Translate | Traducir

dimarts, 10 de maig de 2016

La pauta que se repite en todas las alarmas medioambientales

The Economist, en un artículo de hace casi 20 años, afirmaba que existía una pauta que se repetía en todas las alarmas medioambientales. El primer año, un científico descubre una posible amenaza. En el segundo año, los periodistas la simplifican y la exageran. En el tercero, se suman los ecologistas o los movimientos radicales que polarizan el tema: ante una amenaza a la supervivencia del planeta o te rebelas o eres un lacayo del sistema. El cuarto año es el del burócrata, que organiza conferencias internacionales para pasar de los aspectos científicos a la reglamentación. En el quinto año, se trata de indentificar al culpable de todo y sancionarlo. Habitualmente son los Estados Unidos, però también Rusia (los CFC y el ozono) o el Brasil (la deforestación). El sexto año es el de los escépticos, que dicen que no hay para tanto. Los radicales se indignan y se quejan que los medios se hagan eco de posturas marginales contrarias al “consenso científico”. Pero en ese momento, el científico que dio la alarma suele encontrarse ya entre los escépticos. Finalmente, al séptimo año, toca hacer marcha atrás silenciosamente, y con mucha discreción se adopta la conclusión de que el problema no era tan grave.

2 comentaris:

  1. ¿Puede poner un enlace al mencionado artículo?

    Un saludo

    ResponElimina
    Respostes
    1. Disculpe el retraso en responder. El texto está sacado de un artículo de mi colección del semanario The Economist en papel y es de hace más de 20 años. No he logrado nunca obtener la versión digitalizada del mismo. Por eso no hay enlace. Muchas gracias por su interés

      Elimina

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.