Translate | Traducir

diumenge, 30 d’abril de 2017

La Ley de transitoriedad del secesionismo catalán es el equivalente jurídico de la Ley Habilitante de los nazis




Artículo 2 — Las leyes emitidas por el Gobierno del Reich pueden diferir de la Constitución en tanto no contradigan las instituciones del Reichstag y del Reichsrat. Los derechos del Presidente quedan sin modificación. Ley Habilitante (Ley para solucionar los peligros que acechan al Pueblo y al Estado). Alemania, 1933.

El camino está iniciado. Ya han abierto la puerta. Quedan pocas escenas (pantallas dicen ahora). Una democracia rota y una ciudadanía sin derechos. A eso vamos.

El Parlament de Catalunya, es decir, esa mayoría política secesionista que tiene mayoría absoluta (no social) por efecto del sistema electoral, ha dado luz verde a la reforma del Reglamento por la que se van a poder aprobar, en lectura única y por el procedimiento de urgencia, tres leyes, las llamadas “de desconexión”, que son la de Transitoriedad jurídica, la de la Hacienda Pública y la de la Seguridad Social, en las que se van a basar para construir inicialmente lo que denominan “la república catalana”.

Vergonzantemente, estas leyes, estos proyectos o proposiciones de ley, --no los califico específicamente porque no sabemos, ni tan siquiera lo sabe la oposición parlamentaria--, tienen un contenido desconocido. Se han preparado en secreto, dicen que porque así dificultarán tanto las enmiendas como la [casi] segura impugnación ante el Tribunal Constitucional.

Creen, el Govern y esa mayoría parlamentaria, que mediante un filibusterismo parlamentario de principiantes, el control de constitucionalidad, ese control que es el propio de las democracias contemporáneas, no va a poder ser ejercido. Porque, con una aprobación “exprés” de las normas, en las horas que transcurrirían entre la aprobación en el Parlament y la admisión a trámite del recurso, que suspende su aplicación, podrán proclamar “legalmente” esas leyes de desconexión, buscando la independencia de facto, instaurando esas “estructuras de estado” que con ellas quieren poner en pie.

Es decir, que, aunque con otro mecanismo leguleyo, van a hacer como si estuviera en vigor ese artículo 2 que he citado en el frontispicio, de la denominada Ley Habilitante alemana de 1933, por el que la República de Weimar dejó de existir dejando expedito el camino a la formación del régimen nacionalsocialista. De hecho, la llamada Ley de transitoriedad jurídica, no es más, por lo que se ha venido filtrando sobre la misma, que la habilitación de la instauración de la anticonstitucionalidad como si de un régimen legal se tratara.

Intentan también ahí hacer creer que mediante esa Ley de transitoriedad, se pasará “de la ley a la ley”, es decir, que dejarán “legalmente” de aplicarse leyes españolas para ser sustituidas también “legalmente” por leyes catalanas. Ello es una falacia, jurídicamente hablando. Las leyes, para ser jurídicamente válidas, tienen que derivar de otras legalmente vigentes y elaborarse siguiendo el procedimiento reglamentariamente previsto.

Pero no sólo desde una perspectiva formal, sino también material. Formalmente, la Ley de Transitoriedad puede ser adoptada siguiendo un procedimiento establecido en el Reglament reformado (falta por ver si se impugnará y si entrará en vigor), pero el Parlament de Cataluña sólo puede legislar en el ámbito de sus competencias, que están definidas en la Constitución y en el Estatuto de Autonomía de 2006. Entre tales competencias, no está la de romper con el sistema constitucional vigente desde 1978.

La involución democrática que con todo ello tiene lugar no tiene parangón. Sólo es comparable a la situación de Polonia (que está bajo la aplicación del mecanismo preventivo por infracción del Estado de Derecho) y, también, a la de Hungría (sometida asimismo a un procedimiento de infracción de derechos fundamentales por parte de la Comisión Europea).

En ambos supuestos, los procedimientos no se emprenden contra lo que en la nomenclatura europea son “autoridades regionales” sino contra las autoridades del Estado miembro de la UE. En nuestro caso, es una Comunidad Autónoma quien está vulnerando el Estado de Derecho y los derechos fundamentales. Aunque cabría exigir responsabilidades al Gobierno español, por culpa “in vigilando”, como cuando se le exigen por incumplimiento de la tasa de déficit, aunque el incumplimiento venga de una o varias Comunidades Autónomas.

Se vulnera el Estado de Derecho y se violan los derechos fundamentales, entre ellos el de seguridad jurídica, cuando se nos amenaza, además, con sanciones si no acatamos lo anticonstitucional. No es nueva la amenaza actual. Ya en la Universitat Catalana d’Estiu se nos explicó que los funcionarios tendríamos que “reciclarnos”, no sólo los de cuerpos estatales, también los de la Generalitat y de las administraciones locales, porque teníamos que adaptarnos a las reglas y principios de la futura “república catalana”.

El director de la Escuela de Administración Pública de Cataluña reforzó también esas declaraciones. Ahora, un diputado de JxS vuelve a la carga y, además, el President de la Generalitat, refuerza sus palabras en sede parlamentaria. Se amenaza, véase bien, no por no cumplir la ley, sino por no violarla!!!

Y las autoridades, iba a decir nuestras autoridades, pero no son “nuestras”, es decir, de todos, sino de unos cuantos, aplauden voluptuosamente que la máxima representación del Estado en Cataluña, es decir, el President de la Generalitat, respalde las barriobajeras amenazas directas infligidas por un diputado. Cierto, la libertad de expresión en el Parlament todo lo puede…. Hasta que lo expresado se convierte en acto jurídico. Ahí, en el momento en que se produzca, ya no va a caber el esconderse en el cobijo de la cámara para atentar contra los derechos ciudadanos.

Y, mientras tanto, los políticos, especialmente los del arco constitucional, ¿van a continuar aceptando la ignominia consistente en que una mayoría parlamentaria legisle saltándose las propias normas? ¿Se puede legislar, en democracia, sin que exista debate político? ¿Se puede legislar, en democracia, hurtando el conocimiento de las normas a la ciudadanía? Sólo por recordarlo, ya que seguramente caerá en saco roto, citaré lo que dispone la Ley 19/2014, de 29 de diciembre, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno, una Ley aprobada por el propio Parlament de Cataluña, ésta sí, en el marco de sus competencias.

En ella, en el artículo 10, se establece la obligación de dar a conocer las actuaciones y decisiones de relevancia jurídica. Entre ellas:

Los procedimientos normativos en curso de elaboración, con la indicación del estado de tramitación en que se encuentran.

Las memorias y los documentos justificativos de la tramitación de los proyectos o anteproyectos normativos, los distintos textos de las disposiciones y la relación y valoración de los documentos originados por los procedimientos de información pública y participación ciudadana y por la intervención de los grupos de interés, en su caso.

¿Se ha invocado este art. 10 en algún lugar? ¿Alguien ha pedido, bajo su aplicación, información acerca de las leyes de desconexión? Si se ha hecho, ¿se ha hecho público el resultado obtenido? Ciertamente, lo desconocemos.

La ciudadanía, ¿qué va a tener que hacer ante tanto atropello? ¿Vamos a tener que ser héroes? ¿Vamos a tener que organizar la “resistencia” a la opresión? ¿Nos van a defender las instituciones democráticas o tendremos que confiar en nuestras propias fuerzas?

...............
Teresa Freixes es Catedrática de Derecho Constitucional UAB; Catedrática Jean Monnet ad personam; Miembro de la Real Academia Europea de Doctores y Presidenta de Concordia Cívica.
Artículo publicado en Economía Digital





En España, desde 1965, no ha habido ningún calentamiento en los inviernos








divendres, 28 d’abril de 2017

100 días de Trump y sin apocalipsis




Los que nos atrevimos a predecir no sólo que Trump ganaría la presidencia de los EEUU sino también que no pasaría nada excepcional ni se produciría ningún apocalipsis democrático por ello, podemos felicitarnos. Los 100 primeros días de presidencia del outsider republicano lo han confirmado.

Por el contrario, los que se engañaron a sí mismos y engañaron a los demás asegurando que no había la más mínima duda de la victoria de Hillary Clinton, los que pusieron el grito en el cielo cuando ganó Donald Trump contra todos sus pronósticos, los que intentaron impedir por todos los medios que tomase posesión de su cargo, los que aterrorizados nos aterrorizaban advirtiendo que su llegada al poder sería poco más o menos como la llegada de Hitler al Reichstag, tendrían ahora que hacer autocrítica, aceptar que se equivocaron, que informaron con un fanatismo partidista sin precedentes y, sobre todo, reconocer que socavaron la credibilidad de la democracia estadounidense -que desde su nacimiento ha estado y está blindada frente a la tiranía- con la única finalidad de asustar a los electores.

Lamentablemente, eso no ocurrirá. No harán autocrítica. Ni ahora, ni nunca. Se limitarán a lo que hacen siempre en éstas situaciones: disimular. Ya han empezado a hacerlo con motivo de los 100 días de Trump.

En lugar de ser coherentes y manifestar su alivio porque no haya logrado implementar sus tan terribles promesas electorales, se lo reprochan. 'Oiga, que prometió esto y lo otro y ahora nada. Oiga, que ha resultado ser un tigre de papel incapaz de imponerse a nadie para poder sacar adelante sus propuestas'. Y promulgan su incapacidad y su derrota.

Pero al actuar así vuelven a equivocarse. Trump todavía no ha perdido casi nada. Es cuestión de tiempo. Algunas cosas las logrará tal y como las quería, otras no. Y muchas serán reformuladas y modificadas para lograr los apoyos suficientes para su aprobación.

Nada parecido, pues, ni a una revolución ni a una contrarrevolución. Tan sólo un tipo peculiar que, como todos sus predecesores, no tiene otra opción que gobernar dentro de la ley y la Constitución.

El apocalipsis tampoco será para hoy.

*************


La bajada de impuestos de Trump supone para las rentas más bajas casi duplicar su renta disponible actual, pero para El País  solo beneficia a los ricos. ¿Fake News? 

La revolución fiscal y los 100 días de Trump
`
Estados Unidos, en los últimos ocho años, ha vivido la mayor transferencia de riqueza de los ahorradores y la clase media al Estado de su historia. $1,5 billones de nuevos impuestos, casi $10 billones de nueva deuda y $4,5 billones de expansión monetaria para un aumento del PIB de casi $3 billones.

Si hay algo enternecedor de los análisis de los economistas intervencionistas es que, los mismos que aplaudían la política de más gasto, más impuestos y más déficit de Hillary Clinton y Obama, hoy se llevan las manos a la cabeza ante las bajadas de impuestos porque… pueden aumentar el déficit. Parece que el déficit es solo bueno cuando nos quitan dinero del bolsillo, no cuando nos lo devuelven.

El plan fiscal de Mnuchin tiene toda la lógica económica y además, es políticamente brillante. Como explica Jeffrey Tucker, de la Fundación para la Educación Económica, es un plan que fortalece el crecimiento y mejorará los ingresos por mayor crecimiento. Y además, sus votantes lo perciben inmediatamente.

Bajada del Impuesto de Sociedades del 35% al 15%.

Bajada del impuesto sobre las plusvalías de 23,8% al 20%.

Bajada de IRPF a todos los ciudadanos al 10%, 25%, y 35%.

La deducción máxima por persona se duplica y las deducciones por hipoteca y gastos familiares se mantienen.

Las bajadas en el Impuesto de la Renta implican que los ciudadanos que ganen menos de 25.000 dólares anuales no paguen IRPF, los de menos de 75.000 dólares, lo hagan sólo al 10%, entre 75.000 y 225.000 dólares, al 20% y para el resto, al 25%, según Mnuchin.

La mayor bajada de impuestos de la historia supondría en las rentas más bajas casi duplicar su renta disponible actual.
Leer el artículo completo de Daniel Lacalle, aquí




dijous, 27 d’abril de 2017

Cataluña, precursores también en populismo y corrupción


López Tena: “No vull formar part de tota aquesta farsa”













¿Son las cuentas de Trump las del Gran Capitán?




Trump propone reducir las deducciones a los más ricos y recortar los impuestos corporativos y las tasas fiscales personales


Here are the key points of the plan as it was released:


  • Corporate tax rate of 15%: Such a rate would deliver on Trump's campaign promise. The current federal statutory rate is 35%.
  • Allows pass-through rate for business owners: Instead of self-owned businesses being taxed at the personal income rate, business owners would have incomes from operations taxed at the 15% rate. So if you own your own business, income from that business would be taxed at the corporate rate. According to The New York Times, that could apply to the Trump Organization.
  • No border-adjustment tax: The tax on imports was favored by House GOP leaders such as Speaker Paul Ryan and Kevin Brady, the chair of the Ways and Means Committee. Mnuchin said the White House talked to Ryan and Brady but thought the tax did not "work in its current form."
  • A slight adjustment to individual tax rates: White House officials said there would be three tax brackets with rates of 35%, 25%, and 10%, down from the current seven brackets. Cohn told reporters that he did not have the exact incomes associated with the brackets.
  • Doubling of the standard individual tax deduction: This would allow individual filers to deduct their first $12,700 in income from their taxes and $25,400 for joint filers, as opposed to the current $6,350 for individuals and $12,700 for joint filers.
  • A one-time repatriation tax: This would allow companies to bring back money from overseas to the US with a slightly lower, one-time tax. The White House did not clarify the rate at which this money would be taxed. President George Bush enacted a repatriation tax at a 5.25% rate in 2004, but studies show the money brought back mostly went to stock buybacks and dividends rather than hiring workers.
  • Elimination of the estate tax: This would eliminate a tax on assets being transferred through a will.
  • Elimination of itemized tax deductions other than charitable donations and mortgage payments: Mnuchin said this provision would close "loopholes" and offset the decrease in base tax rate for high income Americans.
  • Repeal a 3.8% tax on net investment income: The tax was levied on "individuals, estates and trusts" with higher than a certain threshold in investment income. For instance, the threshold for an individual was $200,000 in investment income last year.
  • Repeal the alternative minimum tax: This tax requires some people who have large numbers of deductions to calculate their income tax under the normal tax rate and the alternative and pay the higher amount. According to the Tax Policy Center, the tax was originally designed to eliminate large deductions by wealthier people, but now applies to about 5 million people.
  • No infrastructure spending: Reports on Tuesday said Trump was considering including infrastructure spending in the plan to try to win over Democrats. Mnuchin denied the report in the speech, saying the proposal would be "just a tax plan."
Más...



*************

La deuda que dejó cada presidente de los EEUU



Por qué los datos de la EPA no son malos



Esta mañana conocíamos los datos de la EPA 1T 2017 y a vista de titular no reflejan una buena situación del mercado laboral. Error, el mercado laboral no es estático, no es una foto. Al contrario, se debe mirar en perspectiva para poder extraer conclusiones rigurosas.

A primera vista vemos que la tasa de paro ha repuntado hasta el 18’75% desde el 18’63% del último trimestre de 2016. ¿Es una mala señal? No, si miramos los datos disponibles, desde 2002, tan solo en 2005 la tasa de paro descendió en un primer trimestre, cuando cayó hasta 10’17% desde el 10’53% del último trimestre de 2004.

La EPA 1T 2017 ha reflejado lo previsto ya que durante el primer trimestre se vive un “efecto compensación”, es decir, durante los primeros meses del año el mercado laboral depura el empleo creado a final del año anterior vinculado a la Navidad y rebajas distorsionando las cifras del mercado de trabajo. Pero esto, no es síntoma de un deterioro del empleo. Por ejemplo desde 2014 que empezó a recuperarse el empleo, en todos los años (2014, 2015 y 2016) la tasa de paro repuntó en el primer trimestre y no impidió que todos los años se saldaran con un descenso del paro y un aumento de la ocupación. Así pues en el 1T 2014 el paro se situaba en el 25’93% y en el 1T 2017 en el 18’75%, es decir, 7’18 puntos menos. Este descenso se traduce en 1.487.700 ocupados más que al inicio de 2014.
Seguir leyendo...


España crea más de 408.000 empleos en el último año, casi la mitad indefinidos

El paro subió y el empleo bajó en el primer trimestre. Aunque, a primera vista, estos datos pudieran parecer negativos, cabe tener en cuenta que es la tónica habitual que registra el mercado laboral español en los tres primeros meses del año como consecuencia de la estacionalidad -desaparecen buena parte de los contratos temporales firmados para la campaña navideña sin que el tirón de la Semana Santa logre compensarlos-, y, de hecho, una vez eliminado ese efecto coyuntural, la mejora laboral se mantiene.
Más...



dimarts, 25 d’abril de 2017

Macron es la derecha y Le Pen la izquierda




Dice Arcadi Espada que 'la derecha y la izquierda, viejas y un punto sarnosas, están en los lugares, respectivamente, de Marine Le Pen y Jean-Luc Mélenchon'. Lo dice en un artículo con el que coincido en todo menos en esa frase. El fascismo y el comunismo nunca han sido los extremos opuestos del espectro político sino los vasos comunicantes de dos versiones ideológicas de la sociedad cerrada y totalitaria. Es cierto que ni Marine ni Jean-Luc no son ya ni lo uno ni lo otro. Pero síguen representando la oposición al modelo de la sociedad abierta. Y los que son oposición al modelo, según la tradición parlamentaria francesa, se sientan siempre a la izquierda, con independencia de su etiqueta ideológica de turno.

En Francia, el Frente Nacional es hoy la principal fuerza política de izquierda. No sólo ha ocupado el espacio político que tuvo en su día el Partido Comunista entre la clase obrera francesa sino que lo ha ampliado conquistado caladeros de voto entre sectores considerados progresistas, como los jóvenes, los gays o las mujeres.



Los datos así lo atestiguan. Marine Le Pen es la candidata que más votos ha obtenido de las mujeres (24%), de los jóvenes de entre 18 y 49 años (53%) y especialmente de obreros y empleados, que han sido el 70% de sus votantes. Marine Le Pen se ha desmarcado de posiciones clericales y ultraconservadoras. Sin ir más lejos, no se ha opuesto a la Ley del matrimonio homosexual ni participó en las marchas que se convocaron en contra del mismo. Florian Philippot, su mano derecha, es homosexual. De hecho 1 de cada 3 homosexuales admite votar al Frente Nacional, como por ejemplo Matthieu Chartraire, Mister Gay 2015. Le Pen tampoco está a favor de la prohibición del aborto.

Los datos electorales ratifican estudios sociológicos previos que señalan que el 32% de los franceses que tienen ingresos inferiores a los 1.250 € mensuales y el 30% de los que sólo tiene la educación básica obligatoria votan por el Frente Nacional. No hace falta decir que la gran mayoría de ellos son hijos de inmigrantes.


El FN, pues, se ha instalado en el espacio político que durante más de medio siglo ocupó la izquierda comunista. El proletario es ahora el ciudadano perjudicado por la globalización. Y quién defiende sus intereses ya no es la izquierda marxista sino una desdemonizada Marine Le Pen, que quiere salir del euro, recuperar la soberanía monetaria, económica y nacional y que aboga por la democracia directa a través de referéndums. Tal vez por todo eso Mélenchon, el amigo de Pablo Iglesias, no ha pedido el voto para Macron.



Macron es, en efecto, la derecha. No es específicamente ni la derecha conservadora republicana, ni la derecha reaccionaria y chauvinista, ni la derecha estrictamente liberal. Macron es la mano visible que, como en la actual Suecia del capitalismo del bienestar, pretende hacer lo correcto, sea ello de izquierdas o de derechas. Hacer lo correcto. Una definición que sirvió siempre para la derecha liberal hasta que se hizo socialdemócrata.



**********************


Ocupar el espacio de la izquierda no es una exclusiva del marxismo. Odian´más a Marine Le Pen por eso que por ser nacionalista, proteccionista y anti UE


La nueva confrontación Este-Oeste (Le Pen-Macron)








***********************



Cuando los conservadores europeos aceptan ese sistema, la estabilidad tiende a producirse, dice Daniel Ziblatt, profesor de la Universidad de Harvard

En el mundo del conservadurismo del partido en la Europa del siglo 19, una ruptura sutil pero trascendental ocurrió en algunos países pero no en otros. Los conservadores, que representa el antiguo régimen, aristócratas, y otros grupos de élite que se oponen a la democracia, en principio, pronto se dio cuenta del poder de los partidos políticos y descubrieron la importancia de la acción política pragmática. Los partidos políticos fueron un invento que transformó el mundo. Un observador en el momento comparó el descubrimiento del poder de las partes en el descubrimiento Spartan del poder de infantería en la guerra. Cuando los conservadores, en una serie de países, entre ellos Gran Bretaña, Bélgica, y en Escandinavia, se dieron cuenta del poder de los partidos políticos y los construyen, en última instancia, la propia democracia se convirtió en más seguro para ellos y más duradera. En países en los que esta innovación conservadora no sucedió (Alemania y gran parte del sur de Europa), la democracia era mucho más desquiciado y frágil.

GACETA: ¿Por qué cree partidos conservadores son tan importantes para la historia de la democracia?

ZIBLATT: Aquí es donde las cosas se ponen interesantes. El mayor obstáculo para la creación de una democracia sostenible en el pasado, y hoy también, es el miedo de las élites autocráticas a la democracia; sienten que su riqueza, estatus y poder se ve amenazada por la democracia. Una cifra que estudié de cerca era Lord Salisbury, un siglo 19 el primer ministro desde hace mucho tiempo del partido conservador en Gran Bretaña, un miembro de los ricos, élite terrateniente, y un hombre de gran alcance. Estudié sus papeles celebradas en un archivo en el sótano enorme fuera de la casa de su familia de Londres. Me sorprendió ver en la década de 1860 el temor que él era de la democracia. Pensó reforma sufragio a ampliar los derechos de voto a la clase de trabajo que él y sus compañeros la ruina. Por la década de 1880, la reaccionaria Lord Salisbury había experimentado una conversión sutil. Todavía estaba, en principio, no es gran fan de la democracia, sino que estaba trabajando estrechamente ahora con operadores del partido para el partido conservador, tipo de científicos proto-política que estudiaron datos demográficos, que podrían tratar de ganar las elecciones para la fiesta de Salisbury. Además, su partido construyó una organización de movilización de masas. La maquinaria de la organización del partido convirtió un oponente dogmática en un demócrata reacios.

GACETA: Pero los conservadores, presumiblemente, no siempre han llegado a la democracia con tanta facilidad?

ZIBLATT: Sí, eso es correcto, y este es el gran contraste en la historia europea. Había todo un grupo de países en los que esta ruptura no ocurrió. Un ejemplo estudié involucrado de cerca los repetidos esfuerzos de los conservadores alemanes para construir estructuras de los partidos políticos. A finales de la década de 1890, estos esfuerzos sólo habían fallado. La derecha estaba fracturada. El movimiento de base de derecha fue controlada por los grupos de interés y las partes no políticos. Sin partidos políticos disponibles para la derecha, los servidores de seguridad de la organización que vienen con los partidos políticos estaban ausentes, y las fuerzas de derecha radical mucho más peligrosos comenzaron a afirmarse en la política. En mi libro que tengo dos capítulos que describen el ascenso y la caída de la Alemania de Weimar, el análisis de la historia de este momento trágico en la historia europea, mostrando que era, en parte, la fragilidad de la tradición tory alemana que abrió la puerta para que las fuerzas de derecha radical y en última instancia el ascenso de partido nazi de Adolf Hitler. En una forma irónica, la naturaleza fracturada de conservadurismo alemán era el talón de Aquiles del experimento de la Alemania de Weimar con la democracia

GACETA: Parece que su argumento tiene algunas implicaciones específicas para el estado de la democracia en la actualidad.

ZIBLATT: De hecho, esto es correcto. Mientras que mi libro es totalmente histórico, los lectores me han dicho que es una parábola de la crisis actual de la democracia. Cuando uno compara el conservadurismo alemán y británico en el pasado y piensa en cómo se desarrollaron estas sociedades, se llega gradualmente a la conclusión de que la democracia puede de hecho requerir un conservadurismo robusta que ya ha hecho su paz con democracia. Sea cual sea la orientación ideológica de uno, una condición previa para la estabilidad democrática puede ser un derecho electoral fuerte, respetuoso de la Constitución. La ausencia de un fuerte partido conservador constitucional no puede significar simplemente un triunfo democrático liberal o social perdurable en el futuro. Sin un fuerte derecho constitucional, se abre la puerta para que las fuerzas de derecha mucho más peligrosos, que ni siquiera se pueden aceptar las normas básicas de la democracia. Además, sin un partido conservador robusta de la derecha, las fuerzas reaccionarias históricamente han mirado para ganar poder a través de medios extra-constitucionales - golpes militares y contrarrevoluciones. Todos los grupos sociales merecen el derecho a la legítima participación en la política. Sin él, el resultado es una democracia frágil.

GACETA: ¿Está preocupado por el estado de la democracia en el mundo de hoy?

ZIBLATT: Sí, mucho. La presencia de una forma de populismo de derecha en Europa y Estados Unidos, que apenas acepta las normas básicas de la democracia es preocupante. Lo que hay que hacer al respecto es la cuestión. Muchos han hablado sobre el papel de la globalización en el desencadenamiento de esto. Tiendo a pensar que también hay que pensar en las responsabilidades de los partidos políticos existentes en distanciarse de estas fuerzas, al no estar tentado a colaborar. Cómo partidos mayoritarios pueden hacer esto mientras se mantiene el apoyo electoral es el truco, pero es lo que los partidos políticos deben ser experto en. En cualquier caso, las lecciones trágicas de la historia de Europa dejan claro que hay momentos en que se violan las normas básicas de la democracia dentro de una democracia, y estadistas responsables, no sólo de la izquierda, sino también a la derecha. debe tener el valor político para hacer frente a este reto, y no abdicar de sus responsabilidades. La historia de Europa está llena de casos en los que esta lección no se aprendió, con consecuencias trágicas.



El Brexit puede ser lo mejor que le podía pasar a la UE



Brexit is a symptom of Britain’s deeply rooted economic imbalances: a growth model too concentrated on finance and services and dependent on foreign goods, human and financial capital; record-high social and wealth inequality; a lack of investment in infrastructure and education; and monetary and fiscal policies that have helped create a property bubble and excess household debt.

In their attempt to create a fairer and more equal country, Britons sought to sever ties from what they saw as a weakened partner. The reality is that Brexit will likely make Britain weaker and, ironically, is making the EU stronger.
Leer artículo completo, aquí


De cómo Franco salvó la ‘revolución de los claveles’



El presidente Gerald Ford y el secretario de Estado, Henry Kissinger, llegaron en visita oficial a Madrid el 31 de mayo de 1975. En su reunión con Franco, trataron la situación en Portugal y, para sorpresa de los norteamericanos, el español se mostró calmado sobre el futuro del país vecino y "con convicción manifestó que la situación portuguesa volvería a su cauce". Además, el caudillo se negó a inmiscuirse en Portugal. Según el diplomático Luis Guillermo Perinat (Recuerdos de una vida itinerante), Ford le pidió a Franco que permitiese el uso del territorio español como plataforma desde la que podrían irrumpir fuerzas de EEUU.


En aquel momento, y escogiendo cuidadosamente sus palabras que, sin duda, habían sido previamente seleccionadas, Ford llegó incluso a insinuar la petición de que España prestase ayuda para contrarrestar la revolución portuguesa sin explicitar de qué forma, pero que, por el modo de expresarse, parecía estar sugiriendo un apoyo desde territorio español para algún tipo de acción.

¿Y cómo respondió Franco ante la petición de su casi único aliado a combatir su gran enemigo, el comunismo, y en las puertas de su patria?


El Jefe del Estado reiteró, imperturbable una vez, que nada pasaría en Portugal con carácter definitivo, que había que dejar pasar el tiempo, que cualquier intervención o acción sería contraproducente y que el pueblo portugués comprendería pronto que sus dirigentes no defendían los intereses verdaderos y legítimos del país. El mismo pueblo portugués haría posible que la situación evolucionase favorablemente.

Quien fue en Portugal en esos años ministro de Asuntos Exteriores y luego primer ministro (1976-1978), el socialista y masón Mario Soares, reveló más detalles sobre la protección que dio Franco a la revolución de los claveles. En vísperas del XL aniversario del golpe, Soares declaró a La Voz de Galicia que se reunió en Londres con Manuel Fraga, entonces embajador de España (1973-1976) en el Reino Unido, para conocer los planes del régimen español.


Le pregunté: «¿Qué va a hacer Franco respecto a Portugal?». «Ya he hablado con Franco, soy muy amigo suyo», me respondió. «Y entonces, ¿qué cree que va a pasar?», insistí. «Franco es gallego y como gallego tiene un gran respeto por Portugal, luego él nunca hará nada contra Portugal». «¿Tiene certeza de eso? ¿No se irá a repetir lo de las incursiones españolas (durante la I República)?», le pregunté. «Tenga la certeza de que no, porque yo hablo con él y soy amigo de él», volvió a decirme. «¿Y qué es lo que él piensa de lo que está ocurriendo en Portugal?», añadí. «Como gallego, Franco piensa que Portugal es Portugal y debe de ser respetado y por tanto no debe preocuparse de eso», me aseguró.

Soares también conoció la petición de Ford y Kissinger a Franco para que actuase como portaaviones de un ataque de marines.


Más tarde supe, por documentos americanos desclasificados, que Gerald Ford y Kissinger fueron a hablar con Franco, cuando él ya estaba enfermo, para pedirle que dejara entrar a los ‘marines’ en Portugal para actuar contra los comunistas

Sorpresa: Franco, el coco de los demócratas europeos, respetó el peculiar proceso político portugués.


Franco les respondió: «Yo soy gallego y no acepto que Portugal no sea lo que quiera ser», eso es lo que está escrito en los documentos, y a su vez fue lo que me había transmitido Fraga. «Yo no autorizo que los ‘marines’ pasen para actuar contra Portugal», fue lo que dijo Franco. Fue fabuloso.
El artículo completo, aquí


Por qué los hechos no cambian las opiniones de la gente



They aren’t trusted by people who feel alienated from them. My reading of this study would be that it isn’t that we live in a ‘post-fact’ political climate. Rather it is that attempts to take facts out of their social context won’t work. For me and my friends it seems incomprehensible to ignore the facts, whether about the science of vaccination, or the law and economics of leaving the EU. But me and my friends do very well from the status quo- the Treasury, the Bar, the University work well for us. We know who these people are, we know how they work, and we trust them because we feel they are working for us, in some wider sense. People who voted Leave do suffer from a lack of trust, and my best guess is that this is a reflection of a belief that most authorities aren’t on their side, not because they necessarily reject their status as experts.
Leer artículo completo, aquí


¿Por qué Paul Wolfowitz es optimista respecto a Donald Trump?



To liberals and other critics, Wolfowitz would be the last person they want Trump to listen to. Long a lightning rod because of the havoc unleashed by the Iraq invasion, Wolfowitz has never apologized for advocating the war, although he has said—and repeated in our conversation—that it was not carried out as he would have wanted it to be. In recent days he‘s jumped right back into the public debate, nudging President Trump from the pages of the Wall Street Journal to follow up his bombing strike in neighboring Syria with more aggressive action—and, he tells me, privately emailing with Trump Defense Secretary Jim Mattis and national security advisor H.R. McMaster, both longtime contacts since his Bush days, in hopes they will pursue a U.S. strategy of stepped-up engagement in the Middle East.

“I think there is a fantastic opportunity here. It’s only a first step, it’s only an opportunity,” he says of Trump’s surprise decision to unloose an American Tomahawk missile strike in Syria after President Bashar Assad’s regime again unleashed chemical weapons on civilians, a strike that turned Wolfowitz and many of his fellow neoconservatives into unlikely cheerleaders for the actions of an administration they had previously viewed as a threat. “If nothing is done to follow up on it, it will start to seem a little bit silly in retrospect; certainly the enthusiasm will seem silly. But more importantly it will look like a lost opportunity in retrospect.”
Seguir leyendo...


dijous, 20 d’abril de 2017

Por qué es imposible crear empleos en Occidente

Repárese en un simple dato numérico. Antes de dar inicio la segunda gran ola globalizadora del capitalismo hacia principios de los años ochenta, los mercados laborales de las economías abiertas agrupaban en total a unos mil millones de trabajadores. Tres décadas después, tras la disolución del bloque soviético y la apertura de China e India a los mercados transnacionales, esa cifra se había multiplicado por tres, hasta alcanzar una oferta de mano de obra que ronda los tres mil millones de personas. Así las cosas, un político europeo de derechas o de izquierdas que ansíe mantener una mínima honestidad intelectual está obligado a explicar cómo piensa crear puestos de trabajo en París, en Roma o en Vallecas si solo en Vietnam ya hay 86 millones de candidatos a cubrirlos cobrando una décima parte del salario fijado en Occidente. O menos. Y desde la honestidad intelectual solo se puede decir que esos puestos de trabajo no se van a crear nunca. De ahí la eclosión del precariado en Europa y Norteamérica. En la Francia que votará el domingo, el precariado representa casi la mitad de la población activa del país. Y el suyo será, nadie lo dude, el voto de la frustración y de la ira. También Francia puede caer. | JOSÉ GARCÍA DOMÍNGUEZ

Eso explica por qué el proteccionismo aparece como la respuesta política adecuada. Al fin y al cabo en los últimos 150 años el proteccionismo ha sido la norma y el libre comercio la excepción. Se trata de una evidencia empírica, como también es una evidencia empírica que mantener cerradas las puertas de la economía nacional durante períodos prolongados termina por empobrecer a todos, ya que se suele perder el tren de la innovación y la revolución tecnológica.

A diferencia de épocas anteriores, la competencia de la mano de obra de países tercermundistas o en desarrollo coincide actualmente con un cambio profundo del modelo productivo nacido de la revolución industrial en el siglo XIX. Las llamadas tercera y cuarta revoluciones industriales -digital e inteligencia artificial- dejan obsoletos los modos de producción y las relaciones laborales existentes hasta hoy. Todo está cambiando y a gran velocidad. El problema es que nadie sabe a ciencia cierta dónde desembocará y cómo será ese futuro cada vez más inminente. Vivimos en la incertidumbre de las eras de transición. Y la incertidumbre encumbra a líderes peligrosos.

El suicidio democrático de Turquía




1. La confrontacional retórica islamista-nacionalista de Erdogan sigue atrayendo a masas que lo adoran por decir que está acometiendo el proceso de restablecimiento del histórico influjo otomano del país como líder del mundo islámico. Su retórica —y sus prácticas— evocan a menudo un régimen autoritario en forma de sultanato. No fue una coincidencia que los miles de seguidores de Erdogan que se congregaron para aclamar a su líder tras su victoria en el referéndum ondeasen apasionadamente banderas turcas y otomanas y coreasen “Alahu Akbar” [“Alá es el más grande”, en árabe]. Para la mayoría de los conservadores seguidores de Erdogan, “primero va Dios… y después Erdogan”. Ese sentimiento explica por qué la votación del domingo no era sólo un aburrido asunto constitucional para muchos turcos: se trataba de apoyar a un hombre ambicioso que promete resucitar un pasado glorioso.

2. La campaña por el no y sus defensores fueron sistemáticamente silenciados e intimidados por el poderoso aparato del Estado, incluida la Policía y el Poder Judicial. En cambio, la campaña por el sí gozó de todo el apoyo posible del Gobierno, con una plena movilización de los mecanismos del Estado y los recursos públicos. Aún peor: Turquía fue a las urnas bajo el estado de emergencia que se declaró tras el fallido golpe de julio.

3. Un organismo parlamentario de la Unión Europea (UE) advirtió antes del referéndum de su dudosa legitimidad democrática. Decía que el Gobierno había minado la capacidad de los diputados para hacer campaña a favor del no. “Simplemente, no se dieron las condiciones para un plebiscito libre y limpio sobre las reformas constitucionales propuestas”, decía un informe publicado por la Comisión Cívica de la UE y Turquía. Subrayaba, entre otros motivos, que los líderes de un partido prokurdo que había hecho campaña por el no llevaban encarcelados desde noviembre, acusados de tener vínculos con organizaciones terroristas. Según una ONG pro derechos civiles, en los quince meses previos al referéndum la Policía empleó la violencia para poner fin a un total de 264 protestas pacíficas en defensa del no.

4. Con aproximadamente 150 periodistas en la cárcel, había un clima generalizado de miedo.

La gran purga turca arroja cifras colosales. Según el ministro del Interior turco, Suleyman Soylu, 47.155 personas han sido encarceladas desde el intento de golpe del 15 de julio;

113.260 personas han sido detenidas;

41.499 personas han salido de la cárcel con libertad condicional y 23.861 personas han sido excarceladas sin condiciones; otros 863 sospechosos aún no han sido detenidos;

10.732 de los arrestados eran agentes de policía; 168, generales, y 7.463 miembros del Ejército seguían en prisión el pasado día 2;

2.575 jueces y fiscales y 208 gobernadores u otros administradores públicos han sido encarcelados. 
El número de civiles en prisión –incluidos discapacitados, amas de casa y ancianos– es de 26.177; más de 135.000 personas han sido purgadas. 
Un total de 7.137 académicos fueron purgados, así como 4.272 jueces y fiscales que fueron despedidos por su presunta participación en la intentona golpista.

Los defensores del no fueron amenazados y tratados como terroristas. Los observadores de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) confirmaron casos de intimidación contra la campaña del no en todo el país.

5. El Partido Republicano del Pueblo, la principal formación opositora, ha denunciado un fraude electoral. Sostiene que la votación se manipuló en fondo y forma. Cuando el recuento electoral ya llevaba una hora en marcha, la Junta Suprema Electoral declaró válidas papeletas sin sellos oficiales. Esa práctica contraviene claramente el reglamento electoral. La oposición también denunció que en algunas ciudades echaron a los apoderados de las organizaciones a favor del no de los centros electorales. En Turquía, probablemente no importa qué dice la papeleta, lo que importa es quién las cuenta. | Burak Bekdil
Artículo completo, aquí



dimarts, 18 d’abril de 2017

El Sí a Erdogan ganó en Bélgica, Francia, Alemania, Holanda, Austria y Dinamarca


Resulta curioso observar como el Sí ha ganado de calle en aquellos países en los que hay un mayor número de migrantes turcos, que coinciden a su vez con los que limitaron o impidieron que autoridades turcas participaran en actos electorales en su territorio.







Fuente: Wikipedia




dilluns, 17 d’abril de 2017

Marine Le Pen quiere relanzar el laicismo frente a la injerencia política de la Iglesia y el Papa




You are proposing to ban religious symbols in all public places. Doesn’t this radically change the concept of secularism, which is based on tolerance?

MLP: I am only referring to conspicuous religious symbols. Secularism has not had to be tolerant as there haven’t been many ostentatious religious symbols and dress until recently. This is the reality.The Muslim religion has arrived in our country like a tidal wave and radical Islam has begun to apply pressure by means of the veil. It was first banned in schools in 2004. Now, veils are everywhere in the streets. This is a significant breakaway from our idea of secularism, and from our conception of women. This offends French people.


But all religions are opposed to this ban …

MLP: Perhaps. But it is up to the French people to decide. There is a separation between Church and State in our country. If the State makes this decision, religions will have to abide by the rules.Secularism means that one can pass someone in the street without either one knowing what faith the other follows. Now, there is no contesting the fact that the veil is used as a symbol of religious faith.So, yes, we will return to a more rigorous secularism. This does not constitute an opposition to, or rejection of, religion. It is an act to ensure civil peace at a time when such religious manifestations cause more and more conflict.

You wish to relegate religions to the private sphere. So would you deny them right of expression in public debate?

MLP: Render to Caesar the things that are Caesar's, and to God the things that are God's. The Conference of Bishops of France sometimes gets involved in what does not concern it: in particular, giving political directions.I don’t get involved with what the Pope should say to his followers. I don’t think religions should tell the French people how to vote.

What is your personal relationship to religion?

MLP: I have a strong faith and I am fortunate in that I have never doubted it.However, I admit that I am angry with the Church because I think that it interferes in everything except what it should really be concerned with. I have found that, in some personal circumstances, the Church has lacked compassion. But this doesn’t mean that I have no respect for some of the priests I meet.

If you are elected, will you invite the Pope?

MLP: With great pleasure. And I will tell him exactly what I have just told you.It does not surprise me that he appeals for charity and the welcoming of migrants. Charity, however, is up to each individual. He asks that States go against the interests of their own people by not placing conditions on the acceptance of significant numbers of migrants.To me, this falls within the realm of politics and even interference, since he is also a head of State.
Entrevista completa, aquí






diumenge, 16 d’abril de 2017

¿Es o no violencia de género?

En la actualidad, la violencia en el seno de las parejas gays y lesbianas se gestiona como violencia doméstica y no como violencia de género. Una diferencia sustancial, pues la ley de violencia de género (Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género) hace referencia a la violencia física o piscológica que sufre la mujer en el seno de la pareja por parte del varón. En cambio, la ley que articula la violencia doméstica (Ley 27/2003, de 31 de julio, reguladora de la Orden de protección de las víctimas de la violencia doméstica) se refiere a la violencia sufrida por cualquier integrante del mismo núcleo familiar que el agresor, ya sea el varón que sufre violencia por parte de su cónyuge, excónyuge, padres o hijos o la mujer que sufre violencia por parte de sus padres o sus hijos.





El gallinero catalán






dissabte, 15 d’abril de 2017

Experto del MIT acusa a McMaster de falsear pruebas para justificar el ataque de Trump a Siria y hundir las relaciones EEUU-Rusia




Theodore A. Postol, profesor emérito de Ciencia, Tecnología y Política de Seguridad Nacional del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), sostiene que el ataque de gas sarín del pasado 4 de abril en la localidad siria de Khan Shaykhun no pudo ser realizada por el ejército sirio leal a Bachar al-Assad.

Postol ya había denunciado en 2013 que el ataque químico en Ghouta no había sido obra de Assad sino de grupos islamistas radicales, tal y como confirmó posteriormente una investigación oficial de la ONU.

De los tres informes realizados por Postol se desprende una sospecha inquietante: la posibilidad que se estén falseando datos para engañar a la Casa Blanca o, peor aún, que gente de la misma lo esté haciendo para protegerse de críticas de política doméstica.
It is now clear from video evidence that the WHR report was fabricated without input from the professional intelligence community.

The press reported on April 4 that a nerve agent attack had occurred in Khan Shaykhun, Syria during the early morning hours locally on that day. On April 7, The United States carried out a cruise missile attack on Syria ordered by President Trump. It now appears that the president ordered this cruise missile attack without any valid intelligence to support it.

In order to cover up the lack of intelligence to supporting the president’s action, the National Security Council produced a fraudulent intelligence report on April 11 four days later. The individual responsible for this report was Lieutenant General H. R. McMaster, the National Security Advisor. The McMaster report is completely undermined by a significant body of video evidence taken after the alleged sarin attack and before the US cruise missile attack that unambiguously shows the claims in the WHR could not possibly be true. This cannot be explained as a simple error.

The National Security Council Intelligence Report clearly refers to evidence that it claims was obtained from commercial and open sources shortly after the alleged nerve agent attack (on April 5 and April 6). If such a collection of commercial evidence was done, it would have surely found the videos contained herein.

This unambiguously indicates a dedicated attempt to manufacture a false claim that intelligence actually supported the president’s decision to attack Syria, and of far more importance, to accuse Russia of being either complicit or a participant in an alleged atrocity.

The attack on the Syrian government threatened to undermine the relationship between Russia and the United States. Cooperation between Russia and the United States is critical to the defeat of the Islamic State. In addition, the false accusation that Russia knowingly engaged in an atrocity raises the most serious questions about a willful attempt to do damage relations with Russia for domestic political purposes.

(...)

It is now obvious that this incident produced by the WHR, while just as serious in terms of the dangers it created for US security, was a clumsy and outright fabrication of a report that was certainly not supported by the intelligence community.

In this case, the president, supported by his staff, made a decision to launch 59 cruise missiles at a Syrian air base. This action was accompanied by serious risks of creating a confrontation with Russia, and also undermining cooperative efforts to win the war against the Islamic State.

I therefore conclude that there needs to be a comprehensive investigation of these events that have either misled people in the White House White House, or worse yet, been perpetrated by people to protect themselves from domestic political criticisms for uninformed and ill-considered actions. | Tercer informe
Los dos informes previos:



White House and administration officials familiar with the current debate tell me there is no consensus on how many troops to send to Syria and Iraq. Two sources told me one plan would envision sending up to 50,000 troops. Blogger and conspiracy theorist Mike Cernovich wrote on April 9 that McMaster wanted 150,000 ground troops for Syria, but U.S. officials I spoke with said that number was wildly inflated and no such plan has been under consideration.

In public the tightlipped McMaster has not revealed support for conventional ground forces in Syria. But on Sunday in an interview with Fox News, McMaster gave some insights into his thinking on the broader strategy against the Islamic State. "We are conducting very effective operations alongside our partners in Syria and in Iraq to defeat ISIS, to destroy ISIS and reestablish control of that territory, control of those populations, protect those populations, allow refugees to come back, begin reconstruction," he said.

That's significant. Obama never said the goal of the U.S. intervention in Iraq and Syria was to defeat the Islamic State, let alone to protect the population from the group and begin reconstruction. Those aims are much closer to the goals of George W. Bush's surge strategy for Iraq at the end of his second term, under which U.S. conventional forces embedded with the Iraqi army would "clear, hold and build" areas that once belonged to al Qaeda's franchise.

McMaster himself is no stranger to the surge. As a young colonel serving in Iraq, he was one of the first military officers to form a successful alliance with local forces, in Tal Afair, to defeat the predecessor to the Islamic State, al Qaeda in Iraq. During the Iraq War, McMaster became one of the closest advisers to David Petraeus, the four-star general who led the counter-insurgency strategy in Iraq that defeated al Qaeda in Iraq -- and brought about a temporary, uneasy peace there.

That peace unraveled after Obama withdrew all U.S. forces from Iraq at the end of 2011. Obama himself never apologized for that decision, even though he had to send special operations forces back to Iraq in the summer of 2014 after the Islamic State captured Mosul, Iraq's second-largest city. He argued that U.S. forces in Iraq would have been caught up inside a civil war had they stayed.

The cadre of former military advisers to Petraeus took a different view. They argued that America's abandonment of Iraq gave the Shiite majority there a license to pursue a sectarian agenda that provided a political and military opening for the Islamic State. An active U.S. presence in Iraq would have restrained those sectarian forces.

One of those advisers was H.R. McMaster. It's now up to Trump to decide whether to test the Petraeus camp's theory or try to defeat the Islamic State with a light footprint in Syria. Put another way, Trump must decide whether he wants to wage Bush's war or continue Obama's.| Eli Lake (Bloomberg)


divendres, 7 d’abril de 2017

Con el castigo a Assad, Trump advierte a Irán y Corea del Norte: no se permitirá que nadie cruce las líneas rojas




La respuesta militar de Trump al ataque químico en Siria deja claro que la política exterior de los EEUU ha cambiado. Se acabó, pues, la era Obama. La contundente respuesta de Trump al dictador Assad, al que tan sólo unos días antes parecía pragmáticamente dispuesto a aceptar en el poder, manda al mundo una señal inequívoca: no se permitirá a nadie cruzar las líneas rojas. A nadie. Que tomen nota Irán o Corea del Norte. Y también Rusia.

En algunos medios se apunta que el ataque químico del martes podría ser obra de grupos islamistas rebeldes. Al fin y al cabo, existen precedentes. Los ataques químicos en Khan al Asal y en Ghouta en 2013, que inicialmente se atribuyeron al gobierno sirio, la ONU concluyó que las sospechas recaían en el frente opositor al-Nusra.

Sin embargo, también existen precedentes de sospecha sobre la responsabilidad de Damasco en diversos ataques químicos, esporádicos y limitados, como el de esta ocasión. La tesis rusa del transporte de armas químicas del ISIS por territorio sirio y, especialmente, que estas armas se activaron al ser bombardeado el arsenal de los rebeldes en Khan Sheikhoun, resulta inverosímil.

Por un lado, la documentación gráfica disponible muestra la existencia de cráteres provocados por las bombas lanzadas desde aviones sirios en zonas alejadas del arsenal rebelde y en las que hubo también víctimas de gases venenosos. Por otro lado, es prácticamente imposible que el bombardeo del arsenal produjera la emisión de gases venenosos tipo sarín, ya que se trata de gases binarios que sólo se activan cuando se mezclan los componentes antes de su uso.

Even assuming that large quantities of both Sarin precursors were located in the same part of the same warehouse (a practice that seems odd), an air-strike is not going to cause the production of large quantities of Sarin. Dropping a bomb on the binary components does not actually provide the correct mechanism for making the nerve agent. It is an infantile argument. One of the precursors is isopropyl alcohol. It would go up in a ball of flame. A very large one. Which has not been in evidence.

Another issue is that, if the Syrian regime actually did believe that the warehouse stored chemical warfare agents, then striking it deliberately was an act of chemical warfare by proxy.

Finally, we are back to the issue of industrial capacity. It takes about 9 kg of difficult to obtain precursor materials to generate the necessary steps to produce Sarin. The ratio is similar with other nerve agents. Having a quantity of any of the nerve agents relies on a sophisticated supply chain of exotic precursors and an industrial base. Are we to seriously believe that one of the rebel factions has expended the vast sums of money and developed this industrial base, somehow not noticed to date and not molested by attack? It seems an unlikely chain of events.

Todo apunta a que Assad cometió graves errores de cálculo. Por un lado, creyó equivocadamente que la resignada aceptación de Tillerson de su continuidad en el poder era una carta blanca para actuar como le viniera en gana. Por otro, no tuvo en cuenta que los fracasos, por lo menos momentáneos, de Trump en el frente interior -restricción de visados y derogación del Obamacare- le hacían especialmente propenso a emprender acciones significativas que le permitieran cerrar filas y engrandecer su perfil presidencial. Siria le ha brindado esa oportunidad. 'America First' no significa ni inhibición ni irresolución en política exterior. Empieza, pues, con contundencia y sin vacilación, la era Trump.











dimecres, 5 d’abril de 2017

Alguien lo tenía que decir: Obama trazó una 'línea roja' contra el uso de armas químicas pero después no hizo nada

El ataque químico contra gente inocente, incluidos mujeres y niños, registrado hoy en Siria es reprensible y no puede ser ignorado por el mundo civilizado. Estos actos atroces del régimen de Bashar al Asad son consecuencia de la debilidad e irresolución de la anterior Administración [norteamericana]. El presidente Obama dijo en 2012 que trazaría una “línea roja” contra el uso de armas químicas pero después no hizo nada. Los Estados Unidos están con sus aliados en todo el planeta y condenan este intolerable ataque.



dimarts, 4 d’abril de 2017

Manifiesto por un modelo de fin de ETA sin impunidad






La infantilización universitaria amordaza la libertad de expresión en los campus

La supresión de la libertad de expresión en los campus universitarios no es una cosa nueva, analiza Jon Haidt, psicólogo social de la Universidad Stern School of Business de Nueva York. En el pasado, parece haber sido ejercida principalmente por el profesorado y las administraciones, pero ahora lo es por los propios los estudiantes.

Jon Haidt explica que se trata de una 'revolución moral' y que su último hito ha sido la creación de los 'safe spaces' en las universidades de EEUU, Canadá y Gran Bretaña a partir de 2015. Antes, los estudiantes solían estar en contra de la autoridad, en contra de las normas y por la máxima libertad. Ahora, por el contrario, son los estudiantes los que demandan que la autoridad imponga nuevas normas y regulaciones aún a costa de la libertad.



En Plaza Moyua lo interpretan así:

Es de niños cuando aprendemos los trucos para solucionar los conflictos . Y si has pasado la infancia bajo supervisión, el truco es ligarte al que pueda hacer la función de “adulto”, poniendo cara de víctima para que castigue al que le tienes manía — con o sin razón. En el caso de la universidad, su administración. Cuando lleguen al mercado laboral … supongo que el macho alfa Coleta Morada, y los vengadores de Potemos.

Si Haidt tiene razón, y esa pinta lleva, puede ocurrir que en este caso no funcione el cambio usual de “ideología” -o mentalidad- con la edad. Que se es más proclive en edades tiernas a las grandes ideas que nunca funcionan, y al crecer se le va dando más peso a la p*t* realidad. Pero si vienen embarcados en el uso del truqui del victimismo y las prohibiciones morales, podría ocurrir que eso perdure en el tiempo. Y que el mundo cambie, por una interrupción del tránsito de la infancia al adulterio.




diumenge, 2 d’abril de 2017

Para entregar el poder por las buenas Maduro y Castro tendrían que ser Pinochet, pero son algo mucho peor



Lo de Venezuela da risa, qué les puedo decir. Qué esperaban, que Maduro (es decir Raúl Castro) entregara por las buenas el poder. Santocielo. Hay que ser gilipollas, con perdón, para pensar eso. Para entregar el poder por las buenas Maduro y Castro tendrían que ser Pinochet, pero no lo son: son algo muchísimo peor. A ver, lo diré otra vez, tomen nota por favor: el verdadero golpista y el verdadero presidente de Venezuela es Raúl Castro. Maduro es un hombre formado en Cuba es decir por la policía cubana y puesto en Venezuela como monigote castrista. Un monigote completa y absolutamente controlado por la policía cubana. En Venezuela gobiernan los generales cubanos y los asesinos del DSE cubano allí asignados, y hablar del asunto como si fuera un asunto venezolano sólo demuestra complicidad y sólo demuestra abyección. Y cobardía. Así la prensa española que no menciona a los Castro en sus hipócritas y cobardes editoriales.

Pero lo más divertido de todo es el ex presidente español Zapatero tratando de ayudar a los golpistas y a los asesinos cubanos aún después de haber consumado el golpe contra lo poco que quedaba de democracia en Venezuela: no conozco el contenido de los videos que pudiera tener la policía cubana de Zapatero pero han de ser muy jugosos si tenemos en cuenta la vileza en la que se sume Zapatero con tal de servir a los Castro. | Juan Abreu