Translate | Traducir

diumenge, 26 de març de 2017

El precio de fragmentar la ciudadanía en sus identidades



Cuando la misma imagen pierde su ostentosa identidad tribal y nos acerca al rostro de su identidad humana la interpretación puede ser absolutamente distinta...


...pero, nos guste o no, las señales de tribu interfieren. Al fin y al cabo, las identidades se ostentan para deslindar, para separar lo que nosotros somos de lo que son los demás. El reproche ha sido personalmente injusto y denunciable, tanto como difícil de evitar que la gente interprete los símbolos de la tribu en lugar de la persona. Ese es el precio de fragmentar la ciudadanía en todas y cada una de sus identidades. 
"Probablemente la estrategia de fondo del terrorismo islamista es provocar la mayor separación posible de la comunidad musulmana de las demás. Y funciona. Pero los asesinatos en modo industrial serán útiles en la medida en que haya comunidades claramente separadas. Es decir, necesitan imponer la “marca tribal”; y necesitan atacar a todos los posibles nexos de unión, como pueden ser los ateos musulmanes y los pocos reformistas que intentan hacer un islam más compatible con el mundo laico y de los ideales de los DDHH. Y eso es justamente lo que hacen.

El problema es muy gordo, y tienen muchas herramientas. Vaya, que van ganando por goleada. Prohibir las marcas de tribu sería muy incompatible con el espíritu liberal de dejar hacer. Pero tampoco es muy razonable ponerse una marca descomunal, inevitable de apreciar, señalando que eres no-nosotros, y pretender que se te interprete como se interpretaría a un sí-nosotros. Aunque sería un ejercicio intelectualmente fácil, también es un ejercicio demasiado antinatural. Los humanos no funcionan así. Las tribus son para separar, y para no entenderse. Si juegas a proclamar visiblemente que no soy de tu tribu, tendrás que aceptar que los malentendidos son una consecuencia inevitable. Especialmente si dentro de los tuyos hay un grupo muy activo y con gran facilidad de circulación, empeñado en sembrar la cizaña de la forma más dramática posible. La cizaña … y la sharia. Cualquier signo que huela a sharia va a provocar una interpretación en términos de sharia, no en términos de persona. Es lo que hacen las señales."

PLAZA MOYUA


El fraude del Frente Popular

Entrevista a Manuel Álvarez Tardío y Roberto Villa García autores de '1936. Fraude y violencia'



Febrero de 1936: la demolición del mito
José María Marco


El plan de conquista del poder por el Frente Popular
Pedro Fernández Barbadillo



*****************


Josefina Manresa y Miguel Hernández


***


Los cuentos que Miguel Hernández dedicó a su hijo desde la cárcel




¿Qué es el Peronismo?