseguraría tres millones de votos, lo que se traduciría en una representación parlamentaria de 40 escaños, ocho más de lo que hoy tiene Ciudadanos.
Más...



Por qué Trump no puede sacar a EEUU del mundo



The critical importance of the Greater Caribbean to the Mississippi River system made it necessary for America to strategically dominate what might be called the American Mediterranean — for such is the geopolitical centrality of the Greater Caribbean to the entire Western Hemisphere. This process of domination began roughly with the Monroe Doctrine and was completed with the building of the Panama Canal. Having become the dominant hemispheric power, the United States was then in a position to help determine the balance of power in the other hemisphere — and that is what the history of the 20th century was all about. Fighting two world wars and the Cold War was about not letting any power or alliance of powers dominate the Old World to the extent that the United States dominated the New World.

But before controlling the Caribbean, Americans first had to settle a continent. The barrier to that was the Great Plains, or the Great American Desert, as it was called in the 19th century. For the well-watered Midwest with its rich farmland was but an extension of the East. Yet the Great American Desert was dry, achingly flat in large measure and water-starved compared with the Midwest. While the riverine eastern half of the continent was friendly to individualism, the western half required communalism, to properly apportion scarce water resources. Indeed, whereas Iowa is basically 100 percent arable, Utah with its cindery bleakness is only 3 percent arable. The Great Plains and the Rocky Mountain West constituted the real discontinuities in American history, since they fundamentally altered Anglo-Saxon culture and created a distinctly American one.

This American culture was only in small measure that of the cowboy tradition, with its lonesome risk-taking. In much larger measure it was about supreme caution, the respecting of limits, and thinking tragically in order to avoid tragedy: that was the only psychology and strategy able to deal with a stupefyingly hostile and parched landscape. The very settlement of the American West taught pioneers, despite all their conquests, that they could not always have their way in the world. And that is precisely the message advanced by the three greatest interpreters of westward expansion: Walter Prescott Webb, Bernard DeVoto and Wallace Stegner, all writing their most significant works in the middle decades of the 20th century, when the settlement of the West was much closer in time than it is now.

Another thing: The United States required the resources of an entire continent to defeat German and Japanese fascism, and later Soviet Communism. Without Manifest Destiny, there could have been no victory in World War II. But because settling that continent involved slavery and genocide against the indigenous inhabitants, American history is morally unresolvable. Thus, the only way to ultimately overcome our sins is to do good in the world. But doing good must be tempered by always thinking about what can go wrong in the process. These are all, deep down, the lessons of the interaction between Americans and their landscape.

ROBERT D. KAPLAN | Th New York Times


diumenge, 8 de gener de 2017

Arturo Pérez-Reverte, el pesimista lúcido




Sobre la guerra civil

...Lo de los buenos y malos no me lo creo porque yo he hecho como 20 guerras como reportero y lo he visto. Desde lejos está claro que dices que los malos son los franquistas, los estalininstas, Hitler... Pero de cerca, cuando estás con la gente, la cosa no es tan simple. Una guerra no es una elección ideológica, es una tragedia. Al final siempre hay un chaval de 18 años que está ahí y al que le da igual la bandera. ¿Es más idealista un falangista de 18 años o un comunista de 18 años?

(...)
Uno puede estar cerca de un bando o de otro, sin duda, lo que no implica que no pueda tener las luces suficientes para ver que los seres humanos son los mismos en todas partes y que en todas hay héroes, verdugos, canallas, oportunistas, sinvergüenzas, criminales... El problema es que en España nunca reconocemos en el adversario ninguna virtud, todo son defectos. Es decir, el enemigo nunca puede ser valiente, honrado o digno, siempre ha de ser cobarde, despreciable y vil. Yo no soy equidistante, trato de ser ecuánime. Mi actitud no es la misma ante el bando fascista que ante el republicano, del que me siento más cerca, pero los veo con ecuanimidad.

(...) 
¿Ha avanzado España en ecuanimidad? No. Se está peor que antes, porque los testigos se están muriendo. Hay unas generaciones nuevas que no tienen fuentes directas y que se están guiando por cuatro tuits. La visión es paradójicamente más parcial y maniquea que hace 30 o 40 años, cuando los testigos aún estaban vivos. Aún quedan, pero ya no se les escucha. He visto a niñatos de 20 años dando lecciones de historia en Twitter a gente que hizo la guerra o a sus hijos. Vivimos en un mundo de etiquetas fáciles donde 140 caracteres son más importantes que un libro, donde no se habla de un argumento sino de lo que un tuit dice sobre ese argumento. Si yo escribo sobre la guerra, la mayoría no hablará de mi libro sino de lo que dicen otros sobre mi libro.

(...) 
...para mí la gente de la guerra tiene nombres y apellidos. La nuestra me la contaron quienes la habían vivido. No necesito acudir a los libros y a las películas, tengo mi propio criterio y sé que junto a idealistas y gente noble y digna había muchísimo sinvergüenza. Hubo 200.000 muertos en el frente, pero hubo 200.000 en la retaguardia. Fusilados, torturados, violados, asesinados, robados, sañados, expoliados y encarcelados. Alguien tuvo que matarlos, en los dos bandos. ¿Es que todos nuestros abuelos fueron héroes que defendieron la República o a Cristo Rey en el frente? No, alguno fue un hijo de puta con camisa azul o con mono de miliciano que estuvo sacando a la gente de la casa para darle un tiro en la cuneta. Porque hubo cunetas en los dos bandos. Recalca esto: cuidado con los abuelos, porque muchos estuvieron matando gente, porque no todos fueron héroes.
Sobre el 'machismo', el feminismo y las mujeres

Tengo una hija, Carlota, que tiene 32 años. El primero que quiere que viva en un mundo en el que se reconozcan sus derechos y sus deberes y que esté en un plano de igualdad con los hombres o, si es inteligente, por encima de los hombres que no lo son, soy yo. Por eso sé que el feminismo es necesario y deseo que las injusticias que llevan muchos siglos perpetrándose desaparezcan. Eso hasta ahí. Luego en mis novelas lo he demostrado docenas de veces con mis personajes femeninos, que con frecuencia son duros, potentes... y cuando son malas, son mucho más peligrosas que los hombres. A mí no tiene que darme nadie lecciones de cómo tratar a los hombres y a las mujeres. No acepto el folclorismo estúpido, ultrarradical, fanático y analfabeto de algunos sectores que se dicen feministas y que lo que hacen es empañar el verdadero feminismo. Ese, el intelectualmente respetable, cuenta con mi respeto, porque me interesa que mi hija se beneficie de él. Pero del feminismo de la estupidez, el que perjudica no sólo a mi hija sino a todas las mujeres, de ese 'estoy contra' me burlo. Esa es la cuestión.

Sobre Trump y los políticos

A ver, hay una conclusión a la que he llegado y es que los pueblos tienen lo que se merecen. Los americanos tienen a Trump porque quieren tenerlo, igual que nuestra clase política es el resultado de nosotros mismos. No han venido unos marcianos en un platillo para adueñarse del poder. Han salido de nuestras casas, de nuestros dormitorios. Somos tan culpables de lo que hace un político español como el propio político. ¿No nos representan? ¡Pues claro que nos representan! Igual a ti no pero sí al sentir general, a la mediocre catadura moral que a veces los españoles tenemos frente a los grandes desafíos. Ese oportunismo, esa vileza de los políticos es nuestra también.

Sobre el terrorismo islamista

Es que van a ganar. Los derrotarán en Irak o en Siria pero van a triunfar, porque son jóvenes, tienen hambre, un rencor histórico acumulado y absolutamente comprensible, cuentas que ajustar, desesperación, cojones, fuerza demográfica... Occidente y Europa en cambio son viejos, cobardes, caducos y no se atreven a defenderse. Cuando hay lobos y hay ovejas no hay duda de quién va a ganar. Estamos teniendo el resultado de nuestra pasividad, de nuestro confort, de nuestra demagogia. Ellos no tienen esos obstáculos. Como dijo uno de los imanes, «usaremos vuestra democracia para destruir vuestra democracia». Está perfectamente definido. Europa es vieja e indefensa.